Los «Carajitos del Profesor» son unos  tradicionales y célebres dulces que tuvieron su origen en la localidad asturiana de Salas.

Su historia empieza en 1918 cuando Pepín el profesor, un maestro de música, abre un  restaurante y café al que denomina «Casa del profesor». Dentro de las elaboraciones típicas del restaurante empiezan a hornear unas pastas cuyo ingrediente principal eran las avellanas, un fruto secto muy popular  en Asturias. Estas pastas comienzan a extender su fama por lo deliciosas que están.

Su curioso nombre procede de la exclamación de un indiano venido de las Américas que cada vez que quería  una de estas galletas le decía al profesor «¡dame un carajo de esos!». Fue así como estas pastas de avellanas , tomaron nombre y hoy tantos años después se hornean en tantos hogares y no solo asturianos.

Carajitos del profesor. Cocina ASturiana
 
15 galletas
Frabisa:
Ingredientes
  • 6 cucharadas de azúcar (110 g)
  • 3 claras (95 g)
  • 250 g de avellanas crudas
Instrucciones
  1. Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo
  2. Pelamos y trituramos las avellanas con un robot de cocina. Conviene que no queden demasiado trituradas, queda rico encontrarse pequeñísimos trozos de avellanas en el bocado.
  3. Ponemos las avellanas trituradas en un bol y las mezclamos con el azúcar, removiendo para que se integren bien .
  4. Añadimos poco a poco las claras de huevo, primero agregamos la mitad, vamos mezclando para que la avellana absorba bien toda la humedad y después el resto. Veremos de conseguir una masa blanda, puede haber pequeñas variaciones según el tipo de avellanas absorba más o menos clara, pero en esencia las cantidades utilizadas han servido para una masa correcta.
  5. Las formamos ayudándonos de una cuchara, hacemos montoncitos que ponemos en una bandeja de hornear forrada de papel vegetal.
  6. Horneamos durante 20 minutos o hasta que veamos las galletas ligeramente doradas. Pasado el tiempo indicado, retiramos la bandeja del horno, dejamos templar y con una espátula las retiramos con cuidado (mientras están calientes se pueden romper) y las pasamos a una rejilla para dejarlas enfriar.
  7. Una vez frías podemos guardarlas en un bote hermético hasta consumir.
Frabiconsejos
Ideales para regalar, envasándolas en bolsitas de celofán y con un bonito lazo

Se conservan en un bote hermético varias semanas.
No he experimentado esta receta ni con almendras, ni con nueces, ni con pistachos, ni con cacahuetes, SOLO del modo que está aquí publicado por tanto no puedo aconsejarte como quedaría de otra manera

Unas pastas deliciosas para acompañar un té o un café, te enamorarás de ellas al primer bocado.

A disfrutar

Puedes ver AQUÍ todos los trucos y consejos para hacer el bizcocho perfecto.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Hola, soy muy novata y mi duda es si las avellanas han de ser de las que venden tostadas o de las naturales
    Gracias de antemano

    • Hola, Carmen. Las avellanas se ponen crudas, al menos yo nunca las he puesto tostadas, algo que intuyo no le quedará mal. un saludo

    • josé antonio

      yo,por obligación, las he puesto crudas francesas y tostadas Asturianas y están de las dos maneras buenísimas.Para 250 grs. se necesitan unos 600 grs. con cáscara.

  2. José Pérez

    Mi más sincera enhorabuena por tu Blog, Isabel.
    Con respecto a la receta de los Carajitos del Profesor, quisiera saber si las avellanas es mejor que sean crudas o tostadas.
    Curiosamente, siendo un dulce originario de Salas, yo siempre los he comprado en Cudillero, un pueblecito muy turístico de la costa Asturiana.
    Muchas Gracias y Un Saludo, Isabel!!!

    • Hola, José. Gracias por la visita!! Nunca he estado en Salas pero si en Cudillero muchísimas veces y también los he comprado allí, uhmmmm que ricos. Un saludo

  3. Una pregunta, Isabel, esas piezas tan bonitas que suelen aparecer en tus fotos y que tienen tanto aspecto de «solera» (como la bandejas, el galletero etc. de esta receta) ¿son herencias o son cosas que compras en anticuarios/de segunda mano? Es que me asombra y me encanta que tengas tantas cosas preciosas.

    • Me encanta que te gusten, Pika. Llevo muchos años viajando por Francia en autocaravana un mes entero de verano y parando en muchísimos mercadillos llenos de tesoros, también parando aquí y allá en anticuarios franceses, por eso todas esas piezas que a mí me han costado poco pero que tienen un valor importante las he ido coleccionando poco a poco y estoy contentísima de mi colección. un abrazo

  4. Ahhh ya lo he visto en el video, Isabel. se añaden tal cual!!! Gracias, siempre todo muy bien explicado.

    • Buenos días, Lourdes, efectivamente, se agregan tal cual. Es una receta súper mega fácil y el resultado es buenísimo. un abrazo

  5. Buenos días Isabel, a por esta receta!!! Pregunta, las claras se baten antes o se mezclan con avellanas y azúcar tal cual. Gracias mil por todo

  6. Julián Alicarte

    Enhorabuena por el blog y por incluir esta receta que con ingredientes muy sencillos proporciona un placer inmenso; un auténtico peligro, acompañando el café de un almuerzo o en cualquier momento. Creo que es fundamental controlar el triturado; no pasar de 15 segundos a velocidad 5 en TMX. Yo he modificado un poco las proporciones; uso dos claras de huevos M, huevos de unos 60 g, para los 250 g de avellanas y 110 g de azúcar.

    • Hola, Julián. La verdad es que es lo siguiente a súper fácil, tenía muchas ganas de tener publicada esta receta porque los he comido muchas veces en Asturias. Después en cuanto a la receta, «cada maestrillo tiene su librillo» el resultado suele ser parecido. Para mí lo básico es lo que comentas, no pasarse de triturado, es genial notar en el bocado las avellanas. Las claras ejercen de aglutinador así que unos gramos más o menos no varían el resultado final. Son unas galletas impresionantes de ricas, y lo que duran si se guardan bien, en mi casa somos muy fans. Un abrazo y gracias por pasarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *