Hoy vamos a hacer grisines, la receta de mis hijos cuando eran pequeños, es ideal para que colaboren los más pequeños de la casa, le das un trozo de masa, y halaaaaa, a hacer cordones, ellos se lo pasan bomba y a las cocineras nos alivian el trabajo. Por no decir, cuánto les gusta a los niños estos palillos, y a los que son menos niños, también. Ya por si solos me parecen muy ricos, pero si los rebozas en semillas y les das un toque más crujiente aún, quedan fantásticos.

Si donde vives las harinas no se llaman como indico en la receta puedes ver cual es la equivalente en tu país de residencia, te lo explico AQUÍ.

  • Receta:
  • Ingredientes
  • – 400 gr. de harina de fuerza (admite harina normal de repostería)
  • – 10 gr. de levadura de panadería.
  • – 100 ml de leche templada
  • – 100 ml de agua templada.
  • – 50 gr. de aceite de oliva o 50 gr. de mantequilla en pomada.
  • – 10 gr. de miel.
  • – Pizca de sal.
  • – Semillas variadas (sésamo, amapola)
Elaboración.
  • Se puede amasar en la panificadora, en un robot de cocina o a mano. Yo lo hice en la thermomix pero los que tenéis otros robots ya sabéis que simplemente es cuestión de adaptar.
  • -Ponemos la leche y  el agua (templado) , la miel, el aceite, y la pizca de sal y mezclamos.
  • – A continuación agregamos la harina y por encima de esta, la levadura de panadería.
  • – Ponemos en funcionamiento la máquina a veloc. 4 o 5 durante un minuto para que se haga un primer mezclado inicial y programamos 3 minutos en velocidad espiga.
  • – Dejamos la masa en la propia máquina tapada durante una hora.
  • – En este momento, encendemos el horno para que se precaliente a 190º.
  • – A continuación partimos la bola de masa en dos y comenzamos estirando con el rodillo una de esas partes.
  • – Una vez estirada, comenzamos a cortar tiras (yo con una regla de plástico que tengo en la cocina) lo más derechas posibles y de un tamaño que consideremos oportuno.
  • – Vamos tomando cada una de esas partes y las vamos girando sobre si mismas en la encimera a fin de formar los grisines y los rebozamos en semillas
  • – Forramos una fuente de hornear con papel vegetal vamos poniendo encima los grisines (dejando una distancia de unos 5 cm entre ellos) , cuando hallamos llenado la bandeja, horneamos entre 15 y 20 minutos o hasta que los veamos doraditos.

Hay un montón de platos frescos o calientes, pero informales que van genial con unos grisines. También para picar antes del plato principal, en el aperitivo, con sopas o cremas, mil opciones se os ocurrirán.

¡Disfrutad cocinando en casa, resulta muy satisfactorio!

Nota: Si quieres que queden más cubiertos de semillas, pintalos primero con agua y después rebozalos en las semillas. Te invito a visitar otros panes publicados en este blog, que quizás puedan gustarte.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
    • Hola, Norma!! Claro que puedes hacerlo a mano y además, amasar a mano es una de las cosas más gratificantes que hay, a mi me encanta!! Mucho éxito. Besitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *