Son muchas las ocasiones que utilizamos en cocina las yemas de huevos y nos quedan bailando las claras sin saber mucho que hacer con ellas, eso me pasó el otro día que me sobraron 2 claras y me decidí por hacer estos sencillos “Merengues caseros”.

La fórmula es fácil, debes pesar las claras y poner el doble de azúcar, así fue que mis claras pesaron 100 g y necesité 200 g de azúcar, no falla.

Es fácil y la mayor parte del tiempo lo emplea el horno ya que más que cocción, los merengues necesitan de un buen secado. Si os ponéis ahora manos a la obra en unos minutos ya los tendréis en el horno y estaréis libre para hacer lo que más os plazca. Vuestra familia se sorprenderá de que presentéis en la mesa estos deliciosos merengues que parecen comprados en la mejor de las pastelerías.

Merengues secos
 
6 merengues en cápsula y 24 merenguitos
Frabisa:
Cocina: Dulce tradicional
Ingredientes
  • 2 claras (100 g.)
  • 200 g de azúcar (mejor azúcar glas o azúcar molida con robot)
  • 1 cucharita de azúcar vainillado
  • Pizca de sal o cremor tártaro
Instrucciones
  1. Vierte las claras en un cuenco con la pizca de sal o cremor tártaro, el azúcar vainillado, bate con batidora eléctrica a velocidad media hasta que comiencen a mostrarse un poco jabonosas, poco a poco añade el azúcar mientras sigues batiendo, continúa hasta terminar.
  2. No es necesario batir a una velocidad muy alta, es mejor darle tiempo a las claras para que se llenen de aire.
  3. Proseguimos hasta obtener un merengue fuerte y brillante.
  4. Rellena una manga pastelera con una boquilla rizada grande y forma rosetones en los moldes de madalenas, colócalos en una fuente de hornear.
  5. Forra con papel vegetal una fuente de hornear , coloca la manga de modo vertical, casi tocando el papel forma un pequeño rosetón, bruscamente levanta la manga, así hasta terminar.
  6. Puedes pintar con un pequeño pincelito mojado en colorante comestible en color rojo unas pinceladas en los merenguitos antes de hornear.
  7. Hornea a 100º durante dos horas con calor solo abajo. Cuidado de que no tomen color, en cuyo caso debes bajar más la temperatura del horno o entreabrir la puerta del horno para que pierda temperatura.
  8. Apaga el horno y deja las bandejas dentro hasta que el horno haya enfriado totalmente o unas dos horas más.
  9. Conserva en una caja de lata.
Frabiconsejos
Controla mucho tu horno, esta cocción necesita un buen secado, pero los merengues no deben tomar color o resultarían menos bonitos.
Puedes colorear los merengues o al menos algunos mezclando el merengue con un puntita de cuchillo de colorante del color o colores que quieras.
¿No te gustan con los piquitos? puedes mojar un dedo en agua y aplastar suavemente el piquito, a mi me gustan y por eso los dejé tal cual salieron de la manga pastelera.

Resultan maravillosos para decorar tartas o para tener a mano y servir con un café o té a media tarde.

También pueden constituir un regalo precioso para llevar envueltos primorosamente a cualquier sitio a donde hayamos sido invitados o cuando queramos agasajar a alguien de modo dulce.

Y por último, son el dulce más barato del mundo, piensa que sólo llevan claras y azúcar.

A disfrutar

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando...
Publicidad
Publicidad
    • Hola, Noelia, la función del horno viene indicado en la receta, que es SOLO CON CALOR ABAJO. Si fuese con aire y calor abajo habría que indicarlo y no es así. Espero que te queden riquísimos, es muy fácil y el resultado muy bueno. Un saludo.

  1. Estaba buscando una receta para aprovechar las claras sobrantes de las yemas de Santa Teresa y ésta es genial. ¡Muchas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *