Mi receta de conmemoración de este año, es un Bundt Cake “Red Velvet” o terciopelo rojo, bañado por una gruesa capa de chocolate.

Hay infinidad de variantes del famoso “Red Velvet” pero adaptado a este maravilloso molde donde las masas abizcochadas adquieren otra textura y sabor,  y que el mágico chocolate lo recubre, ha resultado de cuadro de Museo de el Prado.

Un bizcocho apetecible desde el primer contacto visual, su miga húmeda y sabrosa os encantará. Ideal para degustar con una taza de té o café o chocolate se convertirá en un fijo de vuestro recetario.red-velvet

Bundt Cake - Red Velvet. Chocolate.
 
Molde HERITAGE de NordicWare de 2 litros de capacidad.
Frabisa:
Cocina: Americana
Ingredientes
  • 150 g de mantequilla en pomada (muy, muy blandita casi derretida)
  • 350 g de azúcar
  • 450 g de harina de repostería
  • 2 cucharaditas de colorante Extra Red de Sugarflair.
  • 4 huevos L
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 15 g de cacao en polvo sin azúcar (VALOR)
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico (se vende en los supermercados, lo compré en MERCADONA)
  • Pizca de sal.
  • 340 ml de buttermilk (330 ml. de leche entera + 10 ml de zumo de limón)
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
  • Para la cobertura
  • 150 g de chocolate negro 70% cacao (VALOR)
  • 150 g de nata (crema de leche) de mínimo 35% materia grasa
  • 1 cucharadita de miel
  • 30 g de mantequilla sin sal
Instrucciones
  1. Precalienta el horno a 180º (calor arriba-abajo) y la rejilla en la segunda guía del horno comenzando a contar desde abajo.
  2. Mezcla los ingredientes del buttermilk, deja reposar hasta el momento de utilizar.
  3. Tamiza la harina, el cacao, la sal y el bicarbonato. Reserva
  4. Engrasa el molde con mantequilla diluida, ayúdate de un pincel para llegar a todos los rinconcitos del molde. Espolvorea harina y reserva.
  5. Bate la mantequilla con el azúcar hasta que haya blanqueado.
  6. Agrega los huevos previamente batidos uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que el anterior esté integrado en la mezcla.
  7. Añade la vainilla, el vinagre y el colorante
  8. Incorpora la harina y el buttermilk en 3 tandas, alternando los secos y los líquidos, empieza y termina siempre con los elementos secos, es decir con la harina tamizada con el cacao y la sal. Si haces este paso con la batidora, deberías hacerlo a velocidad muy bajita, aunque mejor sería hacerlo a mano con suaves movimientos envolventes (mejor usar espátula) para evitar sobrebatir la mezcla.
  9. Volcamos la mezcla en el molde e introducimos en el horno, en este momento, bajamos la temperatura a 170º.
  10. Horneamos unos 50 minutos. Comprobamos a mitad de cocción que la superficie no se tuesta demasiado, si fuese así, cubrimos con papel de aluminio.
  11. Finalmente pinchamos con una brocheta, si sale limpia, estará listo.
  12. Apagamos el horno, dejamos el bundt dentro del horno con la puerta entreabierta, unos diez minutos para que vaya perdiendo calor poco a poco.
  13. Retiramos el molde y volvemos a aguardar otros diez minutos antes de desmoldar, es mejor asegurarse que la mezcla va enfriando paulatinamente.
  14. Desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar totalmente.
  15. Cobertura.
  16. Ponemos al fuego en un cazo la nata y la miel. Llevamos a ebullición, apagamos el fuego, añadimos el chocolate troceado y la mantequilla, aguardamos un par de minutos y mezclamos con unas varillas. Dejamos templar unos 10 minutos.
  17. Colocamos una rejilla sobre una bandeja o papel vegetal y encima de la rejilla, el bund cake, de este modo aprovecharemos el chocolate que caerá en el momento de bañarlo. Nos ayudamos de una jarrita o de una cuchara sopera y vamos bañando el bunt , comprobamos que queda bien cubierto. Es mejor hacer un primer bañado más ligero y como entre tanto el chocolate va enfriando y por tanto espesará más, en el segundo bañado cubrirá totalmente. Por último con una espátula vamos cubriendo esos rinconcitos a los que el chocolate no ha llegado, podemos aprovechar el chocolate que ha caido a la bandeja.
  18. Espolvoreamos praliné de frambuesa o nueces o lo dejamos así.
Frabiconsejos
Me pareció mucha masa, así que rellené dos moldes de madalenas que hornee al tiempo que el bundt, las retiré a los 15 minutos de horneado.
Puedes hacer aún más jugoso este bundt si el buttermilk lo haces con 200ml de leche entera, 130 ml de nata (crema de leche) de mínimo 35% materia grasa y el zumo de limón, mezclas y tendrás un buttermilk espeso y fantástico.
El praliné de frambuesas lo compré en Francia, supongo que habrá tiendas de repostería que lo tengan pero lo desconozco, sin embargo si quieres puedes sustituirlo por nueces, avellanas o cualquier otro elemento decorativo que se te ocurra. También queda bonito solo con el baño de chocolate.
No olvides tener todos los ingredientes a temperatura ambiente, si se te olvida puedes consultar AQUÍ algunos truquillos para solucionarlo.
Frabiconsejos:

Si donde vives las harinas tienen otro nombre, busca AQUÍ la denominación que corresponde a tu lugar de residencia.

Conviene que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.

¿Te has olvidado de sacar los huevos de la nevera?

Un remedio casero para cuando te has olvidado sacarlos de la nevera con antelación es sumergirlos en agua tibia durante unos minutos, de ese modo conseguiremos atemperarlos.

¿Fue la mantequilla la que has olvidado en el frigorífico? (a mí se me olvida siempre) con cortarla en cubos y ponerla unos segundos en el microondas en función descongelar, se ablandará sin dificultad, también puedes rallarla y en pocos minutos alcanzará la temperatura adecuada. Otra opción es cortarla en pequeños cubitos, adquirirá temperatura en unos minutos.

¿Quieres utilizar edulcorante? Si quieres prescindir del azúcar en las recetas de masas abizcochadas puedes sustituir la cantidad indicada de azúcar por su equivalente al edulcorante que utilices. Recuerda que no todos los edulcorantes sirven para hornear, deben especificar en la etiqueta que soportan altas temperaturas. Si haces este bizcocho con edulcorante, bátelo con los huevos.

¿Congelado? Este bizcocho se conserva en perfectas condiciones durante 3 o 4 días. Puedes congelarlo en bolsas adecuadas y descongelar a temperatura ambiente.

TODO lo que debes saber para que tus bizcochos te salgan PERFECTOS, lo tienes AQUÍ dedica unos minutos, asimila la información y comienza.

red-velvet-4pg Espero que lo disfrutéis y si os animáis a hacerlo, me lo contáis aquí o por las redes sociales, me encantará ver vuestros resultados.

A disfrutar!!

Puedes ver AQUÍ todos los trucos y consejos para hacer el bizcocho perfecto.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. La receta tiene buenísima pinta, estoy deseando probar a hacerla, pero me surge unas dudas: la cucharadita de vinagre que viene en los ingredientes en qué punto de la receta se utiliza? y la vainilla que incorporamos en el punto 7 no viene en los ingredientes, qué cantidad es de ésta?

  2. En fin, las fotos lo dicen todo!!. Impresionante, apetecible, tentador…lo clavas siempre Isabel. Es una delicia pasarse por tu cocina, aunque siempre salga con hambre o con antojo jajajajajaja.

    bicossssssssss

  3. Eva García Madrigal

    Hola Isabel, puedo usar cualquier colorante? O si no pongo pasa algo? Por supuesto que ya no sería red velvet, pero de sabor sería igual, no? Gracias

    • Hola, Eva!! Claro, puedes usar otro colorante, este dicen los/las “entendida@s” que es el que consigue un rojo más bonito, pero no lo puedo asegurar, no he probado con otros. De sabor te aseguro que está impresionante. Bss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *