Pisum sativum es una planta herbácea de la familia de las leguminosas (Fabacea), propia de la cuenca mediterránea aunque extendida en todo el mundo.

Recibe distintos nombres, según la zona; entre otros muchos, guisante, chícharo, arveja o arbeyu– y las tiernas vainas que los envuelven, muy apreciados para el consumo humano.

Me encantan los guisantes, me gustan incluso estéticamente, esas bolitas verdes tan perfectas en su forma, con ese verde tan bonito es un regalo para los ojos y también para el paladar.

Esta receta es ligera, buenísima para una guarnición de cualquier tipo, pasta, carne, pescados, un par de cucharadas de guisantes le dará alegría a nuestro plato y lo mejor, nuestra salud siempre agradecerá el aporte de las vitaminas que le regala una verdura fresca.

Casi todos y todas recordamos desgranar guisantes cuando eramos pequeños, algo que pasado el tiempo repetí  también con mis hijos, :)

Guisantes con jamón. Cocina sana
 
2 personas
Frabisa:
Cocina: Mediterránea
Ingredientes
  • 300 g de guisantes (frescos o congelados)
  • 2 dientes de ajo laminados
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 60 g de jamón serrano en taquitos.
  • 2 huevos cocidos (mejor de aldea o ECO)
  • Sal y pimienta negra de molinillo
Instrucciones
  1. Pon el agua con un chorrito de vinagre en un cazo con los huevos, deja hervir durante unos 8 minutos. Pasado el tiempo indicado apaga el fuego y deja los huevos dentro del agua caliente unos 12 minutos más, retira, pela y reserva.
  2. Prepara un bol con agua y cubitos de hielo para que se vaya enfriando. Reserva.
  3. Cuece los guisantes al vapor o en abundante agua (sin sal, conservaremos mejor el color así) entre 6-8 minutos, este tiempo deberá ser suficiente, pero comprueba y si fuese necesario, deja un poco más.
  4. En cuanto estén cocinados, escurre y vuélcalos en el bol de agua helada, con este paso, cortaremos la cocción y conseguiremos mantener ese verde tan precioso. Pasados 3-4 minutos, escurre y reserva.
  5. Pon en una sartén 4 cucharadas de aceite y dora los ajos laminados, ten cuidado de que no se quemen, y dalos vuelta para que el dorado sea uniforme. Apaga el fuego y añade el jamón, con el calor, se templará y quedará más rico.
  6. Dispón los guisantes en platos de servir, espolvorea sal (con prudencia no olvides que el jamón está salado) y pimienta negra, y riega el aceite ayudándote de una cuchara. A nosotros nos encantan los ajitos doraditos, si a vosotros no os gusta, deséchalos.
  7. Parte los huevos en 4 y distribúyelos en la superficie.
  8. Sirve frío o templado.
Frabiconsejos
Si utilizas guisantes congelados búscalos de buena calidad, si son para una crema, da igual, pero para esta receta conviene que estén tiernos. A mí los que nunca me han defraudado son los Findus.
Los guisantes con jamón, en mi casa son con jamón y huevo, puedes escoger.
guisantes-jamonEs un primer plato que triunfa siempre en mi casa,  y para cenar es óptimo, no os lo perdáis de vista.

guisantes-jamon2 Este plato es muy sencillo, así que cobra importancia el protagonista principal que son los guisantes, si los puedes poner frescos, estupendo, si no es el caso, recurre a los congelados y antes, piensa bien e infórmate de cuales vas a escoger.
Con algo tan simple como son unos guisantes me he llevado chascos impresionantes, una vez compré unos que estuvieron cociendo ¡¡30 minutos!! más tiempo que las patatas, estaban como plomo. Si puedo y tengo tiempo de desgranárlos, los compro frescos, pero siempre tengo una bolsita en el congelador, es genial tenerlos a mano porque tanto sirven para un guiso como para un arroz, quedan ricos y son muy vistosos.
Disfruta!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
    • Hola, José
      Los guisantes si son congelados que supongo que lo serán, claro, los pones congelados en el agua caliente. No lo expliqué bien? los cueces (dependiendo de la marca) durante unos minutos y ya está, los puedes escurrir. No sé si habré entendido tu pregunta…

  1. Y donde consigo yo esas cazuelitas de esmalte tan bonitas? Son muy ‘cucas’. Podrias decirme donde comprarlas? Muchas gracias

    • Como me gusta que hayas reparado en ellas, no cabe más de lo monas que son, me parecen la bomba atómica. Es una reciente adquisición y las compré en una ferretería de un pequeño pueblo asturiano, esas ferreterías de pueblo que encuentras de todo y que me fascinan. Creo, no estoy segura pero creo que sí, que son de IBILI, http://www.ibilimenaje.com/
      saludos

  2. Me sorprende esta receta ya que se trata de guisantes cocidos con aceite por encima. La forma tradicional es añadir los guisantes tres o cuatro minutos en la sartén con un poquito del agua de cocción y un poco de harina. El resultado es una salsa un tanto emulsionada y con el guisante más sabroso.
    Un saludo

    • Buen día, Dango!
      En el mundo hay millones de recetas de guisantes, la tuya, que seguro que está deliciosa se hace de un modo y la que yo he ofrecido a mis lectores, es otra distinta, así es el mundo gastronómico en el que vivimos, lleno de matices. Muchas gracias por tu visita y por tu aporte, probaré tu receta. Saludos

  3. He comido ayer los chícharos con jamón, Isa. Anda que no están ricos ni nada, sobre todo si están frescos. Este año toca comprarlos, siempre los traía de casa de mis padres y los congelaba, pero ya no los dejamos pisar el huerto para plantar, que se me cansan hija mía y de eso nada. Es un plato sencillo pero super sabroso, sobre todo para las personas que se pirran por los chícharos, como es mi caso. Muy , muy ricos.

    Bicossss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *