El verano pasado tuve ocasión de comprar unas vainas de vainilla auténticas de Madagascar que perfumaban todo el puesto del mercadillo de Rousillón, localidad de la Provenza Francesa en el que las vendían. Las buenas vainas se caracterizan por se blanditas, grasas, flexibles al tacto y muy aromáticas. Huye de las que venden en los supermercados y que asustan al miedo tanto por su calidad como por su precio.
Hay numerosos sitios en la red donde podrás encontrar vainas de vainilla de calidad. En el Forum Gastronómico celebrado recientemente en A Coruña he visto un stand que las tenían igual, venden online y se llaman Sosa.
Aprovechando que me trajeron de Brasil una botella de Vodka para hacer caipirinha y que ya pasados cerca de cinco años aún no la había abierto, me pareció ocasión TOP  para usarla con esta receta.
Hacer Extracto de Vainilla es muy sencillo, simplemente la dificultad estriba en el ejercicio de paciencia, ya que deberás aguardar varias semanas antes de utilizarlo.
Receta
Ingredientes

– 400 ml de vodka – 10 vainas de vainilla

Elaboración
Opción A: Corta con un cuchillo afilado las vainas de forma longitudinal, retira las semillas e introduce todo dentro del vodka.
Opción B: Corta con un cuchillo afilado las vainas de forma longitudinal  e introdúcelas  dentro del vodka.
Yo he utilizado la opción A, es cierto que las semillas enturbian el líquido cuando se mueven, pero a mí no sólo no me importa, sino que me gusta que se vean las semillas. Si el líquido está en reposo, las semillas permanecen en el fondo. Esta opción me parece la que más sabor extrae de las vainas.
Tiempo de reposo: Entre 5 y 6 meses!! Bueno, ya sé que os parece una locura, pero yo hice esta foto al mes de haber hecho el experimento y ya tenía este color, cuatro meses después ya lo tiene todo, color, aroma y sabor.
Durante el período de reposo, la botellita (o frasco) de cristal ha de estar en un lugar oscuro, fresco y a poder ser, recubierta con un paño oscuro para que el alcohol fermente adecuadamente con la vainilla.
Como vivimos en el mundo de la inmediatez, elaborar algo a tanto tiempo vista, puede parecer descabellado, pero os aseguro que merece la pena por muchos motivos, a saber: no tiene aditivos, ni conservantes, ni colorantes, ni quimicos añadidos, es un aromatizante natural y tendrás extracto de vainilla para muchísimas elaboraciones. Lo mejor es hacerla y olvidarse de ella. Yo las primeras semanas no lo conseguía e iba cada tres o cuatro días a ver si variaba el color, etc., después me cansé y me olvidé, a finales de abril, fecha en el que se cumplían cinco meses y medio desde que hice la mezcla, la utilicé por primera vez y uauuuuuuuuuuuuuuuu, final feliz para una larga espera!
Frabiconsejo: Se puede sustituir el Vodka por Ron.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *