La tradición dice que la “Tarta Tatín” fue creada por accidente en 1889. Las hermanas Stéphanie Tatin y Caroline Tatin estaban elaborando una tarta de manzana cuando Stéphanie se pasó con la cocción de las manzanas y para no desperdiciarlas le pusieron masa por encima y la hornearon, después le dieron vuelta con cuidado, dando lugar a esta variante tan conocida de la cocina francesa.

Maravillosa equivocación diría yo.

Esta tarta es la más fácil y rápida del mundo. Tiene poquísima elaboración y sin embargo el resultado es fantástico.

Para quienes les gusta tomarse un postre después de una comida o cena importante pero que no son amantes de dulces empalagosos, esta tarta se convertirá sin duda en su favorito. Los albaricoques tienen ese punto de amargor que tan bien combina en repostería y en este caso apuntalan a los melocotones que por dulzor y textura son los protagonistas indiscutibles de esta tarta.

Tarta Tatin de melocotones y albaricoques .Fácil
 
Frabisa:
Cocina: Francesa
Ingredientes
  • 1 plancha de hojaldre
  • 120 gr azucar
  • 50 mantequillaa
  • 5 melocotones y unos 10 o 12 albaricoques
  • 1 vaina de vainilla
Instrucciones
  1. Pelamos los melocotones y los albaricoques y los cortamos a la mitad, retirando las semillas. Reservamos.
  2. Disponemos el azúcar en una sartén de fondo grueso y dejamos que se forme un caramelo a temperatura media.
  3. Con el caramelo caliente y formado, bajamos el fuego al mínimo y añadimos la mantequilla y la vaina de vainilla (podemos utilizar una vaina a la que le hubiésemos retirado las semillas), revolvemos con una espátula de silicona hasta formar una crema.
  4. Volcamos el caramelo en el molde donde vayamos a hacer la tarta, yo lo dejé en la misma.
  5. Retiramos la vaina de vainilla y colocamos las mitades de los melocotones en el centro y los albaricoques rellenando los demás huecos, buscaremos que quede de modo armonioso, debemos tener en cuenta que después daremos vuelta la tarta y lo que ahora pondremos hacía abajo, después se verá como superficie.
  6. Encendemos el horno a 200º.
  7. Desplegamos el hojaldre y lo cortamos del tamaño del molde,(yo lo dejé tal cual viene y doble los extremos hacia adentro), pinchamos toda la superficie con un tenedor y sin retirar el papel vegetal daremos vuelta el hojaldre sobre el molde relleno de fruta.
  8. Acomodamos los bordes del hojaldre sobre el relleno presionando ligeramente sobre el mismo.
  9. Horneamos 45 minutos a 190º o hasta que veamos el hojaldre doradito.
  10. Retiramos del horno, dejamos templar unos 15 minutos y volteamos sobre la fuente de servir.
  11. Servimos con nata montada, crema fresca, yogur griego, helado o sola.
Es una tarta para impresionar de lo bonita que es, además riquísima y tan sencilla que asombra.

El helado es un acompañante perfecto para la tatin

Quizás te interese ver otras Tatin publicadas en este blog:

Tarta Tatin de manzanas

Tarta Tatin de peras.

Disfruta!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *