Las «Madalenas clásicas de nata» son pura repostería casera, tradición y aromas que inundan la casa  y crean recuerdos que perduran.

Me estoy aficionando mucho a hacer madalenas, sobre todo porque tengo épocas que tengo poquísimo tiempo y hacer madalenas me permite congelar la mitad de las que hago y las voy sacando del congelador a medida que las voy necesitando.

Estas madalenas son más esponjosas que las habituales, tienen una miga realmente espectacular, para mí sin duda se han convertido en una de mis preferidas.

Madalenas de nata
 
12 madalenas Bandeja para madalenas
Frabisa:
Cocina: Dulce
Ingredientes
  • 12 moldes de papel
  • 3 huevos L
  • 170 g de azúcar común
  • 75 ml de nata 35% MG
  • 180 ml de aceite de girasol (u oliva) o 200 g de mantequilla derretida
  • 210 g de harina
  • 8 g de levadura de repostería tipo ROYA o 1 sobre doble de gaseosas El Tigre
  • Pizca de sal
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Para la terminación.
  • Azúcar glas
Instrucciones
  1. Tamiza la harina con la pizca de sal y la levadura. Reserva.
  2. Monta con varillas (mejor eléctricas) los huevos, el azúcar y la vainilla hasta que doblen su volumen (unos 4 o 5 minutos)
  3. Agrega la nata y continúa batiendo.
  4. Incorpora el aceite y sigue mezclando.
  5. Agrega la hatina tamizada en dos tandas, primero la mitad y mezclando con cierta suavidad y una vez integrada, añadimos el resto y mezclamos con mimo.
  6. Guarda la masa en un tupper, cierra con tapa o cubre con film y refrigera un mínimo de 3 HORAS (o toda la noche)
  7. Horneado.
  8. Enciende el horno con calor arriba y abajo a 250º con calora arriba y abajo y la rejilla en la guía central del horno
  9. Una vez que el horno haya alcanzado la temperatura indicada, coloca los moldes en la bandeja de madalenas, recupera la masa de la nevera y rellena casi hasta el borde.
  10. Introduce la bandeja en el horno, y baja la temperatura a 210º durante unos 30 minutos o hasta que pinchando con una brocheta salga limpia, si saliese húmeda, déjala unos minutos más.
  11. Finalizado el horneado, retira la masa madalenas para una rejilla y deja enfriar.
  12. Espolvorea azúcar glas (opcional)
  13. Sirve.

 

¿Veis que miga tan súper rica?

 

Frabiconsejos:

Si donde vives las harinas tienen otro nombre, busca AQUÍ la denominación que corresponde a tu lugar de residencia.

No he experimentado esta receta con otro tipo de harina, por tanto no puedo recomendarte otra variación que no sea la harina  que aparece en los ingredientes. Si haces esta receta y pruebas a elaborarla con otra harina, por favor, cuéntanoslo.

Siempre me ha resultado incomodísimo tamizar harina, después de haber probado varios artilugios distintos, por fin me he comprado EL TAMIZ PERFECTO, es baratito, cuesta entre 9 y 10 euros y va fantástico, le vas dando a la palanca y sale muchísima cantidad de harina tamizada.

Si quieres, puedes comprarlo AQUI.

Conviene que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.

¿Te has olvidado de sacar los huevos de la nevera?

Un remedio casero para cuando te has olvidado sacarlos de la nevera con antelación es sumergirlos en agua tibia durante unos minutos, de ese modo conseguiremos atemperarlos.

¿Quieres utilizar edulcorante? Si quieres prescindir del azúcar en las recetas de masas abizcochadas puedes sustituir la cantidad indicada de azúcar por su equivalente al edulcorante que utilices. Recuerda que no todos los edulcorantes sirven para hornear, deben especificar en la etiqueta que soportan altas temperaturas. Si haces este bizcocho con edulcorante, bátelo con los huevos.

¿Quieres endulzar de modo más saludable? Utiliza «panela»,  una alternativa muy aconsejable al azúcar blanco.

La panela es un producto sin refinar, es un tipo de endulzante integral compuesto únicamente del jugo de la caña de azúcar. Contiene minerales entre los que destaca el potasio y el calcio. Su poder endulzante es levemente inferior al azúcar blanco o refinado . Su poder endulzante es levemente inferior al azúcar blanco o refinado

¿Congelado?  Estas madalenas se conservan en perfectas condiciones durante 3 o 4 días. Puedes congelarlas en bolsas adecuadas y descongelar a temperatura ambiente.

Horno: Vigila tu horno, no existen dos hornos iguales, seguro que el mío y el tuyo necesitan tiempos diferentes.
  • ¿Cuando está hecho el bizcocho?

  • Todos los tiempos de cocción son aproximados. Comprueba el punto de horneado  justo después del tiempo indicado; ya debería estar dorado. Palpa la superficie con los dedos: debe tener un tacto firme. Puedes insertar una aguja fina en la parte más gruesa del pastel . Extrae lentamente la aguja: no debe llevar adherida masa aún cruda.

TODO lo que debes saber para que tus masas abizcochadas salgan PERFECTAS, lo tienes AQUÍ dedica unos minutos, asimila la información y comienza.

A disfrutar!!

 

 

 

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Hola:
    La primera vez que hice magdalenas, me salieron fatales. Era recién casada y me quería lucir.
    Estás tienen una apariencia buenísima.Tendré que hacerlas.
    Aunque la buena repostera de la familia,es mi hija pequeña,cocina muy bien.
    Un abrazo de paz.
    Alondra

    • Seguro que si repites ya te irán quedando mejor, aunque claro, con una hija buena repostera, déjate agasajar. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *