El garbanzo es fantástico en aportes nutritivos. Es rico en proteínas, almidón y en lípidos, sobre todo de ácido oleico y linoleico que son insaturados y carentes de colesterol. Asimismo, los garbanzos son un buen aporte en fibra y calorías.

Desde que descubrí el Hummus, lo hago muchísimo, me resulta delicioso y se puede poner como acompañamiento de una comida, comerlo solo o también untándolo sencillamente sobre una rebanada de pan, me parece lo más, delicioso en sabor y textura. Lo mejor aún, se hace en un segundo, el que tarda la batidora en triturar los ingredientes.

Os cuento como lo hago:

                                                                     Ingredientes
  • 400 g  de garbanzos cocidos y escurridos (puedes variar la cantidad en función de si los compras en frasco de cristal) (deja algunos garbanzos enteros para la presentación)
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • Pizca de comino
  • 2 cucharadas de tahini (yo lo compré AQUÍ) pero puedes hacerlo en casa.
  • 1/2  limón (zumo)
  • 1 cucharadita de ajo asado o un diente de ajo sin gérmen.
  • 1/2 vaso (o más) de caldo o agua
  • Pimentón agridulce de la Vera
  • Pizca de pimienta negra molida y sal.
Elaboración
  • Lo primero es lavar bien los garbanzos si los compras cocidos, es mejor pasarle unas cuantas aguas para que eliminen esa agua que traen en el envasado y que a mi me espanta  y después se escurren.
  • Yo lo hago en la thermomix, pero una batidora normal o un robot de cocina, sirve perfectamente.
  • Se ponen todos los ingredientes (salvo el pimentón) en el vaso y se tritura. La textura que quieras darle es cuestión de gustos, a mi me gusta triturado pero como con arenillas, que se note que estoy comiendo garbanzos. Lo mismo ocurre con la densidad de la crema, puede ser menos espeso y has de añadirle más caldo o agua, pero debe quedar con cierta consistencia para poder comerlo como si fuese un paté.
  • ¿Quieres hacer tu propio Tahiní?
  • Debes triturar 160 g de semillas de sésamo y 50 ml de aceite de oliva hasta formar una crema espesa. Te sobrará, pero no te preocupes, lo guardas en un bote cerrado hermeticamente en la nevera y te durará varias semanas.

Presentación Se puede servir en vajilla individual o en fuente para compartir. Vierte un hilo fino de aceite de oliva sobre el hummus, pimentón agridulce (o dulce o picante, según prefieras).

Lo ideal es acompañarlo de pan de pita, pero puedes servirlo como gustes.

Frabiconsejos: Puedes espolvorear semillas sésamo en la presentación

humus1

 

De verdad que si nunca lo probaste, no puedes imaginar lo delicioso que está, yo tuve que probarlo porque el aspecto con ese color tan pálido no me seducía demasiado, pero uauuuuuu, en cuanto lo probé, lo incorporé rapidamente a mi cocina.

Tiene tantas cosas positivas, es saludable, rápido de hacer, económico y riquísimo, ¿qué más se puede pedir?

Tengo OTRA receta de Hummus en el blog, es distinta y así la hace la hace un cocinero argelino, está riquísima, la puedes ver AQUÍ.

A disfrutar!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Juan Miguel

    Hola! A nosotros también nos encanta el hommus (o como quiera que se escriba), desde que lo probamos en un restaurante griego (este tipo de platos musulmanes también llegan a toda la Europa que fue parte del imperio turco). Mi receta es de un libanés y un poquito diferente, pero más o menos similar. Algún truquillo que pueda aportar es añadir un yogur de los cremosos o griego en su defecto, espolvorear alternativamente con comino en polvo, acompañar con encurtidos (cebollitas, pepinillos, zanahoria… o incluso aceitunas, aliñadas al estilo moro, mejor negras), adornar con hilillos de aceite… Un consejo es comerlo, en vez de con pan o palillos más o menos occidentales, con pan pita recién hecho o pasado por la tostadora (ligeramente húmedo).
    Ah! También hay hombres que nos gusta cocinar y buscar recetas ;-)

    • Hola, Juan Miguel!! Muchas gracias por pasarte por aquí y compartir tu receta, me parece interesante esos pequeños toques que seguro potencian el sabor. La próxima vez lo haré así, además yo soy una entusiasta del yogur griego, así que siempre está en mi nevera.
      Quizás te interese ver otra versión del Hummus que tengo publicada en el blog y que conseguí de un cocinero argelino cuya familia lo ha hecho siempre así
      :
      https://lacocinadefrabisa.lavozdegalicia.es/hummus-malte/

      Y claro que hay hombres que os gusta cocinar, y muchos, si lo sabré yo que tengo dos hijos mayores que cocinan en su casa por necesidad y porque les gusta, si es que si te gusta comer bien, hay muchas posibilidades de que te guste hacerlo, así que ánimo y a seguir con ese gusto por los fogones.

      saludos

  2. Yo también lo hago mucho en casa, a mi marido y a mi nos encanta, además es perfecto como aperitivo, como acompañamiento o mismamente comerlo solo con unas rebanadas de pan tostado para untarlo sobre él, o con unas crúdites de verduras que me fascinan. Delicioso, muy fácil de preparar y como siempre te ha quedado estupendo, guapisima.

    Besiness

  3. Coincido contigo. Yo desde que conocí el humus lo hago muy a menudo. Era un plato que desconocía y ahora cada mes lo hago varias veces.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *