Lo he comentado muchas veces pero es real como la vida misma, adoro los bizcochos mucho más que cualquier tarta. Esas masas tan esponjosas e ideales para acompañar una taza de té o café son de lo más top para mí. Por si fuese poco, este año les he metido chocolate a la mayoría de ellos, me parece una combinación atómica de rica.

El bizcocho de hoy es de los de apuntar, a mi que no me gusta mucho repetir recetas, éste ya ha caído unas cuantas veces este invierno, ¿cómo me voy a resistir?

Receta:

Ingredientes

250 gr. de azúcar

250 gr. de mantequilla pomada

4 huevos (o 5 huevos si son medianos)

250 gr. de chocolate

350 gr. de harina de repostería

1 sobre de levadura de repostería en polvo (o 2 cucharadas)

Ganache

– 200 gr. de chocolate blanco

– 80 ml. de nata 35% grasa

– 1 cucharada de miel

Para decorar

Pistachos

Elaboración

– Ponemos el chocolate en un cuenco a derretir, bien a baño María o en el microondas, si es en éste último lo ponéis por fracciones de 30 segundos y comprobáis o se os puede quemar. Reservar

– Mientras tanto batimos en un cuenco el azúcar con la mantequilla en punto de pomada y mezclamos bien, vamos agregando los huevos uno a uno. Cuando la mezcla esté bien integrada vamos añadiendo cucharadas de la harina que habremos tamizado con la levadura.

– Finalmente agregamos el chocolate poco a poco al tiempo que vamos mezclando energicamente.

(Yo utilicé un molde de silicona, así que vertí la mezcla directamente. Si utilizáis otro tipo de molde o bien lo emantecais y luego lo espolvoreáis con harina o bien lo forráis con papel vegetal para evitar que se pegue.)

– En el horno precalentado a 190ºC hornea durante 20- 25 minutos. Comprueba pinchando una brocheta que esté horneado, no debe pasarse de horno porque el punto húmedo que le aporta el chocolate es delicioso en boca.

Al retirarlo del horno  deja templar durante 5 minutos y vuélcalo sobre una rejilla hasta enfriar.

Ganache

– Calienta la nata y la miel en un cazo hasta que alcance punto de ebullición, apaga el fuego y añade el chocolate blanco picado, revuelve hasta su total disolución. Deja templar unos minutos y cuando tenga cierto espesor, vuelca irregularmente sobre el bizcocho.

– Espolvorea algunos pistachos picados.bizcocho-choco

Puedes acompañar con una cucharada de yogur griego o una bola de helado o simplemente, degustarlo solo en todo su esplendor.

No te pierdas la oportunidad de probar esta ricura. Frabiconsejos: Los pistachos se mantienen frescos en el congelador.

¡Disfruta cocinando en casa!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *