Esta sopa de calabacín y albahaca  es fantástica en esta época, nos aporta todos los nutrientes de las verduras y es un primer plato perfecto que podemos dejar hecho o incluso llevarlo al trabajo.

Resulta también ideal para dietas aunque estas sean puntuales, de esos días que a veces conviene tener a mitad de semana porque hay momentos del año en  los que los compromisos de comidas y cenas se multiplican y así no hay manera de terminar la temporada con la misma ropa con la que lo empezamos y os lo cuento por propia experiencia.

Por supuesto que si lees esta receta en invierno, puedes degustar esta sopa caliente o templada, también “enriquecerla” a partir de esta receta básica y si la lees en verano la puedes servir bien fría que está exquisita.

Sopa de calabacin y albahaca
 
6 personas
Frabisa:
Cocina: Saludable.
Ingredientes
  • 1½ cucharadas de aceite de oliva virgen extra y un poquito más para el emplatado.
  • 1 diente de ajo rallado o picado menudo
  • 2 calabacines cortados en rodajas
  • ¼ de cucharadita de sal marina
  • 300 ml de agua
  • 1 puerro (solo la parte blanca) cortado en rodajas
  • 1 tallo de apio
  • 6-8 hojas de albahaca, (y alguna más para la presentación.
  • Semillas de sesamo (las mías son blancas, usa las que tengas.
  • Pimienta negra recién molida al gusto
Instrucciones
  1. Calienta el aceite en una olla y dora el puerro y el diente de ajo.
  2. Añade el calabacín (yo lo pelo porque la piel amarga, pero se la puedes dejar si lo prefieres) córtalo en rodajas gruesas y añádelo a la olla, rehoga, revuelve y deja 2 o 3 minutos.
  3. Agrega el tallo de apio cortado en rodajitas gruesas, continúa un minuto y añade el agua.
  4. Deja cocer unos 20 minutos o hasta que compruebes que la verdura está tierna.
  5. Apaga el fuego
  6. Una vez cocido espolvorea un poquito de sal, pimienta negra, hojas de albahaca fresca y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  7. Pon el brazo de la batidora dentro de la olla y tritura, comprueba el punto de sal.
  8. Sirve con unas gotitas de aceite en la superficie, semillas de sésamo y hojitas de albahaca y apio.
Frabiconsejos
¿Puedes añadirle queso, nata, yogur? si, pero contrólate, es una sopa baja en calorías, ya le ponemos semillas de sésamo para hacernos a la idea de que podemos comer igual de rico y la verdad es que sí, podemos.

No perdáis de vista esta receta, es estupenda como primer plato o como parte importante de una cena ligera y además, está riquísima.

¿Te apetece ver otras sopas o cremas publicadas en este blog? AQUÍ las tienes todas.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *