Este «Pastel de naranja caramelizada» está a medio camino entre un bizcocho tradicional y una tarta de celebración. Su textura húmeda, el caramelo que la baña, las naranjas que la coronan, todo ello nos encamina a una repostería casera de las que encandilan.

Para el desayuno, merienda o incluso para servir como postre, este bizcocho-tarta te enamorará desde el primer bocado.

Pastel de naranja caramelizada
 
1 molde de 27 cm de circunferencia
Frabisa:
Cocina: Dulce
Ingredientes
  • 2 naranjas + agua que las cubra + 4 cucharadas de azúcar.
  • Para el caramelo: 160 g de azúcar + 2 cucharadas soperas de zumo de limón
  • Para el bizcocho
  • 200 g de harina floja de repostería (s/levadura)
  • 150 g de azúcar común
  • 200 g de mantequilla derretida y fría.
  • 8 g de polvos de hornear (tipo ROYAL)
  • Pizca de sal
  • Ralladura de 2 naranjas
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla o las semillas de una vaina.
  • 3 huevos M
Instrucciones
  1. Corta las naranjas en rodajas muy finitas en una tartera baja, espolvorea azúcar y agua que las cubra, cuécelas a fuego medio-bajo hasta que estén tiernas (unos 35 minutos) . Si ves que se queda sin agua, añade un poco más, es importante que queden tiernas. Una vez finalizadas, escurre y reserva.
  2. En una sartén pon los ingredientes del caramelo (azúcar y zumo de limón) y lleva a fuego medio hasta que se haga un caramelo rubio. No lo remuevas con ningún artilugio, si acaso mueve la sartén para que se mezcle el caramelo que se va formando por abajo con el azúcar que está por arriba.
  3. Hecho el caramelo, recubre todo el molde, por el fondo y los laterales.
  4. Por encima del caramelo, coloca las rodajas de naranja, también por los laterales. Reserva.
  5. Enciende el horno con calor arriba y abajo a 180º y coloca la rejilla en la segunda guía del horno comenzando a contar desde abajo.
  6. Mezcla el azúcar con la mantequilla derretida hasta que esté bien integrada (unos 5 minutos).
  7. Añade la ralladura de las naranjas, la vainilla y los huevos uno a uno, no añadiendo el siguiente hasta que el anterior no se hubiese integrado perfectamente.
  8. Incorpora la harina tamizada con la sal y los polvos de hornear en dos tandas, primero la mitad, mezcla y después el resto, vuelve a mezclar.
  9. Vierte la mezcla en el molde.
  10. Hornea 15 minutos a 180º, baja el fuego (sin abrir el horno) a 170º y hornea unos 45 minutos más o hasta que pinchando con una brocheta, ésta salga seca.
  11. Finalizado el horneado, deja templar unos 10 minutos y desmolda en la fuente de servir. Hay que desmoldar cuando aún está caliente porque si se enfría el caramelo del fondo se endurecerá y no saldrá.
  12. Una vez desmoldado, deja enfriar y sirve.
Frabiconsejos
Lava bien las naranjas, incluso con un cepillito debajo del grifo y seca antes de rallar.
Puedes acompañar con yogur griego sin azúcar o nata montada.

Este pastel nos procura una miga con fuerte sabor a naranja, bocados firmes y deliciosos.

Frabiconsejos:

Si donde vives las harinas tienen otro nombre, busca AQUÍ la denominación que corresponde a tu lugar de residencia.

No he experimentado esta receta con otro tipo de harina, por tanto no puedo recomendarte otra variación que no sea la harina  que aparece en los ingredientes. Si haces esta receta y pruebas a elaborarla con otra harina, por favor, cuéntanoslo.

Siempre me ha resultado incomodísimo tamizar harina, después de haber probado varios artilugios distintos, por fin me he comprado EL TAMIZ PERFECTO, es baratito, cuesta entre 9 y 10 euros y va fantástico, le vas dando a la palanca y sale muchísima cantidad de harina tamizada.

Si quieres, puedes comprarlo AQUI.

Conviene que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.

¿Te has olvidado de sacar los huevos de la nevera?

Un remedio casero para cuando te has olvidado sacarlos de la nevera con antelación es sumergirlos en agua tibia durante unos minutos, de ese modo conseguiremos atemperarlos.

¿Fue la mantequilla la que has olvidado en el frigorífico? (a mí se me olvida siempre) con cortarla en cubos y ponerla unos segundos en el microondas en función descongelar, se ablandará sin dificultad, también puedes rallarla y en pocos minutos alcanzará la temperatura adecuada. Otra opción es cortarla en pequeños cubitos, adquirirá temperatura en unos minutos.

¿Quieres sustituir la mantequilla por aceite? La proporción es  cada 100 g de mantequilla sustituirla por 90 g de aceite (de oliva o girasol o coco)

¿Quieres utilizar edulcorante? Si quieres prescindir del azúcar en las recetas de masas abizcochadas puedes sustituir la cantidad indicada de azúcar por su equivalente al edulcorante que utilices. Recuerda que no todos los edulcorantes sirven para hornear, deben especificar en la etiqueta que soportan altas temperaturas. Si haces este bizcocho con edulcorante, bátelo con los huevos.

¿Quieres endulzar de modo más saludable? Utiliza «panela»,  una alternativa muy aconsejable al azúcar blanco, lo mismo ocurre con el sirope de ágave.

Stevia en polvo:  Es un edulcorante natural,  obtenido a partir de las hojas de la planta de la stevia  sustitutivo del azúcar común.
Hay varias marcas de Stevia y en algunos casos dejan un regusto un tanto artificial así que se trata de que vayamos probando hasta encontrar el que nos parezca más natural y esté mejor conseguido.
1 kg de azúcar equivale a 6 g de Stevia.

¿Congelado? Este bizcocho se conserva en perfectas condiciones durante 3 o 4 días. No soy partidaria de congelar este bizcocho, el caramelo se cristalizaría.

El molde: Debes untarlo Spray desmoldeante,  con mantequilla, después espolvorear con harina o cacao en polvo (si fuese un bizcocho de chocolate)  con el fin de que no se pegue el bizcocho o bien forrarlo con papel vegetal.
  • ¿Cuando está hecho el bizcocho?

  • Todos los tiempos de cocción son aproximados. Comprueba el punto de horneado del bizcocho justo después del tiempo indicado; ya debería estar dorado y empezando a separarse de los lados del molde. Palpa la superficie con los dedos: debe tener un tacto firme. Puedes insertar una aguja fina en la parte más gruesa del pastel . Extrae lentamente la aguja: no debe llevar adherida masa aún cruda. No confundas la textura pegajosa de la fruta con lo que es la masa del bizcocho.
  • Controla el horneado y si la superficie se tuesta demasiado, cubre con papel de aluminio, si ésto no fuese necesario NO ABRAS EL HORNO durante el proceso de cocción bajo ningún concepto.

TODO lo que debes saber para que tus bizcochos te salgan PERFECTOS, lo tienes AQUÍ dedica unos minutos, asimila la información y comienza.

A disfrutar!!

 

 

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. NombreVictoria

    Un bizcocho que gana muchísimo con esas naranjas caramelizadas……..gracias por los consejos
    Feliz fin de semana y cuídate mucho¡¡¡

  2. Natividad de Pinto Torrejón

    Ninguna receta q he visto,hasta ahora,son muy fáciles de hacer. El paso a paso está estupendamente escrito.
    Este pastel ,le pondría un 15 de calificación.
    Gracias.Salud. Saludos.☺

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *