El dulce de leche es el ingrediente más característico de la confitería argentina y uruguaya. No hay pasteles o tartas de importancia que no contengan esta deliciosa crema.

Hasta Borges que al final de su vida mantenía una dieta frugal, no perdonaba su porción diaria de dulce de leche.
Hoy en día es fácil encontrar el dulce de leche envasado en las grandes superficies, pero yo a falta de poder utilizar el dulce de leche conaprole de Uruguay (el más rico del mundo), lo suelo hacer en casa.
Elaboración
  • Se pone en la olla a presión un bote de leche condensada grande y CERRADO (para mí el mejor  es el que venden en MERCADONA) de modo que cubra de agua el bote por lo menos dos dedos, se deja que hierva 1 hora (contado a partir de que empieza la válvula a girar) No pasa nada porque cueza un poco más, pero no se debe dejar menos o tendremos una cremita color indeterminado que puede estar rica pero no será dulce de leche.
  • Es conveniente hacerlo el día anterior a usarlo porque cuando se saca de la olla está súper caliente. No obstante cuando se utiliza ya frío para extenderlo bien si se ve que está muy compacto se vuelca en un plato, se bate un poco con un tenedor y si sigue “difícil para extender”, se le echa unas gotitas de leche y se calienta un poco en el micro. Son truquillos de buena cocinera.
  • De todas formas si utilizáis el de Mercadona no tendréis problemas, se extiende bárbaro.

(Si lo haces en olla normal lo debes dejar DOS HORAS de cocción desde que comience a hervir)

Puntualizaciones:

  • Hay quien dice que ésto no es dulce de leche, es leche condensada cocida, es lo mismo, el dulce de leche no es otra cosa que leche con azúcar cocinada durante muuuuchísimo tiempo.
  • ¿Qué el sabor no es el mismo? He comido dulce de leche desde que nací, de diferentes marcas y países y no hay dos que tengan el mismo sabor, dicho lo cual, no voy a entrar en los aditivos y saborizantes que le pongan las marcas para que sean más o menos rico, a mí, casi me gustan todos.
  • El Dulce de Leche no es la penicilina, no tiene una fórmula única en el mundo, pasa lo mismo que con muchas recetas, un guiso siempre es un guiso aunque variará según quien lo cocine.

Hacerlo en casa con leche condensada es fácil, rico y barato, os animo a hacerlo.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Hola Isabel,
    Tenía pendiente hacer esta receta y, como siempre, ha salido genial. A mis hijos les ha entusiasmado.
    Muchas gracias por compartirlo.
    Saludos

    • Es súper fácil, Paloma y la verdad es que el resultado es óptimo, me alegra mucho que te gustase y también a tus hijos. Saludos

    • Nunca lo hice con leche condensada desnatada, tampoco leí a nadie que la hubiese hecho, si te animas, por favor, cuéntamelo, así apuntamos tu aportación. Besitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *