El invierno es la época de los cítricos y podemos aprovecharlos más tiempo con unos sencillos trucos. Os voy a enseñar algo que nunca falta en mi congelador, ¡ralladura de limón! Siempre andamos con prisa y cuántas veces no tenemos tiempo para ponernos a rallar limón cuando elaboramos alguna receta y acudimos a los aromas artificiales que además de ser caros, son pura química.

DSC9475acoplada-300x228Es sencillísimo, lavamos bien los limones bajo el chorro de agua del grifo, los secamos y a rallar. Hay que tener cuidado de no rallar la parte blanca porque amarga. Guardamos la ralladura en una bolsita de congelados y al congelador. Cuando necesitemos utilizarla no hace falta ni que la saquemos con mucha antelación, con 2 o 3 minutos antes, será suficiente.

Lo mismo, igualito puedes hacer con NARANJA.
Riquísimo y lo más importante, natural.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *