Hacer “Calabaza cocida en microondas” tiene un resultado verdaderamente espectacular por la textura tan perfecta que le queda y por la rapidez con la que la vamos a hacer.

La calabaza es una hortaliza con  el mismo pigmento antioxidante del tomate, y varias vitaminas del grupo B, (B2 y B6 y ácido fólico). Entre sus minerales destacan el potasio, el fósforo, el magnesio, el hierro y el cinc. La calabaza es uno de esos alimentos excepcionales que conviene integrarla en nuestros platos diarios porque es muy adaptable tanto a platos dulces como salados.

Es muy digestiva, deliciosa, con un color muy  atractivo y muy saludable. Todo ello  justifica su uso  en otoño e invierno.

Es muy económica y tiene multitud de aplicaciones en cocina, tanto en dulce como en salado.

Me encanta tener bolsitas de puré en el congelador y utilizarlo sin planificar mucho tanto para repostería como para hacer una crema, por eso en esta receta veréis que NO le pongo sal, obteniendo así una calabaza neutra de sabor que endulzaré o salaré segun la receta que haga.

Calabaza cocida. Microondas.
 
calabaza
Frabisa:
Cocina: Microondas
Ingredientes
  • 1 kg de calabaza
Instrucciones
  1. Corta la calabaza con piel en trozos más o menos similares a los que ves en la foto, conviene mantener cierta homogeneidad para que la cocción sea uniforme.
  2. Pon los trozos en una olla/recipiente apta para microondas, tapado (o con la tapa o cubierto con film transparente apto para microondas)
  3. Programa 13 minutos a máxima potencia, 800W.
  4. Finalizado el tiempo, deja reposar 2 minutos.
  5. Destapa con cuidado de no quemarte, deja enfriar un rato y pela con un cuchillo o saca la pulpa con una cuchara. La piel sale ahora muy fácil, yo la he sacado con cuchillo.
  6. La calabaza queda perfecta, guarda su forma y puedes utilizarla así para un montón de elaboraciones.
  7. Una vez cocida y pelada, si quieres hacer puré puedes pasarla directamente por tu robot de cocina o por el pasapuré
Frabiconsejos
Si decides hacer 500 g, el tiempo de programación será de 6 minutos a máxima potencia y 1 minuto de reposo.
No conviene cocer más de 1 kg de cada vez, es la única forma de lograr una cocción perfecta.
Puedes guardar el puré en bolsitas individuales de unos 300 g y tenerlo siempre a mano para hacer un bizcocho o una crema.
Para hacer un bizcocho debes descongelarlo sobre un colador para que suelte el agua que haya acumulado durante el proceso de congelación.

La ollita que veis me costó muy baratita y la compré AQUÍ
Queda estupenda, nada deshecha, así que la puedes poner en una ensalada, incluso yo a veces hago arroz y la añado justo cuando ya tengo terminado el arroz, así como ya está cocida y con ese color tan bonito, queda preciosa y entera.

Hago muchas bolsitas con puré y congelo para tener siempre listas para hacer cremas o repostería, me resulta súper cómodo.

Tienes también la opción de hacerla asada al horno, AQUÍ puedes ver la receta.

A disfrutar!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *