Hace años que conozco a Alberto ya que regentó uno de los restaurantes más conocidos de esta ciudad, «O Bebedeiro», sabía de su buen hacer y su carácter cordial, así que cuando me dijeron que había abierto su propio local, «El de Alberto» supe que no tardaría en visitarle.

Una pequeña celebración familiar fue la excusa para comer allí. El local no es para concursar en los tops del diseño, ni tiene grandes vistas, ni una decoración apabullante, aunque resulta agradable, especialmente a nosotros que estuvimos en un «reservado» muy bonito. A veces pienso que me fijo demasiado en el aspecto decorativo de los locales, cuando la realidad es que si la comida es buena, todo lo demás pasa a segundo plano y ocurre también al revés.

Me reconozco bastante exigente cuando voy a comer a un sitio especial y ni todo me parece riquísimo, ni fantástico, ni la bomba, para prueba las crónicas que tengo publicadas de restaurantes que visito,  pero debo decir en honor a la verdad que la relación calidad-precio de «El de Alberto» es sin duda de un diez sobre diez.

El producto tradicional de la mano  una elaboración esmerada y una presentación extraordinaria reflejan una cocina moderna, sabrosa y a la altura de los mejores chefs.

No exagero si os digo que supero mis expectativas y me sorprendió muy agradablemente. No solo Alberto que sigue tan atento y campechano como siempre y estuvo en todo momento pendiente de que todo estuviese a nuestro gusto, también el resto del personal demostró una gran profesionalidad en el trato, algo que valoro especialmente.

Las fotos no tienen la calidad a las que estáis acostumbrados, debéis disculpar, pero en la nueva era de los móviles, dejamos con demasiada frecuencia olvidadas las cámaras y después, pasa lo que pasa.

20140830_143951

Qué os voy a contar del pan, si daban ganas hasta de comerse la panera.

20140830_145629

El primero fue una empanadilla de papel de arroz, rellena de lubrigante y molleja sobre caldo de atún. Rico, suave, delicado y sabroso.

20140830_150938

Tomate macerado en soja y jengibre, relleno de cordero y setas. Muy rico, aunque no fue mi preferido.

20140830_152709

Espectacular la vieira con risotto de limón y su concha crujiente. Maravillosa la textura y el sabor del arroz y la vieira tan rica como las que se comen con frecuencia en esta tierra.

20140830_154306

Merluza del pincho con puré de patata gallega y salmorejo ligero, cubierto de judías. Fantástico el punto de cocción de la merluza, delicioso en boca la conjunción de sabores.

20140830_160301

Picana de Black Angus y polenta suflada con huevo a baja temperatura en aceite de Trufa blanca.

¿Os tengo que decir como estaba esta carne? madre mía! para dar saltitos, magnífico plato.

20140830_162642 Donetes de chocolate blanco relleno de galleta líquida. El postre fue lo más sorprendente de cuanto nos sirvieron, reconozco que cuando lo vi me decepcionó un poco, nada de lo que veían mis ojos hacían presagiar el venturoso final. Estos donetes hay que comerlos enteros , uno a uno, eso sí. Su interior es líquido , morder el exterior supone el derrame  del interior en boca con una explosión de sabores, apoteósico.

Totalmente recomendable, hay que reservar, el local no es muy grande y se llena con facilidad.

El de Alberto

c/Angel Rebollo, 18. A Coruña

981 907411

Precio menú desgustación: 30 euros.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *