La Crema fina de guisantes es  otra de las cremas ideales para hacer en cualquier momento y apuntalar de manera saludable el mejor de nuestros menús diarios. Podemos dejarla hecha y calentarla (o no) en el momento de consumirla.

Es preciosa para poner como primer plato en una comida o cena de invitados, su color es realmente tentador y gusta mucho.  También la podéis usar para rellenar unos chupitos, coronarlos con un langostino a la plancha y tendréis un estupendo aperitivo con el que impresionar a vuestros invitados.

Y por si fuese poco y no os hubiese convencido aún, es la crema más fácil del mundo y se hace rapidísimo.

Las sopas o  cremas de verduras son un complemento ideal a cualquier plato o incluso un perfecto plato único para una cena ligera. Es habitual que en mi mesa haya una crema de boniato y calabaza, una sopa casera  o un caldo gallego en la nevera de la que podamos disfrutar la familia. Podemos incluir al ramen dentro de las categorías de sopas o cremas.

Crema fina de guisantes

Frabisa
4 personas
5 from 1 vote
Cocina Saludable

Ingredientes
  

  • 400 g de guisantes congelados de buena calidad yo utilizo de marca FINDUS
  • 2 chalotas o una cebolleta tierna
  • 3 patatas medianas
  • 350 ml de caldo de verduras
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Para emplatar
  • Yogur griego sin azúcar
  • Sésamo tostado
  • Aceite de oliva virgen extra.

Elaboración paso a paso
 

  • Rehoga las chalotas picada en aceite de oliva.
  • Agrega los guisantes y las patatas peladas, lavadas y cortadas en cuartos e incorpora 300 ml de caldo.
  • Salpimenta y cuece todo junto hasta que esté tierno.
  • Pon el brazo de tu batidora dentro de la olla.
  • Tritura y rectifica de sal.
  • En este momento mira la textura de la crema y si fuese necesario porque la viéses muy espesa, añade el caldo que has reservado.
  • Tuesta en una sartén el sésamo.
  • Emplatado
  • Sirve la crema, espolvorea el sésamo tostado, un poco de yogur griego y riega con un fino hilo de aceite de oliva virgen extra.
  • Sirve, caliente, templado o frío.
  • Puedes envasar al vacío en porciones y tendrás la crema perfecta durante varios días o también podrás congelarla sin apenas ocupar espacio. AQUÍ os conté todo acerca de mi nuevo juguete de cocina.

Frabiconsejos

Esta crema no tiene estación, tanto la puedes tomar fría en pleno verano como caliente en invierno, en cualquier momento tomar un aporte extra de verdura es saludable y conveniente.
Si no tienes caldo de verduras hecho, recuerda que puedes tomar el camino del medio y hacer rapidamente en el microondas un caldito rico con un cuarto de pastilla.
Para hacer la decoración del yogur griego, puse yogur en un biberón de cocina, hice pequeños puntos de yogur sobre la crema y después, pasé un palillo por encima.

A disfrutar  de esta Crema fina de guisantes

Recetas que pueden interesarte

 

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas votos)
Cargando...
Publicidad
Publicidad
  1. La receta estupenda pero mejor congelar en frascos de cristal o tuppers y así echamos una mano al medioambiente. Olvidémonos ya del plástico de usar y tirar por favor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Valora esta receta!