La “Leche frita” es un dulce tipico de la gastronomía española, sencillo en su elaboración aunque un poco laborioso, sin embargo, el resultado es tan bueno que merece la pena vencer cualquier reticencia inicial.

Como podéis ver, es un dulce hecho con ingredientes corrientes que hay en cualquier casa y por tanto, no tenemos que planificar nada, en cualquier momento nos podemos poner a la faena.

En mi casa siempre ha triunfado este postre y sin duda es el preferido de mi hijo menor que adora la leche frita.

Este célebre dulce de sartén se consume en cualquier momento del año pero en carnaval se hace más y sobre todo en semana santa es un fijo entre las recetas tradicionales de ésta época.

Necesitamos unos huevos con yemas de bonito color como los de las gallinas alimentadas con maíz de Huevos DEMILLO que son un regalo para la repostería casera porque todos mis dulces lucen y saben mejor.

Es cierto que lleva un ratito pero cuanto compensa ver felices a los nuestros disfrutando de nuestras recetas!

Leche frita. Tradición dulce.
 
6-8 porciones de leche frita
Frabisa:
Cocina: Dulce tradicional
Ingredientes
  • 500 ml de leche entera
  • 100 g de nata (35% MG) también conocida como crema de batir. (puedes sustituirla por leche entera)
  • 70 g de azúcar
  • 60 g de maizena
  • Un trozo de piel de un limón y otro una naranja, y una rama de canela
  • 3 yemas de huevos DEMILLO
  • Harina y huevo para rebozar
  • Aceite para freir (yo utilizo el de girasol para freír)
  • Para el toque final
  • Azúcar (unos 120 g aprox) y canela
Instrucciones
  1. Poner en un cazo la nata y la mayor parte de la leche (dejar unos 100 ml para disolver la maizena) las pieles de naranja y limón con la rama de canela. Cuando tome punto de ebullición, apagar el fuego, añadir el azúcar, mezclar brevemente, tapar el cazo y dejar infusionar durante 10 minutos.
  2. Pasados los 10 minutos, retirar las pieles y las ramas de canela, encender el fuego a temperatura media.
  3. Mezclar con varillas la maizena,con las yemas y la leche reservada, agregar al cazo. Mezclar constantemente hasta que se forme una crema espesa.
  4. Pintar con agua un recipiente cuadrado o rectangular, verter la mezcla, cubrir con film tocando la crema para evitar que forme costra. Dejar enfriar inicialmente a temperatura ambiente y después en frigorífico un mínimo de 2 horas.
  5. Ya fría la crema volcarla sobre una fuente y cortar porciones de crema.
  6. Rebozar los trozos por harina y por huevo batido e ir friendo en aceite caliente.
  7. Pasar a un papel absorbente a fin de eliminar el exceso de aceite y finalmente rebozar en azúcar mezclado con canela y servir.
Frabiconsejos
Conviene freír con aceite de girasol porque no aporta sabor y nos permiter disfrutar del sabor típico de la leche frita.
Si gusta el sabor a anís podemos infusionar la leche con anís estrellado o ½ cucharadita de esencia de anís.
FRITURA:
Mejor es medir la temperatura del aceite con un termómetro de cocina, comenzar a freir cuando el aceite esté entre 170 º y 175º y mantener la fritura a esa temperatura. En mi placa de inducción que va del 1 al 9, la mantengo a 7.


Puedes utilizar solo leche en cuyo caso, podrías sustituir los 100 g de nata por 100 g de leche, pero la nata aporta cremosidad y quedan mucho más ricas.

Tan blandita y cremosa que enamora.

A disfrutar

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando...
Publicidad
Publicidad
  1. Hola Frabisa
    Ayer hice la leche frita pero con el doble de cantidad. Puse la masa en dos taperes pero en uno de ellos se me olvidó pintar con agua. Al cabo de dos horas fui a sacar la masa y era imposible, estaba pegada al táper. No se me ocurrió otra cosa que congelarla. Hoy la he sacado y la he dejado a temperatura ambiente para cortar en porciones. Aunque la he podido sacar, todavía está congelada y mi duda es ,¿ es mejor freirla congelada o dejar que se descongele del todo? Me da miedo que al descongelar se quede demasiado blanda.
    Hay que decir que la otra mitad de la masa salió de maravilla y no sobró ningún trozo. Estaba riquísima. La siguiente vez seguro que no se me olvida untarlo con el agua
    Gracias por tus maravillosas recetas.
    Un saludo.

    • Hola, Amalia.

      Bueno, estas cosas a veces pasan. Yo desde que descubrí que con solo pintar con agua tanto en la masa de las croquetas, la leche frita salía taN BIEN, lo hago siempre. Nunca he freído la leche frita directamente del congelador, no sé cómo quedará. Yo la dejaría descongelar después de haberla desmontado, no va a quedar líquida para nada. Ya me contarás. Un abrazo y ánimo

      • Hola Frabisa
        Al final la freí medio descongelada porque al pasar por el huevo empezaban a quedarse cachitos de masa y pensé que si se ablandaba más me iba a quedar sin masa. Al final quedó bastante bien. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *