¿Has hecho cruasanes alguna vez?  porque la pregunta no es si te gustan, seguro que sí, no conozco a nadie que no le gusten los cruasanes, son una bomba calórica, pero tampoco hay que comerlos a todas horas, ni siquiera todos los días ni todas las semanas. Si no los has hecho nunca, como para todo hay una primera vez, te invito a que te animes con esta receta.

Te estarás preguntando si es fácil, pues no es difícil, aunque es laboriosa, difícil es resolver ecuaciones (al menos a mí me lo parece) hacer algo que se hace  con harina es cuestión de practica encontrarle el punto del éxito aunque éste sea moderado.

La paciencia no está entre mis mejores virtudes, pero haciendo masas he aprendido a ejercitarla y con los cruasanes se necesita mucha. Lo mejor es hacer la parte que toca y en los períodos que toca levados o nevera, olvidarse de ellos, o te aseguro que si estás pensando en los queridos cruasanes todo el tiempo, te vas a estresar porque el proceso es largo.

¿Merece la pena hacer cruasanes en casa? como plan para hacerlos a menudo me parece que uno debe disponer de un tiempo del que yo carezco, pero un día y más si ese día es de invierno, me parece un planazo.  Lo más importante es que tú y los tuyos disfrutaréis de unos bollos calóricos (igual que los que venden en las pastelerías y que sirven en las cafeterías pero que no piensas si son calóricos) pero hechos en casa, que llevan mantequilla en vez de grasas industriales  y que al final, resultan mucho más sanos y al tiempo están deliciosos.

Receta

  • Ingredientes 12-14 cruasanes
  • – 20 gr. de levadura fresca (8 g de levadura seca de panadería)
  • – 500 gr. de harina de fuerza
  • – 10 gr. de sal
  • – 50 gr. de azúcar común
  • – 55 gr. de huevo (peso sin cáscara) equivale apróx. a un huevo grande.
  • – 125 gr. de leche entera fría
  • – 125 gr. de agua
  • – 250 gr. de mantequilla fría.
  • Para la terminación
  • 1 huevo batido

Elaboración

1- Vierte la harina en un cuenco, añade la levadura fresca desmenuzada, mezcla ligeramente y añade la sal y el azúcar.

2- Incorpora el huevo, el agua y la leche y mézcla ayudándote de una rasqueta.

3- Cuando la masa comience a formarse, vuélcala sobre la superficie de trabajo con la rasqueta.

4- Trabaja la masa durante cuatro minutos, forma una bola, corta una cruz en la superficie y colócala en un cuenco enharinado.

Cruasanes o croisants caseros. Receta paso a paso

5- Déjala reposar un mínimo de dos horas, puede ser cinco horas o dejarla toda la noche en la nevera.

6- Recupera la masa, enharina ligeramente la superficie de trabajo y  siguiendo la forma en cruz natural de la masa,  la extiendes desde el centro hacia las cuatro puntas.

Cruasanes o croisants caseros. Receta paso a paso Cruasanes o croisants caseros. Receta paso a paso

7- Pesa la mantequilla, colócala sobre un film transparente con tamaño suficiente para cubrirla.

8- Golpea con el rodillo con pequeños golpecitos  el paquete de mantequilla sobre el film transparente para aplanarla hasta que tenga un grosor de apróx. un cm . Deberá ser lo bastante grande como para cubrir toda la parte central de la masa que hemos estirado en cruz.

Cruasanes o croisants caseros. Receta paso a paso masa-6-curasanes-frabisa

9- Retira el film transparente de la mantequilla y colócala encima de la masa estirada.

10- Toma cada una de las cuatro puntas de la masa y colócalas sobre el centro de la masa..

Cruasanes o croisants caseros. Receta paso a paso Cruasanes o croisants caseros. Receta paso a paso

11- Extiende la masa con el rodillo girándolo sólo a lo largo hasta obtener un rectángulo de unos 60 cm. de ancho. Intenta toca la masa lo menos posible para no calentar la mantequilla.

12- Cada vez que pases el rodillo suavemente sobre la masa, levántala un poco para evitar que se pegue. Cruasanes o croisants caseros. Receta paso a paso 13- Dobla un tercio de la masa hacía la parte central de rectángulo y el otro tercio sobre la ya doblada hasta obtener la forma que ves en la fotografía.

14- Coloca la masa en una tabla, fuente o similar, cúbrela con una bolsa de plástico apta para congelar, déjala abierta y en reposo en la nevera durante 30 minutos apróximadamente.

Dos veces más y no empieces a quejarte, recuerda que estás haciendo una obra de arte.

15- Saca la masa de la nevera y colócala sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada, con los lados cortos en paralelo a ti. Gira el rodillo suavemente a lo largo como antes, vuelve a doblar como ves en la foto, cúbrela con una bolsa de plástico apta para congelar, déjala abierta y en reposo en la nevera durante 30 minutos apróximadamente.

16- Repite el paso anterior una vez más.

Cruasanes o croisants caseros. Receta paso a paso Cruasanes o croisants caseros. Receta paso a paso

17- Después del último reposo, saca la masa de la nevera y extiéndela hasta obtener un rectángulo de apróximadamente 36 cm x 64 cm. y unos 4 mm de grosor.

