Con esta receta de «Filloas gallegas de aldea», homenajeo a mi padre que era quién siempre hacía las filloas con esta receta que decía eran de su aldea.

En mi casa siempre cocinó tanto mi padre como mi madre pero en caso de duda, yo creo que aunque mi madre tuvo buena mano en la cocina, mi padre disfrutaba más cocinando. Mis hijos cuando eran pequeños, siempre iban uno o dos días a la semana a comer a casa de los abuelos y sin que nadie les dijese nada, la tarde anterior llamaban al abuelo para que les hiciese uno de sus platos favoritos.

Me parece muy tierno que mis hijos hubiesen disfrutado tanto de tenerles cerca, yo no tuve abuelos, bueno, los tuve pero me crié sin ellos porque yo vivía en Montevideo y ellos en España y siempre extrañé esa figura, me hubiese encantado tenerlos. ¿Sabéis que como siempre pedía a mi madre que me llevase a conocer a mis abuelos, ella (supongo que para que me callara) me decía que los abuelos llegarían en cuanto saliera el arco iris? no, no recuerdo aquella mentira como piadosa…

Cuando mi padre hacía filloas, el plato llegaba al techo de la cantidad enorme que hacía, dedicaba gran parte de la tarde a hacerlas y después, al día siguiente siempre tocaban canelones y de postre filloas con miel.

La filloeira o sartén en la que me véis haciendo las filloas la compré AQUÍ.

Filloas. COCINA GALLEGA.
 
24 filloas apróx.
Frabisa:
Cocina: Gallega
Ingredientes
  • 550 ml. de leche
  • 200 ml. de agua
  • 6 huevos (mejor ecológicos)
  • 250 g. de harina tamizada
  • 1 cucharada de manteca de cerdo (AQUI) diluida o 20 g. de aceite de oliva
  • Sal
  • Un trozo de tocino ibérico(o aceite de oliva) para pintar la sartén.
Instrucciones
  1. Derrite en el microondas a baja temperatura la cucharada de manteca. Reserva.
  2. Mezcla (mejor con batidora) los huevos y ve añadiendo los líquidos, la manteca (derretida y fría o casi) , la sal y la harina tamizada en varias tandas hasta obtener una mezcla líquida, homogénea y sin grumos.
  3. Deja reposar la mezcla durante una media hora para que los ingredientes se integren perfectamente.
  4. Pon al fuego una sartén o filloeira, deja que tome temperatura y engrasa pasando por su superficie un trozo de tocino pinchado en un tenedor o bien pintando (con pincel de silicona) con aceite de oliva.
  5. A continuación vierte un cucharón de masa sobre la sartén o filloeira, agarra la sartén por el mango y con ésta en la mano haces movimientos rápidos y giratorios a fin de que se destribuya bien la masa por toda la sartén.
  6. Pones la sartén otra vez en el fuego y unos segundos después se comenzará a despegar los bordes, así que con otro movimiento rápido lo agarras con la punta de los dedos y la das vuelta, 30 seg y listo, pasa a una fuente y continúa hasta terminar la masa.
Frabiconsejos
- Tradicionalmente la primera filloa es para la cocinera, no suele salir muy bien, pero nos sirve para probar el punto de sal.
- No es necesario pasar el tocino o pintar de aceite después de cada filloa, yo suelo pasar materia grasa cada 4 filloas hechas o con esta nueva filloeira, sólo la primera y segunda vez. Mi filloeira es de BRA, hace como 5 años que la tengo y SOLO la uso para hacer filloas, es una maravilla, si os gustan las filloas, compensa tenerla, tiene fondo grueso de hierro fundido y mantiene muy el calor para que se hagan sin quemarse y lo importante, SIN pegarse.
- Una vez que encontréis el punto justo de temperatura del fuego, ya es coser y cantar. Procurad que no se os quemen pero que tomen pizca de color.
¿Quieres hacer estas filloas de caldo de cocido? solo tienes que sustituir los líquidos por caldo.
 ¿Pensáis que os vais a quemar al dar la vuelta con los dedos? bueno, pues no (o sólo un poquito :), es un movimiento rápido, así que ni os daréis cuenta ni os dará tiempo a quemaros.

Podéis ver AQUÍ, otra receta de filloas publicada en este blog.

A disfrutar!!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Aury Garcia Meizoso

    Depende del pueblo o zona se les llama filloas ,freixós ….hay sitios donde se les llama filloas y no llevan sangre (como es mi zona )mi bisabuela ,mi abuelo ….no las hacían con sangre y las llamaban filloas ,Mi otra abuela y su familia las llamaban freixós y tampoco llevaban sangre ,unos les añadían leche otros no ,aun así eran y son exquisitas las de una familia y las de la otra .Tengo 3 hijos y cada uno se las como de manera diferente ,2 rellenas y la otra tal cual y sin azúcar ,todos piden filloas y las llaman así ,yo no las hago con sangre ,no me apetecen además ahora ya no se hacen tantas matanzas en casas . Gracias por esta y todas las demás recetas .

    • Muchas gracias, Aury por pasarte por aquí para contarnos tantas cositas interesantes sobre esta receta tan tradicional de nuestra gastronomía. Un abrazo

  2. Nina Mariño

    Soy gallega, a mi me enseñó mi abuela a hacerlas. Le ponía un chorrito de anís a la mezcla y ralladura de limón. Una vez hechas las espolvoreaba con azúcar mezclada con canela. Y otra modalidad: en lugar de leche y agua, el agua colada del caldo gallego. Absolutamente deliciosas!!!

  3. Juan Eladio Pico Tembrás

    Filloa: Caldo de la carne del cocido, leche, huevos, harina y un poco de sangre de cerdo (cogido en la matanza).
    Freixó: Caldo de la carne del cocido, leche, huevos y harina.
    No se por que este empeño en llamarle a todo filloa si en Galicia existen los dos y diferenciados por un ingrediente que es la sangre recogida durante la matanza.
    Un cordial saludo.

    • No sé quien tiene empeño en nada, hablamos de la filloa como un dulce popular de la gastronomía gallega que en algún momento contaba entre sus ingredientes con sangre de cerdo y que ese ingrediente ha caido en desuso, vamos y tanto que yo jamás lo he probado. Tenemos las filloas clásicas que hacemos con caldo de cocido o leche y agua y tenemos los freixós que también llevan anís y así es el decir y sentir popular, nada más.
      Un saludo

      • maria-teresa lopez leira

        Frabisa,de acuerdo contigo en todo.Yo soy de la zona donde la filloa se «convierte» en freixó y en la actualidad ya casi siempre se hacen dulces.De todos modos,no pueden estar más ricos.Muchas gracias por cuanto compartes.

    • Pues en la zona de la Ribeira Sacra, antiguamente, se hacían con sangre de cerdo en época de matanza y con calostros cuando parían las vacas. Nunca llevaban huevos. Después, en las casas que ya no tenían vacas, los calostros se fueron sustituyendo por leche y se fueron incorporando los huevos.
      Por tanto, no hay que sentar cátedra, en cada zona tenían sus costumbres.

      • Gracias por tu aportación, que las filloas se hacían con sangre es algo muy popular en Galicia, pero ya debe hacer mucho tiempo que no se hacen, yo no las he probado nunca. Saludos cordiales

  4. MARTA GONZALEZ

    Buenas noches, Isabel.
    Nunca me he atrevido con las filloas, la verdad es que siempre esperaba a que algún alma caritativa me las hiciera. Pero creo que ha llegado la hora de animarme a probar.
    La leche ha de ser entera, verdad?
    Gracias!!

  5. Rafael Meilan

    En mi casa (Montevideo) , era una fiesta las filloas con dulce de leche, Papá decía que de niño (en Lugo) las comían hechas con la sangre del cerdo que faenaban para el entroido. Muy buenas todas tus recetas, las hacemos a menudo.

    • Rellenas con dulce de leche son un TOP, es de lo más rico del mundo. Síiiii, antes era frecuente que las hicieran con sangre de cerdo, lo he oído yo también en Montevideo y muchas veces desde que estoy en Galicia, nunca las he visto hechas así, y ..¿la verdad? no me atrae la idea. Muchas gracias por tu visita. Un abrazo

  6. Solo dos observaciones. Yo Le doy la vuelta en el aire con la propia sarten y al sacarlas para el plato le echo el azúcar y así queda impregnado y más sabrosas excepto cuando las voy a usar para hacer algo salado como losncanelones claro .
    Tomo nota de ir mezclando los ingredientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *