El “Bizcocho triple de limón” es de los de miga húmeda, de los que te conformarás mal si solo te ofrecen un trozo sin posibilidad de repetir y con un sabor y aroma a limón que enamora.

Es  cierto que en los últimos tiempos intentamos utilizar  aceite como materia grasa en los bizcochos, pero siendo realistas, un bizcocho con una buena mantequilla gana miles de kilómetros, su miga, su sabor, su textura, su miga deliciosa, todo nos recuerda que la mantequilla si es de calidad nos dará un bizcocho inolvidable.

La glasa que lo recubre con un aroma contundente a limón termina de convencer, a nosotros nos encantó a todos. Además de que resulta muy fácil de preparar y que no lleva ningún ingredientes complicado de conseguir, es ideal para hacer en fin de semana y disfrutar durante el resto de la semana.

Si en lugar de limón preferís utilizar naranja os saldrá igual de rico, yo ya lo he hecho.

BUNDT CAKE EXTRA DE LIMON
 
Molde ANNIVERSARY de 26,6cm de ancho y 11,4cm de alto. (capacidad 3 l ½), o un molde de chimenea de unos 22 o 24 cm de diámetro
Frabisa:
Ingredientes
  • 250 g de mantequilla (blandita) o 225 g de aceite de girasol u otro suave
  • 300 g de azucar (o equivalencia en eritritol)
  • 12 g de levadura de repostería
  • Pizca de sal (2 g)
  • 330 g de harina de repostería
  • 4 huevos L
  • 240 g de leche evaporada o leche entera
  • Ralladura de 3 limones ECO
  • Para la glasa de la terminación
  • 150 g de azúcar glas
  • 23 g de zumo de limón
  • Ralladura de limón
  • ALMÍBAR
  • 150g de agua 50g de zumo de limón y 100 g de azúcar,
Instrucciones
  1. Enciende el horno a 180º con calor arriba y abajo
  2. Engrasa el molde con spray desmoldante o mantequilla y espolvorea harina, da vuelta al molde para que suelte el exceso de harina.
  3. Bate la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa y blanquecina.
  4. Agrega los huevos uno a uno no incorporando el siguiente hasta que el anterior no se haya integrado totalmente.
  5. Añade las ralladuras de limón , mezcla.
  6. Incorpora la harina tamizada con la levadura de repostería y la pizca de sal en 3 tandas,alternando la adicción de la leche, empezando y finalizando con la harina.
  7. Vuelca la masa en el molde, alisa con una espátula o lengua de silicona y golpea suavemente sobre la encimera (pon un paño debajo para proteger la encimera de los golpes), de este modo la masa se asienta bien y se eliminan las posibles burbujas que se puedan haber formado.
  8. Hormea a 180º durante 50 minutos o hasta que pinchando con un palillo o brocheta, salga limpio.
  9. Retira el bizcocho del horno, aguarda 10 minutos y desmolda sobre una rejilla.
  10. Almíbar
  11. Pon en un cazo al fuego el zumo de limón, el agua y el azúcar. Deja hervir unos minutos hasta que se haya disuelto bien el azúcar.Apaga el fuego y deja templar un poco.
  12. Pincha el bizcocho con una brocheta, con esta maniobra ayudaremos a que el almíbar entre mejor.
  13. Nos ayudamos de un pincel de cocina y mojamos con el almíbar todo el bizcocho.
  14. Glaseado
  15. Mezclamos el azúcar glas con el zumo de limón y vas cubriendo el bizcocho con la glasa, ayudándote de una cuchara o tenedor, no tiene porque ser de un modo concreto, queda bonito si la glasa está desigual.
  16. Por último puedes rallar un poco de limón por encima
  17. Aguarda a que la glasa se solidifique y sirve.

Una exquisitez con la que acompañar un té o café

Frabiconsejos:

Si donde vives las harinas tienen otro nombre, busca AQUÍ la denominación que corresponde a tu lugar de residencia.

No he experimentado esta receta con otro tipo de harina, por tanto no puedo recomendarte otra variación que no sea la harina  que aparece en los ingredientes. Si haces esta receta y pruebas a elaborarla con otra harina, por favor, cuéntanoslo.

Siempre me ha resultado incomodísimo tamizar harina, después de haber probado varios artilugios distintos, por fin me he comprado EL TAMIZ PERFECTO, es baratito, cuesta entre 9 y 10 euros y va fantástico, le vas dando a la palanca y sale muchísima cantidad de harina tamizada.

Si quieres, puedes comprarlo AQUI.

Conviene que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.

¿Te has olvidado de sacar los huevos de la nevera?

Un remedio casero para cuando te has olvidado sacarlos de la nevera con antelación es sumergirlos en agua tibia durante unos minutos, de ese modo conseguiremos atemperarlos.

¿Fue la mantequilla la que has olvidado en el frigorífico? (a mí se me olvida siempre) con cortarla en cubos y ponerla unos segundos en el microondas en función descongelar, se ablandará sin dificultad, también puedes rallarla y en pocos minutos alcanzará la temperatura adecuada. Otra opción es cortarla en pequeños cubitos, adquirirá temperatura en unos minutos.

¿Quieres sustituir la mantequilla por aceite? La proporción es  cada 100 g de mantequilla sustituirla por 90 g de aceite (de oliva o girasol o coco)

¿Quieres utilizar edulcorante? Si quieres prescindir del azúcar en las recetas de masas abizcochadas puedes sustituir la cantidad indicada de azúcar por su equivalente al edulcorante que utilices. Recuerda que no todos los edulcorantes sirven para hornear, deben especificar en la etiqueta que soportan altas temperaturas. Si haces este bizcocho con edulcorante, bátelo con los huevos.

¿Quieres endulzar de modo más saludable? Utiliza “panela”,  una alternativa muy aconsejable al azúcar blanco, lo mismo ocurre con el sirope de ágave.

Stevia en polvo:  Es un edulcorante natural,  obtenido a partir de las hojas de la planta de la stevia  sustitutivo del azúcar común.
Hay varias marcas de Stevia y en algunos casos dejan un regusto un tanto artificial así que se trata de que vayamos probando hasta encontrar el que nos parezca más natural y esté mejor conseguido.
1 kg de azúcar equivale a 6 g de Stevia.

¿Congelado? Este bizcocho se conserva en perfectas condiciones durante 3 o 4 días. Puedes congelarlo en bolsas adecuadas y descongelar a temperatura ambiente.

El molde: Debes untarlo Spray desmoldeante,  con mantequilla, después espolvorear con harina o cacao en polvo (si fuese un bizcocho de chocolate)  con el fin de que no se pegue el bizcocho o bien forrarlo con papel vegetal.
  • ¿Cuando está hecho el bizcocho?

  • Todos los tiempos de cocción son aproximados. Comprueba el punto de horneado del bizcocho justo después del tiempo indicado; ya debería estar dorado y empezando a separarse de los lados del molde. Palpa la superficie con los dedos: debe tener un tacto firme. Puedes insertar una aguja fina en la parte más gruesa del pastel . Extrae lentamente la aguja: no debe llevar adherida masa aún cruda. No confundas la textura pegajosa de la fruta con lo que es la masa del bizcocho.
  • Controla el horneado y si la superficie se tuesta demasiado, cubre con papel de aluminio, si ésto no fuese necesario NO ABRAS EL HORNO durante el proceso de cocción bajo ningún concepto.

TODO lo que debes saber para que tus bizcochos te salgan PERFECTOS, lo tienes AQUÍ dedica unos minutos, asimila la información y comienza.

A disfrutar!!

 

 

 

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando...
Publicidad
Publicidad
  1. Hola, buenos días… tiene una pinta estupenda…pero me parece que faltan los ingredientes del almibar, no?
    Muchas gracias,
    Menchu

    • Hola, buenos días. Para el almíbar poner 150 de agua 50 de zumo de limón y 100 de azúcar, lo dejas hervir hasta que se disuelva el azúcar y con eso ya mojas el bizcocho. Un abrazo

  2. Muchísimas gracias, por darnos estas recetas tan ricas y sanas, las opciones de cambiar la mantequilla y la nata y el azúcar, te la agradezco mucho. De corazón, MUCHAS GRACIAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *