Hay que comer espinacas, son ricas en vitaminas A y E, yodo y varios antioxidantes, pero claro, es una verdura que en ocasiones hay que camuflar o nos la dejarán en el plato. Este receta  tiene mucho éxito incluso entre los más pequeños porque la espinaca pasa desapercibida en una rica y untuosa bechamel. Además, de ser sano, y nutritivo, así presentado parece un platazo muy elaborado, y no lo es, ya veréis la receta qué sencilla.

Por supuesto, si andáis a mil por hora, podéis obviar el cestito de masa philo, queda estupendo, pero a veces hay que tomar el camino del medio para poder llegar al mismo objetivo y no pasa nada.

Salmón fresco sobre tulipa crujiente y espinacas a la crema
 
2 comensales
Frabisa:
Ingredientes
  • 250 gr. de salmón fresco cortado en tacos.
  • Pizca de Eneldo.
  • 1 manojo de espinacas frescas.
  • 20 gr. de harina
  • 20 gr. de mantequilla
  • 250 ml. de leche
  • Pimienta, nuez moscada y sal.
  • 1 lámina de masa philo
  • 10 gr. de mantequilla derretida.
  • Para la terminación
  • - Cebollino fresco (opcional)
Instrucciones
  1. Tulipas
  2. Pintamos con mantequilla la hoja de masa philo, la doblamos en 4 (que queden de unos 10 cm de lado aprox), forramos una flanera o similar y horneamos aproximadamente 10 minutos a 160º-170º. Retiramos del molde y dejamos enfriar (estos se puede hacer horas antes o incluso la tarde anterior.
  3. Lavamos las hojas de espinacas y las cocemos en medio vaso de agua durante 3-5 minutos. Escurrimos y reservamos.
  4. Derretimos la mantequilla en una ollita, añadimos la harina, revolvemos energicamente con varillas hasta que se impregne bien y comenzamos a añadir poco a poco la leche, no añadimos más hasta que la primera se haya absorbido, así hasta terminar. Agregamos la sal, la pimienta y la nuez moscada, bajamos el fuego y cocinamos durante cinco minutos revolviendo de cuando en vez.
  5. Apretamos con las manos la espinaca para que suelte bien el agua, las cortamos de forma irregular, y las añadimos a la bechamel. Rectificamos de sal.
  6. Asamos (sin aceite) los taquitos de salmón en una sartén o plancha. Una vez hechos le espolvoreamos sal y Eneldo.
  7. Montaje del plato
  8. - Ponemos las espinacas con crema en el borde alrededor del plato dejando vacío el centro que será donde coloquemos el saquito que albergará los taquitos de salmón.
  9. Unos tallos de cebollino y listo para servir.
Frabiconsejos
Podemos acompañarlo con una rodaja de limón
_DSC1474bis

A disfrutar!

 

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Clementina

    Me encanta. Tiene que ser una delicia! No hay duda que con tantas texturas seguro esté rico rico.
    Se queda la foto grabada en la mente para guisar. Gracias Isabel por compartir y hacer la vida en la cocina más bonita. Bss

  2. Hola, últimamente he comprado en el mercado de la Plaza de Lugo el salmón fresco libre de antibióticos, este es un problema que tienen todos los pescados de “granja”; además de ser más sano, tiene menos grasa y mas sabor. Lo venden en el puesto de Santiago Fraga, y seguro que en algún otro también.
    Gracias por tus recetas Isabel. S

    • Anda, Carmen, que bueno, me encanta que me cuentes esas cosas, no sólo es bueno para mí, también para muchos lectores que viven en A Coruña. Así que gracias y muchas a ti por estos datos que tan bien nos vienen a los cocinillas. Un biquiño

  3. Pues mira, yo de espinacas no soy mucho pero me las como eh, camufladas eso si. Con el salmón me llevo divinamente es un pescado sanísimo y que me encanta el sabor que tiene. Metidito en ese saquito de pasta philo se me caen los ojos mirando para él, vamos que almorzaría encantada con un plato así hoy mismo, Isa.

    Bicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *