Las estrecheces económicas en ocasiones derivan en la reducción de gastos en actividades como salir, servicios de ocio como la televisión de pago o algunos más necesarios como el contrato de internet, telefonía móvil o incluso de la compañía eléctrica.

Pero para la mayoría de las personas los gastos más importantes son el alquiler o la hipoteca, además de la compra de comida y productos básicos.

Para ahorrar en la compra tenemos a nuestro alcance muchas recetas tradicionales que son realmente útiles y de provecho, ya que precisamente se usaban en el pasado por lo económico de su preparación. Damos unas pinceladas a cuatro de ellas para que las tengas en cuenta en momentos que toque apretarse algo más el cinturón.

Cocido

El cocido es uno de esos platos que te permite comer varios días habiendo cocinado uno solo y además es barato de confeccionar.

Sus ingredientes básicos son garbanzos, fideos, pollo, punta de jamón serrano, morcilla de cebolla, tocino blanco, aceite de oliva, chorizo, huesos de tuétano, patatas, zanahorias, repollo, grelos, ajo, huevos, pan rallado, perejil y sal.

Lo más caro de este plato son los ingredientes de carne que sirven para dar sabor a la sopa y los garbanzos. Resulta barato porque con relativamente poca cantidad de carne puedes conseguir bastante sopa de fideos y garbanzos. Por tradición, se suele elaborar con más frecuencia en las fechas que rodean a Carnaval pero realmente es un plato que puede prepararse en cualquier época del año, especialmente en las más frías.

Tortilla de patata

 

Se trata de un clásico de la cocina española que gusta a casi todo el mundo y resulta bastante económico.

Los ingredientes son patatas, huevos, cebolla o puerro, sal y aceite de oliva.

Quizá lo más caro sea el aceite de oliva, pero no hace falta demasiado. Si fríes las patatas antes de añadirlas a los huevos, puedes hacerlo en otro aceite más barato y utilizar el aceite de oliva solo para hacer la tortilla propiamente dicha. Los huevos, si son de corral, harán que la tortilla resulte más sabrosa.

Pisto

Uno de los platos de verduras más populares entre los que no son aficionados a las verduras.

Los ingredientes necesarios son huevos, calabacines, pimiento rojo y verde, tomates, cebolla, ajo, aceite de oliva, azúcar y sal. Si no te molesta el toque ácido del tomate, el azúcar no sería necesario.

Patatas a lo pobre

En este artículo podrían aparecer platos con patatas por doquier, pero nos centraremos solo en la tortilla y en este último.

Los ingredientes son patatas, cebolla, pimientos, chorizo o jamón, aceite y sal.

El propio nombre del plato lo dice “a lo pobre” haciendo referencia a lo económico del mismo, pero dentro de nuestra cultura gastronómica es un plato que suele gustar a todos y muy recurrido como tapa junto a la consumición en muchos bares de España.

Algunas consideraciones finales

Cuando se anda justo de dinero, pueden surgir imprevistos urgentes difíciles de afrontar. Incluso puede que hayas tenido que acudir a los préstamos sin nómina. Pero ahorrar en comida no debe significar ahorrar en salud. Opta por alimentos saludables y en los que predominen las verduras y legumbres sobre las carnes.

El mejor truco para ahorrar sin darse cuenta es comprar productos locales y de temporada. Aprovecha que cuando hay exceso de oferta los precios son algo más bajos y, si es necesario, congela los alimentos para que no se pongan malos. Piensa que con una dieta saludable estarás ahorrando dinero en medicinas y seguros médicos, además de sentirte y vivir mejor.

Finalmente, un truco que siempre ha funcionado, es hacer una lista de la compra antes de acudir al supermercado para evitar comprar caprichos que generalmente son lo menos saludable y lo más caro.

 

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *