La receta de  gallina en pepitoria es un plato muy antiguo. En los recetarios hispanoárabes del siglo XIII aparecían preparaciones muy similares.

Aunque la receta original lleva gallina, , ponemos un buen pollo y riquísimo que queda, no lo dudéis. Este es un plato de mojar pan y soplar la salsa bien caliente, de los que entras en calor cuando los comes, la almendra ayudara mucho a ello.

No os olvidéis  poner un buen pan, es un acompañamiento imprescindible en este plato (para mí, en todos)
 Os encantará y a vuestra familia ni os cuento, no hay nada como un buen guiso para alegrar al personal,
  • Ingredientes 
  • – 1 gallina o 1 pollo de 1 Kg y 1/2 aprox.
  • – 2 cebollas
  • – 2 yemas de huevos (cocidas)
  • – 2 dientes de ajo (sin simiente)
  • – 12 o 14 almendras tostadas.
  • – Hebras de azafrán (8 o 10)
  • – 100 ml. de vino blanco
  • – 1/2 cucharada de harina (yo no le puse)
  • – 1/2 litro de caldo de pollo (yo lo hice calentando agua y con una pastilla de caldo de pollo)
  • – 2 hojas de laurel
  • – 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • – Sal y pimienta negra molida.
  • Elaboración
  • – Cocer los huevos en agua hirviendo durante 10 minutos. Escurrirlos, pelarlos con cuidado, partirlos en dos y retirar la yema para un cuenco. Guardar la clara para otra preparación y reservar la yema.
  • – Pelar y picar los dientes de ajo y las cebollas. Reservar.
  • – Disponer las hebras de azafrán en una sartén antiadherente, sin aceite y tostarlas ligeramente.
  • – Limpiar bien la gallina (o pollo) y chamuscarla para eliminar los restos de plumas y eventuales impurezas.
  • – Cortarla en octavos y salpimentarlos. Calentar cuatro cucharadas de aceite de oliva en una cazuela de barro (u otra cualquiera que tengas), dorar los trozos de gallina durante 3 minutos por cada lado y retirarlos.
  • – Añadir las 2 cucharadas de aceite restantes e introducir la cebolla picada en la misma cazuela y rehogarla a fuego lento durante 8 minutos. Agregar los ajos picados y cocer 2 minutos más. Añadir la hoja de laurel, la harina (yo no le puse) y el vino blanco. Remover con una cuchara de madera para que no se formen grumos.
  • – Volver a introducir los trozos de gallina reservados en la cazuela y cubrir con el caldo. Tapar y dejar cocer a fuego lento durante 1 hora.
  • – Colocar las almendras tostadas y peladas en el mortero, añadir las yemas cocidas y el azafrán tostado y triturar hasta obtener una pasta homogénea. Desleír con un poco de caldo de pollo y agregar este majado a la cazuela. Cocer durante 10 minutos más.
  • – Servir con un buen pan, es un plato de los de mojar y mojar y mojar…

Existe muchísimas variantes de esta receta. En la antigüedad solía especiarse más y además del azafran, solía añadirse jengibre, nuez moscada, un chorrito de vinagre y unas gotas de limón.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
    • Muchas gracias por la visita, Mayte, me alegra que te guste lo que ves. Tener un blog da mucho trabajo, así que te agradezco doblemente tus palabras. SAludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *