Sigo con mi cruzada particular de comer menos carne roja (con lo que me gusta) y  más pescado y carnes blancas.

El pavo tendrá muchos defectos, como las personas, pero a mí me gusta. Cierto es que siempre como los filetes a la plancha y alguna vez a la milanesa pero estoy un poco hasta el mismo moño de comer el pavo de la misma manera así que decidí experimentar, al fin y al cabo, la cocina es una especie de laboratorio.
Estas albóndigas son de pavo, así, tal cual, pero en el momento de pasar la carne por la máquina le pedí a mi carnicero que le pusiera 4 lonchas de jamón serrano, 3 de bacon ahumado y una puntita de carne de cerdo y hala todo a la picadora y el resultado fue una carne más aromática y con ese mínimo punto de grasa que es necesario para que no quede un pedazo de cartón seca.
Generalmente también le llevo media cebolla y un diente de ajo para que lo pique al tiempo que la carne, pero esta vez no pudo ser, esta lejos de mi casa.
Aquí voy con la receta.
INGREDIENTES
Para las albóndigas:
Carne picada compuesta de lo siguiente:
600 gr. de carne de pechuga de pavo
200 gr. de carne de cerdo (de la parte de los filetes)
4 lonchas de jamón serrano
3 lonchas de bacon ahumado
Picar todo y agregar
pan remojado en leche (la cantidad que se estime necesaria)
1 huevo
1/2 cebolla picada muy menuda
sal y pimienta.
Para la salsa
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
1 cebolla
2 zanahorias
2 tomates hermosos y maduros
2 dientes de ajo
un manojo de hierbas aromáticas (tomillo, perejil, orégano, romero)

Elaboración
1- Coloca la carne picada en un cuenco y  agrega el pan escurrido de la leche, el huevo, la cebollita picada, el huevo, la sal y la pimienta y se mezcla todo muy bien y se deja reposar un ratito mientras vamos picando las verduras para la salsa.

2- Rehogamos en una olla con un poquito de aceite de oliva la cebolla, los pimientos, el ajo picadito.

3- Cuando esté pochado le agregamos un chorrito de vino, dejamos evaporar el alcohol y añadimos el tomate cortado en daditos, la zanahoria en rodajas, salpimentamos, incorporamos el atadillo de hierbas aromáticas y dejamos a fuego lento durante unos 20 minutos.

4-Mientras, damos forma a las albóndigas, las pasamos por harina y las freímos en un poquito de aceite para sellar la carne y evitar que se sequen con la cocción y que no se deshagan que también es otro punto a tener en cuenta.

5-Una vez que las tenemos todas y que la salsa ha estado haciendo el chup, chup correspondiente, agregamos un vaso o medio de agua si vemos que hace falta y añadimos las albóndigas,  dejamos cocer más de 10 minutos, la carne que llevan es tierna y no conviene asustarla con cocciones prolongadas o el susto nos lo dará ella a nosotras al comerla y sentirlas secas.

A disfrutar!!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *