Estas “Madalenas de limón glaseadas”  tienen un intenso sabor a limón y una miga densa que más parecen un pastel que un bizcocho.

Resultan la compañía perfecta para un té o café a media tarde, para regalar o para acompañar el desayuno. A mí este tipo de miga no me puede gustar más, me parecen riquísimos.

Madalenas Clásicas de Naranja.
 
15 madalenas aproximadamente (depende de la capacidad de los moldes)
Frabisa:
Cocina: Repostería
Ingredientes
  • 230 g de harina
  • 10 g. de levadura o impulsor de repostería (tipo Royal)
  • Pizca de sal
  • 3 huevos L
  • 190 gr. de azúcar
  • 100 ml de aceite de girasol (puede ser de oliva suave)
  • 80 ml de nata 35% grasa (crema de leche)
  • Gotitas de extracto de limón (opcional)
  • Ralladura de 2 limones
  • Para la terminación
  • 3 cucharadas colmadas de azúcar glas.
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón.
  • Ralladura de una lima
Instrucciones
  1. Mezcla con unas varillas (puede ser a mano o con un robot) a velocidad media-baja el azúcar, y los huevos hasta blanquear durante no menos de cinco minutos.
  2. Añade el aceite, la nata, la ralladura de los limones, las gotitas de extracto de limón y continúa batiendo hasta que se integren.
  3. Incorpora poco a poco la harina tamizada con la sal y la levadura de repostería. Primero incorpora un cuarto aproximadamente, revuelve despacio, con movimientos envolventes, añade otro poco, sigue revolviendo y asi hasta terminar. Cubre la masa con un papel de film transparente y refrigera por espacio de un mínimo de 25-30 minutos. Puedes dejarlo una hora, dos, tres o veinticuatro horas.
  4. Encendemos el horno (mientras dejamos reposar la masa durante un ratito en la nevera (entre ½ hora y 1 hora o toda la noche) y lo precalentamos a 230º, y lo ponemos en la función que nos parezca más idónea en nuestro horno (yo en calor abajo-arriba y la rejilla en la segunda guía del horno empezando a contar por abajo)
  5. Pon las cápsulas de papel en una bandeja de madalenas (las hay a vender en cualquier sitio y son económicas) o pon las cápsulas en flaneras para que no se desparrame la masa durante la cocción.
  6. Retira la masa de la nevera, revuelve suavemente con una espátula de silicona y comienza a rellenar (yo utilizo una cuchara de helados) las cápsulas , yo las relleno hasta casi el borde superior, e introduce en el horno, baja la temperatura a 200º y hornea entre 20 minutos, dependerá de tu horno, cuando las veas ligeramente doradas, pincha una de ellas con un palillo y si sale limpio, estarán listas.
  7. Cuando hayan pasado diez minutos, retira la bandeja del horno y pasa las madalenas a una rejilla Prepara el glaseado mezclando las 3 cucharadas soperas de azúcar glas con 1 cucharada sopera de zumo de limón, vierte un poco de glaseado sobre cada madalena aún caliente, ralla un poco de lima y deja enfriar.
  8. Sirve.
Frabiconsejos
Se mantienen 3 o 4 días en perfecto estado de consumo, no obstante para su mejor conservación guárdalas en una bolsa plástica.
Se puede congelar en bolsas aptas para congelado. Se descongelan a temperatura ambiente en una media hora.
Los ingredientes conviene que estén a temperatura ambiente.
Si te has olvidado de sacar los huevos de la nevera, introdúcelos cinco minutos en agua caliente, ese truco, sirve.
El limón debes limpiarlo bien (con un cepillito a poder ser) para que la cáscara quede lo más limpia posible de pesticidas ya que será justamente la parte que vamos a utilizar.
Usamos lima para el acabado porque la ralladura de la lima es más suave para tomarla cruda.
El glaseado es escaso, solo lo justo para acentuar el sabor a limón, y no recargar el azúcar, si te gusta con más glaseado puedes duplicar las cantidades.
Disfruta cocinando en casa, cuanto más lo hagas, más te gustará!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Deliciosos!! Nunca había usado buttermilk y me animé a probar con esta receta, la verdad es que creo que me aficionaré!! Me gusta mucho la miga y el sabor del limón simplemente espectacular.

    • Hola, María!! Cuanto me alegro!!! La verdad es que yo estoy abonada también al buttermilk, tanto en masas dulces como saladas, les da un punto muy pero que muy rico. Saludos

  2. Iba de cabeza a por la receta de salmón sobre una tulipa y un lecho fántástico de espinacas y crema (menuda envidia me ha dado el salmón de marras) cuando he visto estas madalenas tan coquetas.
    Me encantan tus “fabriconsejos” (mira que yo siempre olvido sacar los huevos de la nevera! ;-)

    Biquiños y buen retorno de las vacaciones!

    • Helena, y yo también me olvido. Yo planifico poco, la mayoría de las veces voy sobre la marcha y claro, así invento trucos para salvar la situación. Ya he llegado, pero no consigo remontar, que barbaridad, parece que me hubiese ido diez meses. un biquiño

  3. Una solución estupenda para la cantidad de limones que nos da el árbol que tenemos en la finca.
    Y con la miga densa y húmeda ummmm… Y el toque del glaseado genial.
    Me encantan. Con tu permiso te la cojo prestada. Ya te contaré.
    Bicos!!!!

  4. Algunos días el leerte está más cercano al suplicio que al placer. Quiero un bizcochito ya!!! o dos o tres. Un abrazo grande torturadora nuestra

  5. !!Miga húmeda y densa!!…ni me haría falta ver las fotos, ni saber los ingredientes. A mi ya me has comprado con esas tres palabras. Tampoco me podría gustar más, Isa, adoro las preparaciones dulces con esa clase de miga, es una delicia. Con el glaseado de limón, los has bordado.

    Bicos y feliz fin de semana, guapetona

    • Me pasa igual, Merchi!! Cuando a veces leo esas recetas que venden como el no va mas todo lo esponjoso, pienso en mis migas apretadas que son las que más me gustan, jjajajaj. Un besito, linda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *