Las hierbas aromáticas usadas con imaginación pueden mejorar la técnica culinaria más que ninguna otra cosa.

Hay quien tiene miedo de usar hierbas por no saber “cual va con qué”, pero aunque hay ciertas combinaciones de sabores que son clásicas y de calidad comprobada, en realidad, las mezclas de sabores son una cuestión de gusto personal. Hay que sentirse libre para experimentar y probar aromas nuevos tantos en nuestros guisos como en la cocina en general.
Aceites a las hierbas

Los aceites se sazonan con hierbas como lo hacemos con cualquier otro plato, aunque para que absorban todo el sabor de éstas, hemos de observar unos determinados pasos.

 (*)Método por maceración de elaborar aceites aromáticos 

En primer lugar os cuento que yo tenía estas botellitas que venían en la mini caja de madera desde hace algún tiempo.La compré en el C. Inglés por  unos 8 euros , no recuerdo si estaban en esas cajas de liquidación, lo cierto es que la compré sin darle uso hasta ahora. De todas formas es fácil conseguir botellas similares en las tiendas chinas a bajo precio. Cada una de las botellas que utilicé tiene una capacidad de cuarto litro, o lo que es lo mismo, 250 ml.

Las hierbas escogidas:

Orégano: El origanum vulgare es una variedad silvestre de la mejorana y tiene el mismo sabor, pero más fuerte. Da carácter mediterráneo a los platos de pasta y arroz. Los guisos sazonados con esta hierba quedan muy ricos y aromáticos. El aceite aromatizado con orégano es ideal para aderezar ensaladas, especialmente es adecuado para el tomate, patatas, pasta, etc.

Romero: El Rosmarinus officinalis es una hierba deliciosa de sabor penetrante que recuerda ligeramente al pino, pero es fuerte y hay que ponerla con medida. También se puede salpicar por encima de los platos de pasta, de las ensaladas de tomate, de la coliflor.

Tomillo: Tiene un sabor ligeramente picante aunque en verano resulta más suave por efecto del sol. Se le conoce como la “especia de las legumbres”. Es fantástico para aderezar carnes, guisos, sopas, etc.

Guindilla: es un pimiento perteneciente a un género de plantas angiospermas de la familia de las solanáceas. Comprende más de 40 especies, todas ellas muy picantes aunque diferenciadas por su tamaño o color. El aceite de guindilla es habitual entre los italianos que lo utilizan tanto en pasta como en pizzas. A mi me encanta para aderezar cualquier plato de verduras cocidas o al vapor, le da un punto de alegría que a mi me parece delicioso.aceites aromaticos frabisa00001

  • Elaboración
  • 1- Se machaca la hierba escogida, ligeramente y se pone en un recipiente adecuado, se rellena con aceite de oliva de buena calidad y una cucharada de vinagre de vino (por cada 250 ml. de aceite).
  • 2-Se tapa la botella con un corcho bien apretado. Se coloca en un lugar donde le dé la luz del sol muy fuerte, y se deja entre 3 y 4 semanas, agitando las botellas dos veces al día (yo a veces, las agito tres veces y otras me olvido y ninguna).
  • En lo que respecto al de guindilla, se ha de cortar ésta en rodajas no muy anchas, retiramos las semillas y dejamos que macere.
  • Pasado ese tiempo, se prueba el aceite, una gota en el dorso de la mano debe de ser suficiente para sentir el aroma de la hierba.
  • Si no es bastante fuerte, se repite el procedimiento poniendo más hierbas en el mismo aceite. Si fuese necesario, se cuela el aceite y se vuelve a embotellar.
  • En mi caso, después de colado, volví a ponerle hierbas pero en este caso, enteras para realzar la estética del aceite aromático e identificar su contenido sin tener que ponerle etiqueta.
  • En el caso del aceite de guindillas, una vez aromatizado, retiré las rodajitas de guindilla para un frasco (sirven para otras elaboraciones) y le puse una entera como ornamento.

aceites aromaticos frabisa00003

  •  Además de útiles, me parecen una monada, quedan rechulos si los ponemos en la mesa y enseguida captan la atención de nuestros invitados. Además de fáciles de hacer, no tienen mayor coste que el del propio aceite.
  • (*) También se puede infusionar el aceite y tener un resultado instantáneo.
  • Puedes ver en este blog, ACEITES EMULSIONADOS.

Cotilleo: El hermosísimo frasco azul turquesa que veis, es un Ball Ideal, así se denominan los célebres  botes americanos de los años 20, capricho de muchos coleccionistas, un auténtico lujo-vintage que he tenido la suerte de que me regalaran.

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Hola Isabel, ya tengo las botellitas para preparar los aceite aromáticos, entiendo que utilizamos aceite de oliva virgen y mi pregunta es si puedo utilizar vinagre de vino natural,claro es tinto y no sé si quedará de color muy estético…gracias.Un besote grande.

    • Hola, Maite!! Que bieeeen!! Verás que te encantan, yo cada cierto tiempo los hago, es estupendo para un montón de elaboraciones. Mira, el vinagre de vino no conviene que sea demasiado fuerte porque podría sobrepujar el sabor de las hierbas aromáticas, busca uno suave. Besitos, guapa

      • Gracias.Quiero comentarte que vamos a una pizzeria que nos pone en la mesa una botella con aceite aromático para echarle a la pizza y está exquisita.Dentro de la botella se ve lo que lleva 1:diente de ajp,guindilla,unos granos de pimienta negra,una rama de romero y,no sé si algo de tomillo,por si te animas.Un besote.

  2. Das unas clases muy pormenoraizadas y son muy utiles ,porque eres muy detallista eres un encanto ,me encanta
    todo, las recetas y todos los consejos , maravillosas fotos. Gracias.

  3. Estas clases que nos das son trementamente útiles. Como siempre fantástica entrada y preciosas fotos! Tu despensa debe ser un gustazo de bonita y de cosas ricas. Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *