Una ganache está compuesta de chocolate y un líquido que en general es nata o crema de leche, pero también puede ser pulpa de frutas,  leche de soja o almendras, etc. La ganache  para estar perfecta debe resultar elástica, estable y brillante.
Hacer un ganache en principio parece algo muy sencillo y yo siempre lo he hecho más o menos del mismo modo, chocolate y nata y ya está, sin embargo todo tiene su técnica y el ganache aunque parezca algo muy fácil de hacer, también la tiene y buena parte de que la sepamos, será el resultado de obtener una buena, brillante y untuosa.
Por cierto, se pronuncia “ganache” y no “ganaché” como a veces se dice.
chocolate-frabisa-1
Una  de las cosas que más me sorprendió cuando tuve conocimiento fue saber que NO se necesitan los mismos gramos de chocolate en todos los porcentajes de cacao, algo tan sencillo y en ningún libro de cocina he visto que lo pongan, salvo claro está, la maravillosa y nunca bien ponderada “Enciclopedia del Chocolate” que aunque le he visto algún fallito de traducción y del que se ha de estar alerta, se está revelando como un estupendo y didáctico libro.
Si te gusta el chocolate y quieres hacer adentrarte en el mundo de la repostería con chocolate  tienes que tener un termómetro,  es muy importante para que los resultados sean óptimos, tampoco son tan caros, apúntalo en tu lista de “imprescindibles”.

Os cuento como se hace….

Suelo utilizar  chocolate negro de 70% cacao, es fantástico.

Ingredientes para una Ganache

                     CHOCOLATE NATA (CREMA DE LECHE) MINIMO 35% GRASA Y MIEL
200 g de chocolate negro al

70% de cacao y

– 300 gr. de crema de leche espesa (nata 35% materia grasa) – 50 gr. de miel
270 g de chocolate negro al

60% de cacao  y

– 300 gr. de crema de leche espesa (nata 35% materia grasa) – 50 gr. de miel
450 g  de chocolate con leche al

40% de cacao y

– 300 gr. de crema de leche espesa (nata 35% materia grasa) – 50 gr. de miel
600 g de chocolate blanco  al

35% de cacao y

– 300 gr. de crema de leche espesa (nata 35% materia grasa) – 50 gr. de miel

chocolate-atemperado5

Derretir chocolate

Implica ciertas dificultades y no hay que tomárselo a broma. Respetar una serie de pasos permite obtener un chocolate líquido, listo para emplear en toda clase de recetas. Utiliza recipientes limpios y muy secos, el agua es un enemigo natural del chocolate.

Derretido al BAÑO MARÍA

  • Pica sobre una tabla o raya el chocolate, vuélcalo sobre un recipiente (cerámica, cristal o acero)
  • Llena una olla con agua caliente hasta media altura.
  • Coloca el recipiente con el chocolate dentro, comprobando que éste no toque el fondo de la olla con agua.
  • Caliéntalo a fuego medio, evitando que hierva a borbotones.
  • Tan pronto el chocolate empiece a derretirse, mézclalo regularmente con la ayuda de una espátula para que el derretido quede homogéneo.

Derretido en el MICROONDAS (estos tiempos están indicados para 200 g de chocolate si la cantidad fuese menor, deberás poner el tiempo en segundos y vigilar)

  •  Pon los trozos de chocolate en un recipiente apto para microondas.
  • Calienta 1 minuto a 500W de potencia como máximo (o en función descongelar), para el horno, mezcla con una espátula y calienta de nuevo el chocolate durante 20 segundos, mezcla otra vez y repite la operación hasta que el chocolate se haya derretido por completo.

Deja que el chocolate se derrita hasta alcanzar los 55-58º de temperatura en el caso del chocolate negro y 45-50º para el chocolate con leche, blanco o coloreado.

Bien, ahora ya tienes una serie de mínimos conocimientos para enfrentarte con éxito a hacer tu ganache,  lee con atención los siguientes pasos de la receta.

Elaboración
  • 1- Pica el chocolate y  deja derretir al baño maría o en el microondas (posición descongelado o potencia 500W, removiendo de cuando en vez)
  • 2- Pon la nata con la miel  en un cazo,  lleva a ebullición y apaga el fuego.
  • 3- Vierte lentamente un tercio de la preparación de la nata con la miel hirviendo sobre el chocolate derretido. Con la ayuda de una espátula plástica o de madera, mezcla enérgicamente haciendo círculos para crear un “núcleo” elástico y brillante.
  • 4- Incorpora el segundo tercio de la mezcla nata-miel de la misma forma que la relatada en el párrafo anterior.
  • 5- Incorpora el resto de la mezcla de la forma indicada.
  • 6- Por último bate con la batidora para alisar y homogeneizar la emulsión. (en la mayoría de los casos este paso no resulta necesario)

A tener en cuenta:

  • Cuando se juntan por primera vez el líquido (nata (crema de leche) zumo de frutas o leche, enseguida observamos que espesa y en la mayoría de los casos una textura granulosa, como una “separación” de los ingredientes. Es normal, no te preocupes, bate energicamente y cuando compruebes que el núcleo se ha vuelto elástico y brillante, será que la emulsión ha comenzado.
Utilización del ganaché.
  • Como cobertura
  • – Vierte inmediatamente la ganache caliente  sobre un bizcocho u otro postre que quieras cubrir con chocolate, hasta obtener un acabado perfectamene liso. Haz esta operación sobre una rejilla y ésta sobre un papel vegetal o sobre una fuente que recoja el chocolate que escurrirá de la tarta, de este modo, podremos aprovecharlo.

Como crema de trufa para rellenos (tartas, brazos de gitano) crema-trufaTodos los detalles para hacer esta riquísima crema de trufa, AQUÍ.

Ganache de chocolate blanco, las cantidades para hacerla las tienes en los cuadros de cantidades.

Así queda el ganache de chocolate blanco después de dormir una noche en el frigorífico, con la consistencia necesaria para hacer copetes de cupcakes, para hacer decoraciones con manga pastelera en tartas, etc. etc. Si la dejáis que simplemente se enfríe a temperatura ambiente durante una o dos horas, estará fluida pero como natillas y la podéis dejar caer sobre una tarta a modo de cobertura.

Nota:  – Si te ha sobrado ganaché y se ha quedado demasiado dura, sólo tendrás que ponerla escasos minutos en el microondas o a baño María  para que se vuelva a derretir. – Cuando te sobre ganaché, cúbrelo bien con papel film y guárdalo en un lugar seco y oscuro.

Fuente: Enciclopedia del chocolate

Para hacer filigranas, hojas  y letras de chocolate, ver AQUÍ

 

chocolate-frabisa

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Rosaura Guzman

    Saludos. Te felicito porque en tus publicaciones se trasmiten muchos conocimientos que son de mucha utlilidad para los amantes de la cocina. Muy buenos todos

    • Muchas gracias, Rosaura!! Me encanta poder compartir lo que he ido aprendiendo con años de experiencia en la cocina, entre todos, el camino es más fácil. Un besito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *