Como os comenté este puente he estado en Salamanca.  Es para mí una ciudad  que adoro y que he visitado por segunda vez.  Me fascinan sus monumentos, rodearlos con calma, visitarlos sin prisa, empaparme del arte que despide cada esquina, dejarme iluminar por los destellos del color de la piedra de los edificios del casco antiguo, ha sido una inyección de arte en vena que me hace levitar.

Pero como éste es un blog de cocina, no quiero aburriros con mis otras aficiones y vamos al lío.
Compramos lo que me parece más rico de Salamanca, el ibérico!!!
Comí ibérico TODOS los días, jjajajajjajaja, un poco obsesiva ¿no? pero me pareció que ya que estaba en la cuna de los mejores ibéricos, había que honrar a la ciudad comiendo aquello de lo que presume.
Ahhhhhhh, y cortado a mano ehhh.

Seguro que me creéis si os digo que estaba inmensamente rico y con un aroma que empujaba a olerlo antes de comerlo.

Claro que tan ocupada andaba con hacerle las fotos a la persona que cortaba el ibérico que no me di cuenta hasta después, que me lo estaba cortando como en filetes de grueso.

Lo compré en la célebre y conocida carnicería MULAS de Salamanca, sí, no fui a cualquier sitio, era de esperar que en un sitio de ese prestigio cortasen el ibérico como corresponde y sin embargo, menuda pifia. Me pregunto si piensan que los turistas nunca hemos comido ibérico y se nos puede cobrar al precio que lo cobran (no es nada barato) y se nos puede servir  rodajas en vez de en finas lonchas.

Ya os anticipo que les voy a hacer llegar este enlace a los de la carnicería para que pongan mejor empeño la próxima vez, vamos, a mí, ya no me pillan más, pero por los demás.
No me parece lógico que en la jamonería de mi barrio en A Coruña lo corten fino como papel y en un lugar como Salamanca, famoso por sus embutidos no sepan cortar el ibérico. Ahora sí, lo cobran como si supieran.

Los embutidos tenían un aroma y un aspecto fantástico.

El hornazo es una especie de empanada típica de Salamanca y está rellena de chorizo y lomo. La hacen de masa de empanada y también de hojaldre. La probé la primera vez que estuve en Salamanca y no me gusta. Para mí es seca en exceso, aunque tiene mucha fama, así que si vais por allí y os apetece, adelante.
Con lo golosa que soy y sin embargo, no hubo dulces que me llamaran la atención lo suficiente, así que tampoco es cuestión de obligarse.

Os dejo aquí una foto (mala, la verdad) de la Plaza Mayor de SAlamanca, para mí, la más bonita de España. No se aprecia  toda su belleza porque la luz era muy desigual y la gente lo invadía todo constantemente y me cansé de esperar que se despejara un poco y disparé la foto así.

Me pondré al día con vuestros blogs poco a poco, veo que no habéis dejado de cocinar, uauuu, qué suerte!! cuántas recetas podré ver estos días.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Hace siiiiiiiglos que no voy a Salamanca y me encanta…
    Jamón, embutidos varios, hornazo… aysssss, a mí me lo regalaba una alúmna salmantina, lo hacía ella en horno de leña y era algo delicioso.

    Besinos

  2. que vida estudiantil mas buena pase alli..lo del jamon no tienen perdon y es cierto,con el renombre que tiene Mulas,no se como te lo ha podido cortar asi..
    el horanzo….el mejor que he probado en mi vida:pasteleria gil…alli si que te hubieras sentido tentada a comerte la infinidad de pastelitos que tienen y de saladitos…los mejores de toda salamanca…ay!estos charritos…

  3. Fantásticas fotos, los embutidos del norte son una delicia, mi marido que es de Soria siempre que viene gente de allí a vernos les encarga algo jajaja. Un besazo y estás muy guapa en la foto.

  4. Mire usted por donde, que hoy me han traído un jamón ibérico chachi lerendi, que ya nos habíamos zampado el anterior. No te invito, porque soy un desastre cortándolo y, aparte de que me puedes poner verde en tu blog por cortarlo mal, lo mismo te lo comes.

    ¡Ja, ja, ja, ja!

    Y, lamento por una vez discrepar contigo. ¡Ay el hornazo! ¡Qué delicatessen! claro que, hay hornazos y hornazos. Como hay empanadas gallegas y empanadas gallegas.

    Besos.

  5. por diossssssssssssss, y yo aquí en la france que lo único q no tienen es precisamente todas estas delicatessen de tus espectaculares fotosssssssssssssssssssssssssss,,,,,,

  6. Ay que jamooooooooon!!! Pero si casi que lo puedo oler desde aquí…. no me extraña que lo comieras todos los dias, guapa! jajajaja….
    Besotes!

  7. Como se nota que has disfrutado, no hay más que ver como lo cuentas. Tendré en cuenta ese destino para otra vez.
    La verdad es que las zonas de interior también tienen su encanto.
    Un saludin
    Olga

  8. Muy buenas… así que por mi tierra eh? tienes toda la razón, Salamanca es espectacular…. la próxima vez prueba el jamón en la Jamonería del Carmen o en Duque, ya verás como te lo preparan de muerteeeee…. y en cuanto a los dulces….. mmmmnnnnn te doy ideas para la próxima vez. Lo típico el bollo maimón, las perronillas, los mantecados y los chochos… de lo demás, en Pastelerías Gil todo está buenísimo.
    Besitos

  9. Te puedes creer que soy más feliz, con un buen plato de jamón, pan con tomate y una cervecita, antes que un plato de gambas.

    Además Salamanca me parece una ciudad fantástica.
    Un beso guapa

  10. Hola Frabisa, qué casualidad…yo también he pasado el puente en Salamanca, estando allí el sábado y los demás días haciendo la ruta de las Arribes del Duero, espectacular!!!…
    Respecto a lo del jamón… creo que eso va en las ganas que le heche cada uno…Estuvimos en un pueblo y pedimos una tabla de ibéricos, estaban cortados como papel…yo disfruté de lo lindo, buenísimo!!!
    Besitos wapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *