Cuando hacemos tartas de gelatina o de cuajada en moldes desmontables, no hay excepción, siempre al desmoldar nos queda parte de la tarta en el aro, para que ello no suceda, lo ideal es poner alrededor una cinta de acetato a la  que previamente habremos  pasado un papel de cocina impregnado de aceite de girasol (no deja aroma) y en el momento de desmoldar se verá una superficie tan lisa como la que podéis observar en las siguientes tartas.page

La cinta de acetato se compra en tiendas especializadas de cocina y después de usarla la limpiamos y la guardamos para la siguiente elaboración.

tarta

 

DSC6840

No sé si quizás también pueda funcionar con algún plástico que tenga consistencia y que se vendan en las papelerías, aunque nunca lo he probado, imagino que sí.

Espero que os haya servido el truco!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *