Qué tendrán los cítricos que tanto nos enamoran en repostería. Este “Bizcocho glaseado extra de limón” tiene un contraste adorable entre el intenso sabor a limón y el glaseado dulce que lo cubre.

Es un dulce que no podrás dejar de comer, está tan jugoso, tierno y aromático que resulta exquisito. Lo he repetido 3 veces en las últimas dos semanas y siempre es un visto y no visto.

Ayer lo he hecho para regalar y aunque aún no he visto a mi amiga, estoy tranquila, sé que con este cake voy sobre lo fijo, gustará sin lugar a dudas.

¿Te animas a hacerlo?

Bizcocho extra de limón
 
Molde de 23 x 13 cm
Frabisa:
Cocina: Repostería
Ingredientes
  • 120 g de mantequilla sin sal
  • 180 g de harina y un poco más para el molde
  • 60 g de almendra molida
  • 200 g de azúcar
  • 180 g de nata 35% materia grasa (crema de leche) + 60 ml de zumo de limón (mezclar)
  • 1 cucharadita de levadura de repostería (6 g)
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico (4 g)
  • 3 huevos
  • Almíbar
  • 80 ml de agua
  • 80 ml de zumo de limón.
  • Ralladura de 2 limones
  • 60 g de azúcar.
  • Glaseado
  • 100 g de azúcar glas
  • 3 cucharadas soperas de zumo de limón.
  • Decora con ralladura de limón
Instrucciones
  1. Precalienta el horno a 180º
  2. Almíbar
  3. Lleva a ebullición los ingredientes detallados, baja el fuego y déjalo durante 4 minutos. Reserva.
  4. Bizcocho.
  5. Engrasa el molde con mantequilla, enharínalo y sacude el exceso de harina.
  6. Mezcla 60 ml de zumo de limón con la nata. Reserva
  7. Tamiza la harina con la levadura de repostería. Una vez tamizada, añade la harina de almendra, revuelve con una cuchara. Reserva.
  8. Bate la mantequilla, la ralladura de 2 limones y 200 g de azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina. (5 minutos apróximadamente)
  9. Incorpora los huevos uno a uno no añadiendo el siguiente hasta que el anterior se haya integrado perfectamente en la masa.
  10. Aminora la velocidad de tu batidora y comienza a añadir la harina y la nata mezclada con el zumo, alternando los líquidos y los secos, empezando siempre por los líquidos y terminando con los secos.
  11. Vuelca la masa en el molde, alisa la superficie con la espátula y golpea suavemente sobre la encimera para lograr que la masa se asiente bien.
  12. Hornea durante 60 minutos a 180º, o hasta que pinchando con un palillo, salga limpio.
  13. Aguarda diez minutos y desmolda sobre una rejilla.
  14. Pincha toda la superficie del bizcocho con una brocheta y moja con el almíbar ayudándote de un pincel de cocina de tal modo que empape bien. Es mejor hacer este paso cuando el bizcocho esté aún caliente para que la miga absorba mejor.
  15. Glaseado
  16. Mezcla el azúcar glas con el zumo de limón hasta obtener una cremita, viértela por encima del bizcocho de modo irregular, puedes extenderla mejor sobre la superficie ayudándote del pincel. Antes de que el glaseado se seque, ralla un poquito de piel de limón por encima, además de quedar muy lindo, le da más sabor aún de limón si cabe.
  17. Sirve.
Frabiconsejos
Puedes omitir el glaseado, pero el azúcar que lleva este bizcocho está pensado en este glaseado porque de algún modo hay que compensar tanto limón como lleva.

No olvides visitar todos los “Trucos y consejos para un bizcocho perfecto”, quizás encuentres algún truquillo que desconoces y te pueden servir para la elaboración de tus mejores bizcochos.

Frabiconsejos:

Si donde vives las harinas tienen otro nombre, busca AQUÍ la denominación que corresponde a tu lugar de residencia.

No he experimentado esta receta con otro tipo de harina, pero tengo la intuición que puedes sustituir la harina de castañas por su mismo peso en harina floja de trigo o harina de trigo común para repostería.

Siempre me ha resultado incomodísimo tamizar harina, después de haber probado varios artilugios distintos, por fin me he comprado EL TAMIZ PERFECTO, es baratito, cuesta entre 9 y 10 euros y va fantástico, le vas dando a la palanca y sale muchísima cantidad de harina tamizada.

Si quieres, puedes comprarlo AQUI.

Conviene que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.

¿Te has olvidado de sacar los huevos de la nevera?

Un remedio casero para cuando te has olvidado sacarlos de la nevera con antelación es sumergirlos en agua tibia durante unos minutos, de ese modo conseguiremos atemperarlos.

¿Quieres utilizar edulcorante? Si quieres prescindir del azúcar en las recetas de masas abizcochadas puedes sustituir la cantidad indicada de azúcar por su equivalente al edulcorante que utilices. Recuerda que no todos los edulcorantes sirven para hornear, deben especificar en la etiqueta que soportan altas temperaturas y que puede variar el resultado final porque el azúcar es un ingrediente importante en la composición química de esta masa. Si haces este bizcocho con edulcorante, bátelo con los huevos.

¿Quieres endulzar de modo más saludable? Utiliza “panela”,  o “azúcar de coco”,  una alternativa muy aconsejable al azúcar blanco, lo mismo ocurre con el sirope de ágave.

Stevia en polvo:  Es un edulcorante natural,  obtenido a partir de las hojas de la planta de la stevia  sustitutivo del azúcar común.
Hay varias marcas de Stevia y en algunos casos dejan un regusto un tanto artificial así que se trata de que vayamos probando hasta encontrar el que nos parezca más natural y esté mejor conseguido.
1 kg de azúcar equivale a 6 g de Stevia.
Sin embargo si tengo que apostar por un edulcorante os cuento que el que más me gusta se llama SUCRALIN, su sabor es muy natural.

¿Congelado? Este bizcocho se conserva en perfectas condiciones durante 3 o 4 días. Puedes congelarlo ENTERO O EN TROZOS en bolsas adecuadas y descongelar a temperatura ambiente.

Controla el horneado y si la superficie se tuesta demasiado, cubre con papel de aluminio, si ésto no fuese necesario NO ABRAS EL HORNO durante el proceso de cocción bajo ningún concepto.

TODO lo que debes saber para que tus bizcochos te salgan PERFECTOS, lo tienes AQUÍ dedica unos minutos, asimila la información y comienza.

A disfrutar!!

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando...
Publicidad
Publicidad
  1. Que delicia,Isabel!Tengo limones de casa de mis padres y pienso hacerlo muy pronto.Gracias por la receta.Biquiños!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *