Para preparar este delicioso plato de origen milanés se utiliza pata de ternera, cortada en piezas de 5 cm. de grueso. Traducido literalmente osso buco significa hueso con agujero y cada porción consiste en un trozo de hueso con su tuétano rodeado de carne, de la parte del morcillo.

Al cocinar el osso buco hay que tener mucho cuidado para que el tuétano no se salga del hueso porque a los aficionados a este plato nos encanta sacarlo y extenderlo en un trozo de pan.

Otra característica especial del osso buco es la “gremolata“, una mezcla de ralladura de limón, ajo y perejil que se espolvorea sobre él en el momento de servir.
A mí me gusta hacerlo en la olla a fuego lento, pero también se puede hornear si se quiere, en este caso la temperatura debe ser baja y no sobrepasar los 150º.
Esta es mi receta favorita de osso buco, la que he hecho desde hace muchísimos años, la carne tierna con esta salsa deliciosa convierten este plato en una fiesta de sabores.

osso buco, gremolata, guiso, cocina italiana

Osso Buco a la Gremolata. Cocina Italiana.
 
2 comensales
Frabisa:
Cocina: Italiana
Ingredientes
  • - 2 piezas de pierna de ternera de unos 270-300 gr. cada una
  • - 2 cucharadas de harina
  • - 1 cebolla pequeña
  • - 1 zanahoria
  • - 1 hoja de laurel
  • - 100 ml de vino blanco seco
  • - 2 cucharadas de tomate concentrado o 200 gr. de tomate natural
  • - Aceite de Oliva Virgen Extra
  • - Sal y pimienta negra.
  • Para la guarnición
  • - Puré de patata mezclado con 2 cucharadas de salsa de la cocción del osso buco.
  • Para la Gremolata
  • - 1 diente de ajo
  • - Ralladura de medio limón
  • - 2 cucharadas de perejil fresco bien picado.
Instrucciones
  1. Gremolata
  2. - Machaca en el mortero el diente de ajo, añade la ralladura de limón y el perejil bien picado, mezcla y reserva.
  3. Osso buco
  4. - Limpiar la carne con un papel de cocina, rebozar ligeramente cada pieza con harina, sacudiéndola después para eliminar el exceso.
  5. - Poner en una olla baja (deben caber las piezas extendidas) dos cucharadas de aceite y cuando esté la temperatura al máximo (ojo que no se queme), dora la carne por ambos lados, dándole la vuelta una sola vez. Retira y reserva.
  6. - En la misma olla, añade un poquito de aceite y agrega la cebolla y la zanahoria cortadas muy finas y la hoja de laurel. Baja la temperatura, tapa la olla y deja que "suden" unos 5-6 minutos, removiendo el recipiente de cuando en vez.
  7. - Vierte el vino y sube la temperatura para que empiece a hervir rápidamente hasta que se reduzca.
  8. - Baja la temperatura al mínimo y añade el tomate y un vaso de agua. Salpimenta.
  9. - Lleva a punto de cocción lenta e incorpora con cuidado las piezas de carne.
  10. - Tapa la olla y déjala cocer suavemente durante una hora y cuarto aproximadamente o hasta que la carne esté tierna. Pínchala para comprobarlo.
  11. - Saca cuidadosamente cada osso buco y colócalos en una fuente. Reserva.
  12. - Vuelca la salsa en el vaso de la batidora y tritura. Una vez triturada, vuelve a ponerla en la olla y llévala nuevamente a punto de ebullición para que recupere el color (al triturar las salsas pierden el color bonito). Coloca nuevamente la carne en la olla, déjalos un par de minutos para que recuperen el calor y apaga el fuego. Rectifica de sal.
  13. Sirve bien caliente con el puré de patata, el osso buco cubierto de la salsa y la "gremolata" por encima.
¿Puedes hacer este plato el día anterior? Sí, lo dejas en la salsa y en el momento de servir lo calientas y le añades la gremolata.

osso buco, gremolata, guiso, cocina italianaEsta es mi propuesta salada para el día de la madre, prontito  traigo el postre, prepárate a cocinar, tu mesa no tendrá nada que envidiar al mejor restaurante.

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. florencia bovo

    Hola, la voy a hacer pero no comprendo bien como logro que tuétano no se salga del hueso??? por que la ultima vez al ponerla en la sarten y despues al cocinar al fuego lento se me deshizo todo en la salsa…

    Muchas gracias!!
    Flor

    • Buen día, Mabel!! Sí, lo haces, lo dejas en la salsa y en el momento de servirlo lo calientes y en ese momento y no antes es cuando le pones la gremolata. Este plato es una delicia, triunfarás con total seguridad. Felices fiestas!!

  2. ¡Una maravilla de plato! No hay más que ver la presencia que tiene esa pieza de carne, y lo apetecible que es después de cocinada. Me ha encantado conocer la salsa gremolata. Estoy segura que le da un sabor muy característico. Definitivamente, me llevo la receta. Un beso

    • Sí, la gremolata con el limón le da un toque cítrico que al conjunto contundente le viene genial. Me entusiasma que te guste y que la hagas en casa. Un besazo, guapa

    • Esta receta es muy fácil, Beatriz, y el resultado es fantástico, como el de todos los guisos de cocción lenta, te va a encantar. Besitos, guapa

  3. Paqui Martinez Valdivia

    Ufffff que ricooo, esa carne con una salsa bien cocinada!! estos son los platos que hacen que los nuestros se sientan como en el mejor restaurante del mundo!! Enhorabuena por tu blog y lo bien que cocinas

    • Que bien lo has pillado, Paqui, cuánta razón llevas, la buena cocina casera no envidia nada a los mejores restaurantes y además hacen sentir a nuestra familia el calor de hogar que nunca olvidarán. Un besito, guapa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *