La “Crema de espárragos con polvo de jamón” es un plato rico, ligero, bajo en calorías y saludable. Por si fuese poco, es muy vistoso y puedes ponerlo de primero en una comida o cena de invitados y quedarás estupendamente.

Si como ahora que estamos en temporada de espárragos los puedes utilizar frescos, muchísimo mejor porque su sabor es realmente delicioso, pero también puedes recurrir a los que venden en conserva, la crema quedará igualmente deliciosa.

¿Cómo escogerlos? Hay que fijarse que la yema esté bien cerrada y compacta y el tallo firme. El tallo debe partirse fácilmente, si es flexible y no se rompe, indica que el espárrago no es muy fresco. El color debe ser muy blanco, hay que rechazar los que amarillean porque indica que pueden ser duros y leñosos.

Los espárragos deben consumirse recién comprados pero envueltos en un paño ligeramente húmedo se conservan en el frigorífico entre 5 y 7 días.

La mejor cocción es al vapor o en agua en una olla alta. Se introducen los espárragos de modo vertical y el agua no debe cubrir la yema o cabeza. Se ponen unos 10 g de sal por litro de agua y una cucharadita de bicarbonato. El tiempo de cocción varía, según el grosor de los espárragos pero gira en torno a unos 15 o 20 minutos.

Cuando se hayan cocinado lo suficiente y comprobemos que están tiernos, conviene pasarlos a un recipiente con agua y cubos de hielo durante 20 o 30 segundos para cortar de golpe la cocción y escurrirlos sobre un paño limpio.

Crema de espárragos con polvo de jamón.
 
6 personas
Frabisa:
Cocina: Saludable
Ingredientes
  • 750 g de espárragos frescos
  • 4 patatas (600 g)
  • 850 ml de caldo de verduras
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • Sal y pimienta negra de molinillo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Para la terminación
  • 50 g de jamón serrano
  • Brotes de rúcola (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra
Instrucciones
  1. Limpieza de los espárragos
  2. Los espárragos blancos se pelan siempre de arriba hacia abajo, desde la punta, justo debajo de la yema hasta el pie del tallo y para ello debemos utilizar un pelapatatas o cuchillo bien afilado.
  3. No tocaremos la cabeza o yema. Retiraremos la primera y segunda capa de la piel del espárrago, así evitaremos que queden duros y fibrosos.
  4. Por último, corta y desecha la parte más dura y leñosa del pie. Pasa por agua y reserva
  5. Vierte en una olla (la mía a presión) un chorrito de aceite y dora ligeramente el puerro cortado en trozos y los dientes de ajo ligeramente aplastados.
  6. Añade el caldo, las patatas cortadas en cuartos y los espárragos y espolvorea sal y pimienta negra.
  7. Cierra o tapa la olla y cuece. En olla a presión (PERFECT) con 5 minutos es suficiente, comprueba el punto de cocción y deja hasta que estén tiernos.
  8. Retira unos 8 espárragos para emplatar.
  9. Polvo de jamón
  10. Pon un plato, encima un trozo de papel absorbente de cocina, encima del papel pones el jamón picadito, tapas con otro trozo de papel y presionas con otro plato que colocas encima, lleva al microondas durante minuto y medio o dos minutos, tiene que quedar bien churruscadito.
  11. Pasa el jamón tostado en el mortero y lo aplastas bien hasta formar un polvo (se consigue fácil)
  12. Emplatas poniendo la crema, el polvo del jamón a un lado, unas yemas de espárragos, los brotes y riegas con aceite de oliva virgen extra.
  13. Sirve.
Frabiconsejos
Puedes hacer esta misma receta con espárragos en conserva, en este caso cueces todo y cuando ya hayas apagado el fuego, añades los espárragos, trituras y listo.

Esta crema de espárragos también la puedes servir en vasitos como entrante o aperitivo.

Por las características de sus ingredientes, no conviene congelarla.

Puedes ver otras recetas de “Espárragos” publicadas en este blog. A disfrutar!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *