El “Aspic de carne y verduras” lo comí por primera vez en un restaurante de Carcassonne la segunda vez que visité  Francia hace ya bastantes años y me pareció riquísimo. Cuando viajo y algún plato que pruebo me impresiona, al llegar a España, lo hago sin tardar,  así fue como llegué a este que ya repetí en varias ocasiones.

Es un plato económico que con esta elaboración se convierte en un entrante estupendo para cualquier día de fiesta y con el que te lucirás por todo lo alto.

Este entrante lo puedes tener hecho con antelación y servir en el momento en el que los comensales estén ya en la mesa.

Ya sabéis que la presentación por supuesto que NO lo es todo, pero si es muy importante, esmeraros  en poner una mesa bonita y eso no quiere decir con estilismo caro, me refiero a que el mantel esté bien planchado y todo resulte acogedor, la comida no sabrá más rica pero el entorno agradable producirá una sensación de bienestar que tus invitados agradecerán.

Ideal para comer carne de conejo que es tan magra pero tan poco apreciada en ocasiones, te aseguro que sino quieres comentarlo en la mesa por si levanta suspicacias, puedes obviar decir nada porque así estofado no tiene un sabor especial.

Un plato delicioso, sencillo y económico, yo lo hice con carne de conejo pero lo puedes hacer con pollo, cerdo o ternera.

Aspic de carne y verduras.
 
1 molde de gelatina de tipo rosca con una capacidad mínima de 1 litro y 500 ml.
Frabisa:
Ingredientes
  • 1 conejo de 1 kg y cuarto apróx. (o un pollo de peso similar)
  • 2 tomate maduros
  • 1 cebolla
  • 3 zanahorias tiernas
  • 200 g. de judías verdes.
  • 1 manojo de hierbas frescas (tomillo, romero, perejil)
  • 3 dientes ajo. (sin gérmen)
  • 1 bloque de foie (se puede sustituir por un foie gras de buena calidad) opcional
  • 50 ml de vino tinto.
  • 400 ml de caldo de carne o verduras (o agua y le pones la mitad de una pastilla de caldo)
  • 1 sobre gelatina neutra. (la venden en los supermercados, es habitual y nada especial, si tuvieras que poner hojas de 2 g cada una, deberás poner 10 hojas)
  • Sal y pimienta negra de molinillo
  • Un manojo de hierbas aromáticas atadas con un cordel para retirarlas después (romero, orégano, tomillo)
  • 1 trocito de guindilla (opcional, pero le da sabor)
  • Aceite de oliva virgen extra GALEO en su variedad Carmiña.
  • 3 pimientos del piquillo
  • Guarnición
  • ensalada y cherrys
Instrucciones
  1. Pide a tu carnicero/a que corte el conejo (o pollo) para estofar. Salpimenta los trozos.
  2. Dispón una olla baja con 2 o 3 cucharadas de aceite al fuego, cuando esté caliente comienza a dorar la carne en tandas de 3 o 4 trozos para que se mantenga el aceite caliente y dora la carne, a medida que esto vaya ocurriendo, la vas pasando a una fuente y continúas con el resto, así hasta terminar.
  3. En la misma olla (si fuese necesario añade un par de cucharadas de aceite) dora la cebolla y los dientes de ajo bien picaditos, deja pochar sin que tome caliente.
  4. Agrega los tomates pelados y cortados menudo y el vino. Espolvorea sal y pimienta y la guindilla pinchada en un palillo ya que así nos resultará más fácil de encontrar y retirar al final de la cocción.
  5. Añade a la olla la carne, y añade el caldo. Pon una tapa a la olla y deja cocer a fuego lento durante unos 20 minutos.
  6. Ahora agrega las judías despuntadas y cortadas en 2 y las zanahorias en 2 o 3 trozos, continuamos la cocción unos 20 o 25 minutos más, comprobamos que todo esté tierno.
  7. Apaga el fuego, retira las hierbas aromáticas, la guindilla.
  8. Pasa la carne para una fuente y las verduras cuélalas. Guardamos las verduras por un lado y el caldo por otro. Necesitaremos medio litro de caldo, el resto lo guardaremos para otra preparación.
  9. Desmenuza la carne y desecha los huesos. Reserva.
  10. Embadurna de aceite el molde y espolvorea pan rallado, como el molde es de silicona, antes de rellenarlo, colócalo en un plato o fuente rígida de tal modo que nos resulte más fácil de manejar cuando lo tengamos que llevar a la nevera, etc.
  11. Lo primero que pondremos en el molde serán trozos de pimiento del piquillo que podemos cortar con un corta pasta, después carne, verdura y más o menos en el centro podemos repartir el foie todo alrededor, continuamos poniendo carne y verdura hasta acabar con el relleno. Aguarda
  12. Separa media taza de caldo templado (casi caliente) y disuelve en ella el sobre de gelatina. El resto lo ponemos al fuego hasta alcanzar punto de ebullición. Aparta del fuego y mezcla con la gelatina que hemos disuelto en la taza. Mezcla bien.
  13. Este caldo con gelatina lo iremos vertiendo en el molde en el que ya hemos puesto la carne , el foie y la verdura, para que se vaya absorbiendo bien, ponemos un poco y con una brocheta o mango de un tenedor vamos haciendo hueco en distintos puntos para que el caldo se vaya colando y distribuyendo bien por todo el molde.
  14. Ahora directamente a la nevera, necesita unas dos-tres horas para cuajar bien o puede quedar hecho de la noche anterior.
  15. Para no correr riesgos al desmoldar, pon agua caliente en un recipiente mayor que el que contiene el aspic y sumérgelo durante unos segundos en el agua caliente, de tal manera que al perder un pelín el frío, desmoldara mejor.
  16. Sírve sobre un lecho de lechuga cortado en trozos, puedes acompañar con mayonesa en salsera aparte por si alguien quiere añadírsela. .
Frabiconsejos
Puedes prescindir del foie o ponerle foie gras. ¿Te cuento porque se lo he puesto? porque es un plato festivo y la carne de conejo, incluso la de pollo es un poco sosa, así que el estofar la carne ya le da mucho sabor, las verduras también le quedan buenísimas, pero si le ponemos en la mitad del mejunje una hilera de foie o foie gras, tendremos un tremendo platazo de alta cocina.

Tiene un corte que a mí me encanta y que si lo acompañas con lechuga el contraste de color lo hará más bonito aún.

A pesar de que no deja de ser un estofado presentado de otra forma, es un plato muy saludable y ligero, ideal como entrante, pero ten en cuenta que yo en alguna ocasión lo he puesto de plato principal, así que como siempre te digo, adapta las recetas que veas aquí a tus gustos y circunstancias.
En esta receta he utilizado, ACEITE GALEO en su variedad “Carmiña”:

Elaborado a partir de aceitunas de la variedad Cobransosa, Verdial y Madural.

La variedad Carmiña se presenta como idónea para los paladares más sensibles a los matices amargos y picantes. Es un AOVE con aromas de frutas maduras con ligeros toques de verde hierba y frutos secos.

Por ser lector/a de este blog, tienes descuento del 8% en la compra de ACEITES GALEO con tan solo poner GALEOFRABISA2018 en el código promocional.

 

A disfrutar!!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
    • Hola, Laura. Sí, el agar agar es gelatina, debes mirar las instrucciones del fabricante del agar agar pero con un sobrecito yo creo que es más que suficiente para esta cantidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *