La mayoría de los mortales adoramos las tartas de queso, no solo por su sabor, su textura y la sensación tan plácida que nos produce cuando se deshace en la boca, también por lo rápida y fácil que es de elaborar.

Por eso he pensado que un modo delicioso de celebrar una cena de enamorados bien sea celebrando “San Valentín” o cualquier otro momento que requiera un postre especial  podría ser una TARTA DE QUESO-CORAZÓN en un molde ad hoc. Obviamente esta es una tarta de queso de las que hay muchas y puedes también elaborarla en un molde redondo de los de siempre.

Como la vida en general y la cocina en particular se compone de pequeños detalles que nos regalan grandes momentos, decoramos la tarta de modo sencillo pero con mimo, aportando color con esta mermelada casera de fresas y el toque fresco de las fresas de temporada y los arándanos.

Tarta de queso-corazón

Frabisa
Molde desmontable de 20 cm. y 1 litro de capacidad (AQUÍ) Puedes hacerlo también en un molde redondo de 22 o 24 cm de diámetro, te quedará un poco más bajito.
4.28 from 72 votes
Cocina dulce romántica

Ingredientes
  

  • BASE
  • 120 g de galletas María tipo digestive
  • 60 g de mantequilla de cacahuete
  • 30 ml de leche
  • RELLENO
  • 400 g de queso crema o requesón
  • 120 g de azúcar
  • 200 ml de nata 35% MG o leche animal o vegetal
  • 120 g de yogur natural griego sin azúcar
  • 2 huevos L
  • 30 g de maizena
  • 20 ml de zumo de limón
  • 1 cdta de vainilla
  • PARA DECORAR
  • Mermeladade fresas mejor casera, receta AQUÍ
  • algunas fresas frescas
  • algunos arándanos

Elaboración paso a paso
 

  • Ablandar la mantequilla en el microondas unos segundos, moler las galletas y mezclar ambas, agregar la leche hasta conseguir una pasta uniforme.
  • Forrar el molde con papel de hornear y por fuera (si es desmontable) con papel de aluminio.
  • Extender la pasta de galleta en el fondo del monde y reservar en la nevera hasta usar.
  • Verter en un molde el queso crema y batir hasta formar una crema, agregar los huevos y el azúcar y mezclar. Agregar la vainilla, la nata, la maizena y el zumo de limón y batir hasta formar una crema homogénea.
  • Volcar la mezcla en el molde. Colocar el molde en otro molde más grande y añadir agua caliente hasta que cubra aprox. las 2/3 partes del molde y meter en horno precalentado a 180º con calor arriba y abajo durante 20 minutos. Bajar la temperatura a 150º y hornear durante otros 40 minutos o hasta que veamos que esté cuajado con el centro ligeramente tembloroso.
  • Retirar del horno y dejar enfriar totalmente primero a temperatura ambien y después en nevera un mínimo de 3 horas o más.
  • Cuando esté totalmente frío, desmoldar y decorar con la mermelada de fresas y algunas fresas frescas.y arándanos
  • Servir.

Frabiconsejos

Puedes utilizar el queso crema que prefieras, tanto sirve el mascarpone, como requesón o ricotta, o el queso crema tipo PHILADELPHIA o una mezcla de todos.
Conviene conservar en nevera pero retirar de la misma unos 15 o 20 minutos antes de servir para atemperar y así disfrutar mejor de su sabor y textura.


A disfrutar!!

 

 

 

Publicidad
Publicidad
  1. Elena Silva Lorenzo

    Me parece una receta superficial y distinta a las muchísimas que hay por ahí. La haré para regalársela a mi marido. Gracias por todas tus recetas y consejos. Bicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Valora esta receta!