18- Corta la masa a la mitad a lo largo.

19- Forma triángulos de unos 9 cm. de base por 14 cm. de lado.

20- Haz un corte pequeño en la base que te ayudará a conseguir la forma del cruasán cuando se enrolle la masa.

Cruasanes o croisants caseros. Receta paso a paso masa-13-curasanes-frabisa

21- Empieza a enrollar cada triángulo desde la base, tirando muy suavemente de la incisión hacía afuera. No presiones ni aplastes la masa, el enrollado debe hacerse muy suavemente.

22- Coloca los cruasanes en la bandeja de hornear dejando espacio suficiente entre cada uno para evitar que cuando se expandan durante el levado no se peguen.

23-  Pinta los cruasanes con huevo batido, procura que en los pliegues no haya exceso de huevo .

24- Deja levar los cruasanes en un lugar templado y alejado de las corrientes de aire durante apróximadamente dos horas. No tengas prisa en este paso, si es invierno a lo mejor necesitas una hora más, es importante un buen levado para que la mantequilla se mantenga en su sitio y nos proporcione un buen hojaldrado.

25- Cuando estén levados, vuelve a pintarlos una vez más con huevo batido y hornea en horno precalentado a 210º durante ocho  minutos, baja la temperatura a 180º y hornea doce minutos más o hasta que los veas doraditos.

26- Déjalos enfríar sobre una rejilla.

Frabiconsejos: Una vez formados los cruasanes puedes congelarlos y cuando los quieras hornear los sacas del congelador y continúas el paso de dejarlos levar durante unas dos horas como mínimo.

Cruasanes o croisants caseros. Receta paso a paso

Vende caros tus cruasanes, haz trueques con tu familia y amigos, invítales a un cruasán a cambio de que te laven el coche, limpien todos los cristales de tu casa, algo parecido y que se parezca un poco al esfuerzo que has tenido para hacer este bocado gourmet.

Cruasanes o croisants caseros. Receta paso a paso

El trabajo ha merecido la pena, vaya lujazo de desayuno o merienda vas a disfrutar.

Otros cruasanes publicados aquí:

Cruasanes franceses

Cruasanes franceses rellenos de almendras – Croissants aux amandes.

Mis primeros cruasanes

Disfrutad!

 

 

 

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Hola Isabel,
    nunca había hecho nada con masas caseras y me animé a hacer tus croissant porque tenían muy buena pinta y la receta estaba muy bien explicada. Ha sido todo un descubrimiento, mi familia no se creía que los hubiera hecho yo jaja, quedaron riquísimos. Estoy deseando hacer más cosas con masas. Gracias por compartir recetas tan buenas.

    • Me alegro muchísimo de tu éxito con los croissants , es una receta laboriosa pero la verdad es que el resultado es estupendo, a ver si este invierno los repito otra vez porque me encantan. Pues ahora a seguir con otra receta de masas, la verdad es que a mí me encantan las masas son muy agradecidas y generalmente dan un resultado estupendo. Un abrazo y a seguir

  2. Rita Aginaga

    Hola Isabel, tienes unas recetas fantásticas, pero desde mi última actualización, en tus correos no puedo abrir el link,me tendría que volver a inscribir?

    • Hola, Rita!! No es necesario que vuelvas a inscribirte, sino lo recibes será por algún motivo ajeno a nosotros, avisaré a los informáticos para que lo miren a ver si se puede hacer algo. saludos

  3. Que pinta de exquisitos tienen¡¡¡¡¡ Nunca me he atrevido con los cruasanes, pero me voy animar con los tuyos.
    La mantequilla tiene que ser especial para masa de hojaldre?
    Gracias por tu dedicación.
    Besito

    • Me alegra que te gusten!! La verdad es que me quedaron muy buenos, ñam ñam. Cualquier mantequilla sirve, obviamente cuanto mejor sea, más sabrosos resultarán. Ya me contarás como te salen y no apures ehhh, déjalos que se tomen el tiempo necesario y mientras haz otras cosas. Besos

  4. Todas tus recetas son inmejorables. Bueno, pues esta es la reina. Siempre me ha dado mucha pereza meterme a la repostería. Tú has podido convencerme con esta receta.
    Eres estupenda!

    • Uauuuuuuu, Ceci, te he captado, jajjajajaj, que ilusión. Es que te lo digo en serio, el mundo de las masas es aparte de todo, como te metas, ya no sales, es tan mágico ver crecer las masas, es tan sensual amasar con las manos y tan maravilloso sacar del horno unos bollos o un pan hecho por ti, que resulta increíble. Ya me contarás tus avances. Un besito

  5. Buenos días, guapetona!!. Yo los hice dos o tres veces, creo que los tengo publicados en el blog, ya ni me acuerdo…y la verdad, me encantan caseros. Como bien dices, bastante más sanos que los industriales y mucho más ricos también. Como siempre te han quedado fantásticos Isa, no hay cosa con la que te pongas que te quede mal, hija mía.

    Bicossssssss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *