La pizza ya es un clásico en los hogares españoles, es una opción rápida, gusta mucho a los peques y a los mayores y es ideal para cenas entre amigos, para cumpleaños o cualquier otro motivo que nos surja.

Cuando estuve en Italia pensaba que comería la mejor pizza del mundo y sin embargo no fue así, estaba rica, sí, pero no para morirse de rica. Sin embargo con la pasta no tienen competencia, en cualquier esquina que la comas, das saltitos de lo rebuena que está, tienen una mano impresionante para hacerla, para cocerla y para condimentarla.
Esta masa tiene un punto distinto y es el toque que le da la  sémola que le aporta un punto crujiente.

Consejo: Puedes amasarla unas horas antes y guardarla en la nevera. Cuando la vayas a usar, amasas ligeramente para desgasificar y la dejas a temperatura ambiente un rato para que recupere calor, después la estiras y horneas.

Ingredientes para la masa  (2 pizzas)
(da para 2 pizzas del tamaño rectangular de las fuentes que vienen en los hornos)
  • – 500 g. de harina de fuerza
  • – 100 g. de sémola
  • – 150 ml de leche templada
  • – 150 ml. de agua templada
  • – 50 ml. de aceite de girasol
  • – 1 cucharadita de sal
  • – 10 g. de levadura fresca de panadería (o 1 sobre de levadura activa)
  • Elaboración Thermomix
  • – Disolver la levadura en los líquidos templados y ponerlos en el vaso. Agregar las harinas mezcladas con la sal, mezclar unos segundos a veloc. 5 y programar 3 minutos velocidad espiga.
  • – Volcar la masa en una superficie de trabajo enharinada, amasar ligeramente hasta formar un bola y guardarla en un cuenco enharinado y cubrir con papel film.
  • – Dejar reposar en un lugar alejado de corrientes (yo lo suelo guardar en el microondas) hasta que doble su tamaño (aproximadamente una media hora).
  • Elaboración en panificadora
  • – Disolver la levadura en los líquidos templados y ponerlos en la cubeta. Agregar las harinas mezcladas con la sal y programar función amasado.
  • – Volcar la masa en una superficie de trabajo enharinada, amasar ligeramente hasta formar un bola y guardarla en un cuenco enharinado y cubrir con papel film.
  • – Dejar reposar en un lugar alejado de corrientes (yo lo suelo guardar en el microondas) hasta que doble su tamaño (aproximadamente una media hora).
  • Elaboración manual
  • – Poner las harinas mezcladas con la sal en un cuenco en forma de volcán.
  • – Añadir los líquidos templados e ir amasando ligeramente hasta que esté todo mezclado y se haya formado una masa.
  • –  Volcar la masa en una superficie de trabajo enharinada, amasar ligeramente hasta formar un bola y guardarla en un cuenco enharinado y cubrir con papel film.
  • – Dejar reposar en un lugar alejado de corrientes (yo lo suelo guardar en el microondas) hasta que doble su tamaño (aproximadamente una media hora).
Ingredientes para la salsa (puedes poner una salsa preparada sino tienes tiempo a hacerla en casa)
  • – 1 cebolla mediana
  • – 1/4 de pimiento rojo
  • – 1/4 de pimiento verde
  • – Orégano
  • – Albahaca
  • – 400 g. de tomates pelados (yo utilicé de lata)
  • – Sal
  • – Aceite de oliva virgen extra
  • – 200 gr. de mozarella
  • – 100 g. de mezcla de 4 quesos
Elaboración
    • – Sofreír la cebolla con los pimientos cortados muy menudos. Salar ligeramente para dejar que la cebolla suelte el agua.
    • – Cuando la mezcla esté dorado y sin agua, agregar los tomates cortados en cuadraditos y el orégano y la albahaca cortada finita.
    • – Dejar cocer a fuego medio-bajo durante 20 minutos revolviendo de cuando en vez. Agregar los cherrys cortados por la mitad, dejar cocer 5 minutos más todo junto y retirar. Reservar.
    • MONTAJE
    • Estira la masa con las manos, debe quedar finita (AQUÍ te expliqué como hacerlo)
    • -Cubrir con la salsa y espolvorear orégano.
    • – Hornear en horno precalentado a 250º durante 10 minutos.
    • – Recuperar la fuente del horno, cubrir la pizza con la mozarella y por encima espolvorear la mezcla de los 4 quesos. Hornear  5  minutos más o hasta que el queso esté totalmente fundido.
    • – Servir bien caliente.

Un manjar que se puede hacer en casa y que no tiene ninguna dificultad. Un plato sencillo que nos soluciona cenas o meriendas sin demasiado trabajo.

      • Frabiconsejos
      • – Si estás con poco tiempo puedes saltarte el paso de la elaboración de la salsa y utilizar una mezcla de tomate con cebolla que tiene Mercadona y que si bien no es lo mismo (a qué engañarse) permite salir del paso perfectamente.
      • – Puedes agregarle jamón, anchoas, aceitunas, bonito, etc. etc. etc. hay mil opciones, lo que pasa es que a mí, me gusta más agregar los ingredientes de ese tipo por DEBAJO de la mozarella, a mi gusto se secan menos ya que el queso los cobija, aunque entiendo que a la gente les gusta verlos por arriba.
      • – Si la quieres para una cena o comida y tienes que llegar con el tiempo justo o sabes  que estarás demasiado liada para empezar de 0, horneala previamente 15 minutos (que quede blanquita, sin terminar de cocer), en el último momento le  das 10 minutos de horno para terminar de dorarla, le pones el queso y listo, ¡sin mancharte!
      • – Si te sobra salsa, ¡congélala! la tendrás a punto para cuando dispongas de menos tiempo.
      • – Si la acompañas con una ensalada tendrás un plato completo y delicioso.

Te invito a visitar otras recetas similares elaboradas en esta cocina.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Hola Isabel!!! Esta era la salsa que buscaba….. Por finnnn… Perdona las molestias, pero es que esta buenísimaaaaa. Gracias, un saludo

    • Hola, Yara! Es sémola de trigo, viene en pequeños paquetitos y la puedes encontrar en cualquier supermercado. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *