¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Jolín que peripecias maja! Pero bueno, al final todo bien y es una pena que el Maitre fuera borde porque acompaña muy bien a una comida que te atiendan con alegría pero lo que tu dices… puede que tuviera un mal dia.
    En cuanto a lo de la carta… muchos camareros hacen eso cuando te sientas, te dan la «otra» y no hacen alusión a lo escrito en la entrada… qué morro que tienen jeje. Un besito

  2. Ay Isa, como lo cuentas es pa’ reirse, pero me imagino que en momento debistes pasar un apuro.

    Ultimamente estos sitios de lujo, Paradores, restaurantes con estrellas … están decepcionando bastante, no sé si les pone un listón demasiado alto y somos muy exigentes, que por el precio ya podemos serlos, o es que en realidad son como todos, a lo primero muy bien y una vez tienen nombre y la clientela fija bajan la calidad en picado.

    Besotes

  3. Vaya aventura…ahora a toro pasado nos hace gracia pero seguro que en aquél momento no os hizo tanta!!
    Todos hemos tenido alguna que otra regular experiencia en algún restaurante pero cuando se esta de vacaciones todo es más llevadero y se esncaja de mejor humor..a que si?
    Besitos guapa

  4. Desde luego que han cambiado los Paradores, hace años eran de ensueño, quizá menos modernos pero para nada lo de hoy… eso de los menús trampa me suena… jeje… mucha cara tiene la peña! Yo este verano pedí, en un sitio que se suponía bueno por lo que cobraban, una crema de setas con crujiente de ibérico… me traen un engrudo de champiñones… pregunto por el crujiente… a los diez minutos, la crema fría y con costra, me traen un cuenco con dados de bacon pasados por el microondas! Sin comentarios… Besos

  5. Que mala pata, siempre tenemos alguna anecdota en las vacaciones.Despues queremos turimo y no saben tratarlo, suele pasar algunas veces en Galicia y asi nos va.Bueno tambien hay muchos sitios muy buenos ,saludos

  6. Pues ya tienes anécdota para contar algún dìa a los nietos jajajaja. Me ha encantado leerte, me lo he pasado francamente bien, guapetona. Yo a paradores no he ido nunca,así que no puedo decir si se come bien o mal, si la atenciòn es adecuada o pésima. Aunque si puedo decirte que no tengo autocarabana pero molaria un montón tenerla aún a riesgo de que me pase como a ti jajajaja.

    bicoss preciosa

  7. Holaaaaaaaaaaa wapa cuanto me alegra leerte de nuevo ,me ha encantado el cambio de imagen del blog asi como la entrevista que te hizo tu sobrina.
    El pan se ve delicioso como no tendre que hacerlo po que urtimante se me antojaaaaaa to y toooooooo y eso que no estoy embarazada no quisiera verme en esas entretelas visitandoos no cabria po las puertas jajaja.
    La comida del parador por lo que cuentas no estuvo a la altura si lo comparamos con la mayoria de ellos ,a nosotros tambien nos gusta comer en ellos aunque se paga un poco mas merece la pena,pero si te sirve de consuelo aqui tenemos uno y tampoco da la talla no dejan de cambiar de cocinero ahora tienen a una cocinera que hasta donde yo se no esta titulada simplemente la han contratado porque conocen a su madre y les ha dixo que cocina bien .
    Me alegra que al final se solucionara la averia de la autocaravana ,y que os exaran una mano para cambiarla de sitio mira que si teneis que estar alli mientras dura el mercadillo.
    Por cierto yo tampoco vi la mermelada de guindas nunca a la venta pero como me encantan me decidi a probar hacerla y el año que viene hare muxa maaaaaas ,esta de vicio.
    Bicos mil wapisimaaaaaaa.

  8. He pasado un buen rato leyéndote y luego se lo leí también a mi marido y por cierto me encanta tu autocaravana para mí un sueño espero que algún día se realice, un beso.

  9. Desde luego más atropelladas imposible!
    Al final saliste medio bien y bueno la cena no mal del todo no?
    Si es que muchas veces nombres imposibles para cosas de lo más normal, es lo que hay.
    Besos y sigue contando aventuras jajajja

  10. Isabel , qué pena que te hayan atendido tan mal… A mí eso me pone mala. Luego nos quejaremos, que si el turismo, que si lo otro… La atención es muy muy importante. Tanta gente queriendo trabajar y agradar y otros sin valorar lo que tienen.

  11. Que bueno Isabel¡¡¡, por un momento he llegado a pensar que estaba leyendo un libro de aventuras…, que «bonitos» son estos recuerdos que nos quedan de las vacaciones.
    Por cierto, en el Parador de Gijón, nos pasó algo parecido, con un menú de estos de degustación. Un besin

  12. jajjajaja, no me negarás que graciosa la anecdota si que es nooo?? sobre todo ahora que han pasado unos mesessss jajjajaja!!!Quien te iba a decir a ti en aquel momento que ese conjunto de detallitos desastrosos te iban a servir para ocupar un post?? y ademas tan divertido como este.
    Un beso guapa!!!
    POr cierto, anoto el nombre del Parador por si algun dia viajo a las Rias Baixas, no acercarme por allíííííí!!!!

  13. Isabel, has contado tu aventura de forma divertida …y con ese punto de sarcasmo fantástico! estoy de acuerdo con la visión que das de los paradores, es una pena que el postre no estuviese en el mínimo que se espera en un sitio como ese, pero me parece peor que la atención no sea la adecuada, te incomoda, y aunque la comida fuese estupenda, te quedas con una idea pobre del sitio…una pena.Bicos

  14. Yo creo que no encontraste parte del postre porque el dulce de leche y la queimada en cuanto te vieron encontraron el cielo abierto….entonces se fueron corriendo y son los responsables de la avería del inyector porque pensaron ellos que asi harías tiempo para llevártelos contigo que sabian a ciencia cierta que les darías una mejor vida que ese maitre tan simpaticón ;))

    Besinos mi guapa , siento lo de la averia, vaya aventura .

  15. No sabía lo que era un parador, la ignorancia no tiene límites, asi dice una amiga mia y que cierto es.
    Cuando he leído parador y que te gusta tomar el café ahi, he pensado, que curioso. Los paradores para mi son aquellos tipo «bar» metidos en el medio de la arena en una playa, donde se vende bebidas, sandwich y donde el salvavidas tiene su silla alta para ver si alguien se ahoga.

    Me molesta tremendamente la mala atención y sobre todo el que hayan carteles ofreciendo una cosa que luego no aparece en la carta.

    Me encantó tu autocaravana, muy bonita, soñada.
    Menos mal que pudieron salir :).
    Bss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *