Los pequeños bocados  dulces que se hacen también muy rápido y que se pueden servir muy bien presentados, me parecen un broche más adecuado a una cena o comida copiosa que un trozo pesado de tarta.

Estos vasitos de chocolate satisfacen y contentan a los incondicionales del chocolate y balancea el sabor con el toque fresco de la nata y la piña.

  • Ingredientes
  • Para el mousse
  • – 150 gr. de chocolate (70% cacao)
  • – 150 gr. de nata.
  • – Pizca de sal.
  • – 2 yemas.
  • – 2 claras.
  • – 50 gr. de azúcar común.
  • Para la terminación
  • Piña fresca (o en almíbar)
  • – 30 gr. de azúcar moreno
  • – 1/2 vaso de moscatel (u otro vino dulce o agua)
  • Yogur griego
  • – Frutas rojas (opcional)
  • – Salsa de chocolate (receta AQUÍ)mousse, chocolate, piña, yogur
Elaboración
  • Mousse.
  • – Pon a calentar en un cazo la nata y justo antes de que comience a hervir, apaga el fuego, añade la mitad del chocolate (picado o en pepitas) revuelve hasta su disolución, agrega el resto del chocolate y repite la operación. (Si no se derritiera totalmente puedes poner nuevamente el cazo e el fuego por espacio de segundos sin dejar de revolver). Deja fuera del fuegro enfriar 2 o 3 minutos.
  • – Añade las yemas por separado, primero una revuelve bien y después agrega la otra.
  • – Monta las claras a punto de nieve con una pizca de sal y el azúcar.
  • – Cuando la mezcla haya alcanzado 45º-50º agrega la mitad de las claras montadas y después añade el resto delicadamente.
  • – Rellenamos los vasitos y refrigeramos
  • Piña confitada
  • – En una olla baja o sartén de fondo grueso, ponemos la piña cortada en daditos, espolvoreamos el azúcar moreno y vertemos el Moscatel. Lo dejamos caramelizar a fuego medio durante unos minutos y apagamos el fuego. Reservamos para emplatar.
  • Presentación
  • – Con la mousse fría en el momento de servir le ponemos una cucharada colmada de yogur griego (sin azúcar) y por encima la piña cortada, otra minicucharadita de yogur y unas frutitas rojas. Una hojita de hierbabuena y listo.
  • – Serviremos la salsa de chocolate en jarra para que los comensales se sirvan la cantidad que les apetezca.

Se puede servir en vasitos, pero también podemos decantarnos  por copas y presentar un postre de lujazo auténtico.

Es un postre muy rico, resultón a la vista y facilito. El contraste del yogur griego (sin azúcar) con el mousse de chocolate y la piña fresca caramelizada es muy afortunado al paladar, os lo recomiendo. Puedes ver otros postres individuales pinchando AQUÍ

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *