Ha vuelto la ola de frío a España y aquí estoy yo con un plato de salsita y a  mojar pan.

Un guiso clásico cocinado de forma tradicional, con buenos productos, aromatizado con hierbas frescas, como antaño y como protagonista, el conejo con una carne magra , nada calórica y a mi gusto un poquito sosa, pero nada que un buen guiso no solucione.

Esta es una receta de familia, para comer todos a la mesa, pero también de la que puedes dejar hecha para mañana y cuando llegues de trabajar el solo pensamiento del guisito que te espera te hará sonreír. Y si llevas la comida en un tupper a tu trabajo, también resulta fantástico, lo calientas un par de minutos al microondas y comerás como en casa.

conejo, estofado, guiso, salsa tomate, zanahorias Os cuento como lo hice

  • Ingredientes (4 personas)
  • – 1 conejo de 1 kg 300 gr. aproximadamente.
  • – 1/2 de un pimiento rojo
  • – 1/2 de un pimiento verde
  • – 8 cebollitas gallegas
  • – 3 chalotas
  • – 2 dientes de ajo picados (sin simiente)
  • – Hierbas aromáticas frescas (tomillo, orégano, romero, perejil)
  • – 2 hojas de laurel
  • – 1/2 vaso de salsa de tomate (yo casera) la podéis ver AQUÍ
  • – 1 vaso de cerveza (suave) (puedes sustituirlo por vino blanco, caldo o  agua)
  • – 2 zanahaorias grandes (o 3 pequeñas)
  • – Sal y pimienta negra
  • – Aceite de oliva virgen extra

Guarnición. – Cuscús conejo, estofado, guiso, salsa tomate, zanahorias

  • Elaboración
  • 1- Encendemos el fuego y ponemos  en una olla de fondo grueso (yo utilicé las nuevas Effciente de BRA) 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva.
  • 2- Salpimentamos el conejo (troceado) y lo vamos dorando en tandas de 3 o 4 trozos para que se dore bien por todas partes. Mientras esto ocurre, le vamos dando vuelta. Una vez retirado lo vamos pasando a una fuente, repetimos hasta terminar. Reservamos.
  • 3- En el aceite sobrante (si vemos que es escaso podemos añadir un poquito más de aceite de oliva) añadimos las cebollitas gallegas y los pimientos (rojo y verde) cortados en tiras no muy grandes, dejamos unos minutos y vamos revolviendo.
  • 4- Agregamos las chalotas y los dientes de ajo finamente picados, revolvemos y espolvoreamos unas arenillas de sal y dejamos rehogar durante un par de minutos e incorporamos una zanahora en rodajas y la otra la dejaremos entera partida de forma vertical por la mitad (ésta la utilizaremos para emplatar) dejamos rehogar unos 3 minutos e incorporamos la cerveza, cuando ésta comience a hervir, añadimos el tomate, revolvemos e incorporamos el conejo que teníamos reservado.
  • 5- Salpimentamos el guiso y añadimos las hierbas aromáticas, yo las pongo en ramillete  y por encima para después poder retirarlas al final de la cocción. Mientras se cocinan irán soltando hojitas, eso no sólo no es mal, queda riquísimo. El perejil es lo único que pico finito y lo incorporo al tiempo.
  • 6- Por último ponemos el laurel por encima, tapamos la olla, apuramos el fuego durante los primeros diez minutos para que el guiso tome temperatura, después lo bajamos a fuego medio-bajo y lo tenemos así durante una hora más. Dejamos reposar el guiso con la olla tapada durante un cuarto de hora (si podemos esperar, si no fuese así, al plato cuanto antes).
  • 7- Probamos con una cuchara  y rectificamos de sal  si fuese necesario.
  • Guarnición
  • – Yo hice el cuscús siguiendo las instrucciones del fabricante pero en vez de caldo, usé parte de la salsa del estofado.
  • Mi consejo es que si no puedes hacer el cuscús íntegramente con la salsa del guiso porque igual no te llega para emplatar (el conejo no puede quedar sin salsa) lo mezcles con agua hasta conseguir la medida necesaria para el cuscús. Aún así, el cuscús quedará exquisito y con ese sabor a salsita de guiso.

Este es un plato de domingo, o de sábado, porque si lo quieres hacer así, de forma tradicional, a fuego lento, dejando que todos los alimentos se vaya tomando su tiempo en la cocción, sin que les apure la olla rápida ni la tía Pepita que siempre tiene prisa por comer, hay que darle tiempo y paciencia.

También te digo, puedes empezar al tiempo que preparas el desayuno, porque este tipo de guisos no sólo admite perfectamente ser recalentado, en la mayoría de las ocasiones, gana en sabor cuando esto ocurre.conejo, estofado, guiso, salsa tomate, zanahorias

Y por fin tenemos el plato de conejo estofado con cuscús, un plato sencillo, sano y que gustará a los amantes de los guisos y de la cocina tradicional.

Frabiconsejos

  • – Que eres de las que te “horripila” el conejo, sustitúyelo por pollo, el resto todo igual
  • – Utilizo cerveza muchas veces en mis guisos porque me encanta el toque suave y nada ácido que le da a las salsas y además me resulta mucho más fácil tener un bote de cerveza a mano , que tener que abrir a propósito una botella de vino, sólo para cocinar. En ti está la elección, no hay nada como experimentar.
  • – Vivimos en casas de familias, no tenemos el supermercado en la cocina, así que si no tienes un ingrediente no quiere decir que ya no puedas hacer el plato, o bien no se lo pones (bueno, si lo que no tienes es el conejo, me temo que tendrás que salir a comprárlo o hacer otra receta :) o le pones otra cosa. Por ejemplo, las chalotas no son habituales en muchas cocinas (aunque yo desde que las probé, las tengo siempre, me encantan como  enriquecen los platos) si no las tienes, puedes sustituirlas por cebolla picada.

 

Disfruta cocinando en casa, ganará tu bolsillo y sobre todo, tu salud :) ¡¡Os deseo un buen fin de semana a todos y a todas!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Muy buena la receta. La he probado hoy para la cena de Pascua con conejos caídos en las trampas en nuestro campito, y me ha quedado muy requetebuena, que mi esposita se chupaba los dedos… sacó aplausos, ya veremos de repetirla..! Saludos desde Curacaví, en los cerros cercanos a la capital Santiaigo de Chile.

    • Hola, Hernán! Muchas gracias por contarme tu experiencia con la receta, no imaginas la alegría que me he llevado leyendo tu tierno comentario
      Saludos cordiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *