A la mayoría nos gustan las fresas así que creo que poco me tengo que esmerar para convenceros de lo buenas que son para nuestra salud. Aún así, voy a contaros varias cosas que he leído acerca de esta rica y saludable fruta.

fresas-1

El fresón,  fresas o frutillas son una planta perenne que produce frutos cada año.

Están compuestas por:

  • Lecitina, fibra, pectina.
  • Flavonoides
  • Minerales como potasio, cobre y magnesio.Una taza de fresas contiene el 21% de la dosis diaria recomendada de manganeso, un nutriente esencial que actúa como un poderoso agente antioxidante y anti-inflamatorio. Al aumentar los niveles de superóxido dismutasa (SOD), la enzima responsable de la protección de las mitocondrías que se exponen al oxígeno, el manganeso no sólo ayuda a combatir la batalla contra los radicales libres y el estrés oxidativo, sino que también reduce la inflamación celular, otra de las numerosas causas de las enfermedades cardiovasculares.
  • Vitamina C, ácido fólico, vitamina B2 y B3. Una taza de fresas contiene el 136% de la dosis diaria recomendada de vitamina C, un antioxidante eficaz que puede ayudarnos a rebajar nuestra presión arterial, garantizar un sistema inmunológico saludable y evitar el desarrollo de enfermedades oculares relacionadas con la edad, como las cataratas y la degeneración macular.
  • Taninos.

Baja en calorías: Una taza de fresas contiene más del 10% de la dosis diaria recomendada de fibra dietética que ayuda a mantener una digestión saludable y sin embargo solo 43 calorías. Disminuye la presión arterial y controla el desparrame en la báscula.

Recomendadas en la prevención del cáncer: La combinación de agentes antioxidantes y antiinflamatorios que se encuentran en las fresas es también conocida en la lucha contra la aparición de muchos tipos de cáncer. Gracias a la vitamina C, el ácido fólico y los flavonoides como la quercetina y el kaempferol, las fresas son una deliciosa defensa contra las células potencialmente cancerosas.

Un fruto muy beneficioso: La acción antioxidante de la vitamina C, hace que el consumo de la fresa sea beneficioso para nuestra vista, piel, oído y aparato respiratorio. Además, la alta cantidad de vitamina C de esta fruta puede ayudarnos a reducir los síntomas del resfriado y a combatir enfermedades como el estreñimiento y el hipertiroidismo. También es recomendable durante la menopausia ya que la vitamina C ayuda a reducir los sofocos y otros síntomas de la menopausia.

Todos los frutos rojos son un antioxidante maravilloso  y natural que debemos tener en cuenta en nuestra alimentación, nos ayudará a sentirnos mejor y más sanos.

Cada vez empieza más pronto la campaña de las fresas o fresones, supongo que el cambio climático tendrá algo que ver, lo que os puedo decir que ayer en una tienda de Verduras frescas ( se llama así y en Coruña hay varias) que hay al lado de mi trabajo había muchísimas fresas y a un precio estupendo, 1,99€ el kilo, así que compré, por su bajo precio y por lo esplendorosas que parecían.

En invierno más que en ninguna época me gusta hacer batidos, zumos o licuados, ahuyentan gripes y catarros, están riquísimos y nos permiten mil combinaciones. Sobre todo, es estupendo comer verduras crudas que de otro modo no comeríamos como zanahorias, pepinos, calabacín, etc.. A mí me gusta especialmente la combinación de zanahorias con naranjas, pero los zumos de fresas me parecen espectaculares.

Un vaso de zumo de fresas es una inyección en vena de vitaminas, saludable, depurativo y bajo en calorías. Ideal para todo el mundo pero especialmente recomendable para niños o mayores.

Las fresas se pueden comer de mil maneras, a mí me gustan mucho en ensaladas, o con vinagreta acompañando pasta, pero con un simple yogur natural y un hilito de miel están fantásticas.

fresas

En este blog hay muchísimas recetas con fresas, muchas de ellas decorando ricas y suculentas tartas, pero como la de hoy es una publicación baja en calorías, no os las voy a recordar, aún así, si tenéis empeño, podéis buscarlas en el índice.

licuadora

El zumo de fresas no lleva azúcar, vamos a poner de nuestra parte e intentar tomarlo con la dulzura propia de la fresa. Si te parece poco dulce, añade un poquito de azúcar moreno o miel ECO.

Solo tiene una sola inconveniencia, no me gusta nada de nada limpiar la licuadora, pero en fin, en la vida siempre hay algún «pero» que hay que sobrellevar.

A disfrutar!

 

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Muchísimas gracias Isabel por tus recetas.
    También felicitarte por la exquisita y delicada presentación que haces de tus platos..

  2. No hace falta que sea en zumo un bol de fresas esta delicioso tambien y no tienes q limpiar la licuadora despues jeje. Yo antes no comia nada de fruta por pereza no porque no me gustase y ahora que hago la dieta de la zona soy otra ;) como mucha fruta y verduras, como de todo en realidad y muy sano. No hay nada como comer bien y equilibrado para encontrarse fenomenal

    • Tienes razón, Marisa, para comer fruta no hace falta dar muchas vueltas, sólo hay que querer, lo que pasa que en invierno siempre nos da más pereza. Saludos y gracias por tu visitaa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *