Comer una lubina salvaje es un lujo, no solo para el paladar, también para el bolsillo porque no es precisamente barata, pero este es un plato de celebración y siempre hay un día en el  que uno puede rascarse un poquito la cartera y comer igual o mejor que en el más afamado de los restaurantes.

Esta receta es muy sencilla, no soy partidaria de elaboraciones complejas ni de salsas untuosas cuando se tiene delante un producto de la categoría de  esta lubina salvaje que aún conservaba el anzuelo. Estaba fresquísima, con un olor intenso a mar al igual que el que traían las zamburiñas. Conviene cocinar de modo minimalista para no desvirturar la calidad y el sabor de pescados  y mariscos de esta categoría.

Delicioso, elegante, y con una presentación un poquitín cuidada puedes vestir tu mesa de gala para cualquier celebración y siempre quedarás bien. La lubina a la plancha es un plato ligero, así que puedes poner un primero y un postre que lo equilibren.

lubina-salvaje1zamburiñas

Las verduras siempre son una guarnición perfecta, deben acompañar pero nunca ser más protagonistas que el elemento principal, hacerlas a la plancha con una buena vinagreta las convierte en un bocado delicado y sutil.

Si quieres ver más claramente como se hacen los tallarines de calabacín, te dejo este vídeo:

verdura

Lubina salvaje con zamburiñas
 
4 comensales
Frabisa:
Cocina: Gallega y marinera
Ingredientes
  • 1 lubina salvaje de apróx. 1.300 g
  • 8 zamburiñas (mejor frescas)
  • 250 g. de zanahorias baby (u otras tiernas)
  • 1 manojo de espárragos verdes
  • 2 calabacines
  • 4 tomates cherrys
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • Vinagreta:
  • 2 cucharadas soperas de zumo de limón.
  • 1 cucharadas sopera de vinagre de Sidra (u otro suave, puede ser de manzana)
  • 1 cucharada sopera de vinagre de módena.
  • 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • Pizca de sal y pimienta negra de molinillo.
  • Aceite de perejil y cebollino
  • aceite de oliva virgen extra.
  • perejil y cebollino fresco.
Instrucciones
  1. Mezcla todos los ingredientes de la vinagreta y reserva.
  2. Vierte un poco de aceite (sobre dos dedos) en el vaso de la batidora y agrega un poco de perejil y cebollino fresco, tritura y reserva.
  3. Puedes pedir a tu pescader@ que prepare la lubina y deje dos lomos perfectamente limpios y libres de espinas, también puedes hacerlo tú, yo lo hice y tampoco es que tenga mucha práctica, la realidad es que es sencillo.
  4. Espolvorea sal y refrigera hasta el momento de hacerla.
  5. Verduras
  6. Lava las zanahorias, despunta y cuécelas en agua hirviendo hasta que estén en su punto (mejor que estén "al dente" porque después las pasaremos a la plancha. Escurre y reserva.
  7. Saltea las zanahorias en una plancha caliente con unas gotitas de aceite. Cuando estén ligeramente doradas, espolvorea sal y pimienta negra de molinillo. Retira para un plato y reserva.
  8. Laminas los calabacines, los cortas en juliana y los salteas en la plancha con una gotita de aceite hasta que estén tiernos (cuidado que se pasan enseguida). espolvorea sal y retira para un plato.
  9. Corta la parte más leñosa de los espárragos, lávalos bien y ásalos en la misma plancha con unas gotitas de aceite. Cuando estén tiernos, espolvorea sal y retira para un plato.
  10. Coloca la lubina cortada en raciones sobre la plancha con la piel hacia abajo, 1 o 2 minutos dependiendo de la potencia de tu plancha y lista para dar la vuelta. Al tiempo, coloca las zamburiñas que simplemente llegará con un vuelta y vuelta. Espolvorea sal.
  11. Emplatado
  12. Aunque no lo parezca, me ayudé de un aro para colocar primero las tiras de calabacín, después las zanahorias, levantas el aro, se va a desmoronar, pero guarda una cierta estética, coloca ahora la lubina a un lado y las zamburiñas. Los espárragos y un tomate cherry abierto a la mitad por plato .
  13. Con el plato montado, regamos sobre las verduras la vinagreta (antes de usarla, volvemos a mezclarla bien para que emulsione), también ponemos apenas unas gotitas de vinagreta alrededor del plato.
  14. Por último, con una cucharita pequeña o un biberón de cocina, decoramos con el aceite de perejil que le queda rico y muy bonito al conjunto.
  15. Sirve.
Frabiconsejos
Seguro que te ha sobrado aceite de perejil y cebollino, guárdalo en un bote hermético en la nevera y utilízalo para aliñar ensaladas, pasta fresca, arroz, patatas cocidas, verás que lo terminas antes de lo que piensas.
Para laminar los calabacines puedes utilizar una mandolina o un cuchillo afilado.
 

La lubina y las zamburiñas las compré AQUÍ.

Recuerda que si compras en “Bocado de mar”, por ser lector de este blog tendrás un descuento de un 8%. al  poner el código “frabisa8”,

A disfrutar!

Puedes ver AQUÍ,  recetas de otros pescados y mariscos

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Buenos días Isa!!.
    Simplemente de diez la receta de hoy, me encanta este tipo de preparaciones, todo tan sanote y tan fresco. Con un Albariño al lado, esta lubina se disfruta como lo que es, todo un manjar.

    Bicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *