Las «Pastillas de caldo caseras» no son ni una receta, son un TIP a tener en cuenta para enriquecer nuestros platos, realmente también podríamos llamarle «concentrado de carne o de sabor»

Cuando hago platos muy completos como la «Carne asada» o «Carrilleras de ternera«, platos con muchas verduras, carnes y tiempo de cocción, quedan salsas muy espesas y con muchísimo sabor, así que relleno una cubitera con parte de esa salsa y las guardo en el congelador para enriquecer unas lentejas, un arroz o incluso unas simples patatas cocidas, os aseguro que funciona.

Ahhh, y por cierto, también funciona haciendo honor a su nombre, si añades una pastilla a medio litro de agua, tendrás un caldo limpio riquísimo.

A disfrutar!!

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. marcela quintero

    Hola Frabisa, tengo unas rodillas de cochino saladas y quiero saber cómo las preparas? Gracias!
    Marcela Quintero, Caracas, Venezuela

      • Marta González

        Es genial la idea. Cuando hago ese tipo de carnes de las que hablas, siempre me sobra salsa y me da muchísima pena tirarla.
        Alguna vez, la congelé, pero toda junta, no en cubitos. Me parece mucho más útil tu idea, la próxima vez así lo haré!!

  2. Me parece muy buena idea. Yo suelo hacer caldo casero y lo congelo. Pero no se me había ocurrido los cubitos. Cuando vuelva a hacer la carne asada aprovecharé.
    Gracias por tus consejos! Un bico!

  3. Está muy bien esa idea de usar la cubitera y congelar el caldito, lo que no me parece normal es que permitan que un cocinero, Arguiñano, anuncie en televisión caldos en tetrabrik y pastillas concentradas y engañe diciendo que son «caseros» Dónde está la autoridad del ramo que vela para que la publicidad sea veraz y no engañe al público?

    • Bueno, Paz, ya sabemos como es el tema de la publicidad y también sabemos hacer la «segunda lectura» que por mucho que lo diga Arguiñano o San Pedro como un caldo casero no hay nada. Ahora también te digo, no siempre podemos hacer caldito en casa por falta de tiempo o de ganas y entonces ahí si que vamos a los comprados y te aseguro que hay una diferencia abismal de unos a otros, para mí hay uno que carito pero riquísimo. Un saludo y buen finde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *