La “Tarta de crema y frutas” resulta muy fresca e ideal para poner como postre después de una comida copiosa, además, es muy fácil de hacer.

Si existe una combinación que yo adoro es la de la crema y frutas y si la acoge una masa quebrada de almendra ya no encuentro nada que me seduzca más.

Este tipo de tarta que os enseño hoy es habitualmente mi  Tarta de Verano más habitual, pocos minutos de horneado , nada pesada y el éxito está asegurado porque  fresquita nos gusta a todos.

Tarta de crema y frutas
 
Frabisa:
Cocina: Dulce de verano
Ingredientes
  • Masa:
  • – 180 gr. de mantequilla y un poco más para untar el molde.
  • – 1 pizca de sal fina
  • – 140 gr. de azúcar (mejor molida)
  • – 50 gr. de almendras molidas.
  • – 1 huevo grande
  • – 360 gr. (90gr. + 270 gr.) de harina.
  • Crema
  • 400 gr. de leche entera
  • 170 gr. de nata (puedes sustituirla por leche entera) no importa el porcentaje de materia grasa
  • 130 gr. de azúcar
  • La piel de un limón o una vaina de vainilla
  • 5 yemas de huevo (o 5 huevos con clara incluida)
  • 50 gr. de maicena.
  • Para cubrir
  • Mermelada de fresas (mejorcasera)
  • Kiwi, nectarinas, fresas, pistachos picaditos o la fruta que tengas en casa.
Instrucciones
  1. Elaboración Masa
  2. – Mezclar la mantequilla a punto de pomada con el azúcar, la sal, las almendras molidas, el huevo y 90 gr. de harina. (este paso se puede hacer en un robot de cocina)
  3. – Cuando la preparación esté homogénea, volcarla en un cuenco, le añadimos el resto de harina (270 gr.) y mezclamos con la mano en movimientos rápidos (a fin de que la mantequilla no se ablande en exceso) y hasta conseguir una masa homogénea.
  4. – Reservar en la nevera envuelto en film transparente durante una hora.
  5. Estirar la masa
  6. – Estiramos sobre un papel vegetal, apenas espolvoreado con una pizca de harina, dándole un grosor aproximado de unos 3 mm. (si necesitamos espolvorear por encima, recordad que apenas debe de ser un nada de harina)
  7. - Estiramos bien la masa, la envolvemos en el rodillo y la volcamos cuidadosamente sobre el molde enmantequillado.
  8. Cuidadosamente sin manipular mucho la masa, vamos asentando las paredes laterales y finalmente pasamos por los bordes superiores el mismo rodillo para que actúe como cuchillo y elimine el resto de la masa o sencillamente lo cortamos con un cuchillo.
  9. Enfríamos en la nevera durante media hora
  10. Horneado
  11. Precalentamos el horno a 185º
  12. – Primero pincharemos con un tenedor todo el fondo de la masa, a continuación lo cubrimos con un papel vegetal y sobre éste, legumbres (yo utilizo garbanzos que ya me quedan de una vez para otra y los tengo guardados para este uso).
  13. – Cocer la masa en horno a 185º de temperatura durante diez minutos. Retiramos del horno, le sacamos los garbanzos y el papel. Una vez que hemos retirado los garbanzos, volvemos a pinchar el fondo (para evitar ninguna posibilidad de que suba en la segunda cocción) e introducimos nuevamente en el horno otros 10 minutos o hasta que el fondo de la masa obtenga ese color doradito que queremos.
  14. Retira, deja enfriar y desmolda. Reserva.
  15. Elaboración de la Crema
  16. – Pon a calentar la leche (reserva medio vaso) y la nata con la piel de limón. Antes que hierva, añade el azúcar y mantén a fuego bajo sin que llegue a ebullición. Retira la piel de limón.
  17. – Disuelve en un cuenco la maicena en el medio vaso de leche que habías reservado y añade las yemas batiendo bien con unas varillas y la vas agregando a la mezcla leche-nata, al tiempo que revuelves.
  18. – Aumenta un poco el fuego (pero poquito) y sin dejar de remover, espera hasta que llegue a ebullición y espese. Apaga el fuego.
  19. Vierte la crema en una fuente y tápala con film transparente así evitarás que se forme costra.
  20. ¿Quieres hacer esta crema en Thermomix? AQUÍ tienes la receta.
  21. Deja enfríar y reserva.
  22. Montaje
  23. Coloca la base de masa quebrada en la fuente de servir antes de comenzar a rellenar, así que no habrá peligro de que se rompa cuando ya esté más pesada con el relleno.
  24. Pela las frutas y lamina.
  25. Cubre la base de la tarta con la mermelada de fresas, a continuación, vierte la crema y comienza a colocar las frutas laminadas de modo armonioso.
  26. Pinta las frutas con brillo gelatinoso (opcional).
  27. Sirve fría.
Frabiconsejos
- Si quieres mantener la masa crujiente, en el último horneado de la base, (cuando ya se han retirado las legumbres) en el momento en el que la sacas del horno (antes de que se enfríe) pinta con clara de huevo batida, deja secar unos minutos al tiempo que enfría, se formará una película que impedirá que tanto la mermelada como la crema humedezcan la masa. No es el inventazo del siglo, pero ayuda.
- Lo que no falla y es mil veces más efectivo es pintar la base con chocolate, AQUÍ, te expliqué como hacerlo.
tarta, frutas, crema, pistachos

Una tarta muy sencilla y vistosa con la que quedaremos bien sin que nos lleve mucho tiempo.

tarta-frutas-frabisa

Puedes variar las frutas, utiliza las que tengas en casa, procurando alternar el colorido para que éste resulte apetecible.

En este blog hay otras recetas de Tartas dulces y de Postres individuales que quizás puedan interesarte.

Para el domingo os traigo una propuesta salada deliciosa, “Carne asada al horno con patatas”, no os la perdáis, resulta fácil y exquisita.

carne-asado-horno-frabisa00002

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Aída Carballido Fanjul

    Gracias por las ideas para que no se reblandezca la base . La última que hice le puse compota antes de la pastelera y se reblandeció .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *