Las FILLOAS de CALDO han  sido  y son el postre por excelencia de los hogares gallegos antiguamente. Si bien originariamente comenzaron a hacerse con agua o caldo o en época de matanza antiguamente  se le solía  añadir sangre de cerdo, pronto se comenzaron a hacer las más populares a día de hoy, las FILLOAS DE LECHE. así lo recoge Emilia Pardo Bazán en sus numerosos libros de cocina, como “LA COCINA DE PICADILLO Y PARDO BAZÁN”

Aunque en mi casa fueron habituales siempre las de leche, cuando hacemos cocido siempre procuramos guardar una buena cantidad de ese caldo sustancioso para hacer unas deliciosas FILLOAS DE CALDO.

En Galicia  disfrutamos  de las filloas todo el año aunque es en carnavales cuando no faltan nunca y veréis los mostradores de los establecimientos (panaderías, pastelerías, carnicerías, etc.) con bandejas altísimas de filloas separadas en docenas.

Hoy os voy a enseñar a hacerlas en casa y a disfrutar de unas auténticas FILLOAS DE CALDO caseras.

Lo más importante de esta receta es un buen caldo casero pero no siempre disponemos de él así que yo cuando hago mi compra en GADIS no olvido comprar algún buen caldo comercial de esos que si no te lo cuenta, no lo distinguirías del que hace tu madre o tu abuela.

Filloas de caldo. COCINA GALLEGA.

Frabisa
36 filloas apróx.
4.32 from 129 votes
Cocina Gallega

Ingredientes
  

  • 1.100 ml. de caldo mejor casero,
  • 100 ml. de agua
  • 12 huevos L
  • 400 g. de harina tamizada EL MOLINO DEL ABUELO
  • Sal
  • Para la cocción
  • Un trozo de tocino ibérico o aceite de oliva para pintar la sartén.

Elaboración paso a paso
 

  • Poner en el vaso de la batidora los huevos, la sal y una parte del caldo y mezclar. Agregar el resto de los ingredientes y continuar mezclando hasta obtener una mezcla fina y homogénea.
  • Dejar reposar la mezcla durante una media hora para que los ingredientes se integren perfectamente.
  • Poner al fuego una sartén o filloeira, dejar que tome temperatura y engrasar pasando por su superficie un trozo de tocino pinchado en un tenedor o bien pintando (con pincel de silicona) con aceite de oliva.
  • A continuación verter un cucharón de masa sobre la sartén o filloeira, agarrar la sartén por el mango y con ésta en la mano hacer movimientos rápidos y giratorios a fin de que se destribuya bien la masa por toda la sartén.
  • Poner la sartén otra vez en el fuego y unos segundos después comenzará a despegar los bordes, así que con otro movimiento rápido agarrarla con la punta de los dedos y darla vuelta, 30 seg y listo, pasar a una fuente y continuar hasta terminar la masa.

Frabiconsejos

- Tradicionalmente la primera filloa es para la cocinera, no suele salir muy bien, pero nos sirve para probar el punto de sal.
- No es necesario pasar el tocino o pintar de aceite después de cada filloa, yo suelo pasar materia grasa cada 4 filloas hechas o con esta nueva filloeira, sólo la primera y segunda vez. Mi filloeira es de BRA, hace como 5 años que la tengo y SOLO la uso para hacer filloas, es una maravilla, si os gustan las filloas, compensa tenerla, tiene fondo grueso de hierro fundido y mantiene muy el calor para que se hagan sin quemarse y lo importante, SIN pegarse.
- Una vez que encontréis el punto justo de temperatura del fuego, ya es coser y cantar. Procurad que no se os quemen pero que tomen pizca de color.

 ¿Pensáis que os vais a quemar al dar la vuelta con los dedos? bueno, pues no (o sólo un poquito :), es un movimiento rápido, así que ni os daréis cuenta ni os dará tiempo a quemaros.

La receta de FILLOAS DE LECHE la podéis ver AQUÍ.

A disfrutar de estas deliciosas Filloas de caldo.

 

Publicidad
Publicidad
    • Hola, Miguel Ángel. Yo hice las filloas con caldo de cocido porque había previsto hacerlas y cuando hice cocido, congelé una botella de litro y medio, pero de tener que hacerlas con caldo comprado me gusta mucho ANETO y yo utilizaría el de jamón que tiene un sabor muy rico, cuando viajo en autocaravana siempre lo compro de jamón. un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Valora esta receta!