¿Quieres asegurarte de que tu tarta de queso saldrá viva del molde?

Forra la base de tu molde desmontable con un círculo de papel, corta una tira del tamaño de la altura del aro y colócala alrededor. Para que se pegue el papel y no quede flojo en el momento de verter la masa, puedes aceitar o mojar el aro, de ese modo el papel se pegará sin dificultad y estará firme.

 

IMPORTANTE: Si no estás muy segura que cierre herméticamente con el aro, debes forrarlo por fuera con papel de aluminio para evitar que pierda líquido durante el horneado. También conviene poner el molde sobre una bandeja de hornear, de ese modo, si pierde algo quedará en la bandeja y no se desparramará sobre el horno.

Una vez fría la tarta, podrás retirar el papel y todo será felicidad :)

Puedes ver AQUÍ, como pasar la tarta a la fuente de servir sin peligro de rotura.

¡¡A disfrutar!!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Comments are closed.