La “Torta de chocolate y dulce de leche” es un sencillo pastel de domingo o incluso para una celebración en familia.

Un bizcocho húmedo y jugoso combinado con el siempre exitoso dulce de leche son las claves para que todo el mundo quiera repetir esta delicia. Esta torta es densa, fuerte, contundente, vamos, que te comes un trozo y ya puedes ir a esquiar porque ya tendrás energía y calor para un buen rato.

Sólo para los chocoadictos y fans incondicionales del dulce de leche.

  • Ingredientes (para un molde de 16 cm de diámetro)
  • Para el bizcocho
  • – 70 g. de almendra
  • – 80 g. de harina
  • – 130 g. de azúcar moreno
  • – 90 g. de mantequilla 
  • – 3 huevos
  • – 150 g. de chocolate  70% cacao.
  • – Pizca de sal
  • – 5 g. de impulsor o polvo de hornear repostería.
  • – 2 cucharadas de coñac (opcional)
  • Dulce de leche en abundancia. (aprox. 300 gr.)
  • Para la cobertura.
  • – 125 g. de chocolate  70% cacao
  • – 125 g. de nata 35%
  • – 30 g. de mantequilla.
  • Elaboración.
  • Con carácter previo.
  • 1- Tostamos las almendras y las molemos (en el caso de utilizarlas enteras como fue mi caso) Reservamos.
  • 2- Montamos las claras a punto de nieve. Reservamos.
  • 3- Mezclamos la harina,  la almendra molida, y el impulsor o polvo de hornear. Reservamos.
  • 4- Derretimos el chocolate a baño maría o en el micro. Reservamos.
  • 5- Enmantecamos  un molde y espolvoreamos con harina para evitar que se pegue. Reservamos.
  • 6- Encendemos el horno para precalentar a 170º.
  • Comenzamos:
  • 1- Mezclamos la mantequilla con el azúcar y agregamos el chocolate, revolvemos bien hasta que esté bien incorporado.
  • 2- Añadimos las yemas, mezclamos bien e incorporamos el coñac.
  • 3- Agregamos las harinas y el impulsor  y revolvemos con suavidad.
  • 4- Añadimos por último las claras montadas a punto de nieve y mezclamos con movimientos envolventes.
  • 5- Volcamos en el molde y horneamos entre 40 y 50 minutos aproximadamente.
  • 6- Se pincha para comprobar punto de cocción y si fuese necesario, se deja unos minutos más, pero no hace falta resecar el bizcocho con una cocción prolongada.
  • 7- Se retira del horno, se deja diez minutos (es importante para que no se rompa el bizcocho al desmoldar por efecto de excesivo calor)  y a continuación se desmolda sobre una rejilla, se deja enfriar.
  • – Relleno.
  • – Una vez frío (y reposado) el bizcocho, se corta por la mitad y se rellena con una generosísima capa de dulce de leche.
  • Cobertura
  • 1- Se derrite el chocolate, la nata y la mantequilla a baño María, se mezcla bien y se deja templar hasta que tome un poco de cuerpo.
  • 2-  Se cubre con la mezcla de chocolate. Los redondeles que veis los hice dando vueltas a un tenedor sobre el chocolate, no es muy artístico pero queda más bonito que si se dejara liso, además, lo rústico está de moda.
Si además os apetece acompañar un buen trozo con una copa de crema de orujo de chocolate, os va a encantar.
  • Frabiconsejos:
  • – Es mejor hacer el bizcocho el día anterior porque la miga necesita asentarse para obtener un corte perfecto. Sino pudiésemos disponer de tanto tiempo, por lo menos dejarlo en reposo un par de horas antes del corte.
  • – Con el relleno de dulce de leche hay que tirar la casa por la ventana y que no se respire miseria, el dulce de leche siempre en cantidad para eso es riquisísisisiisissimo.

¡¡A disfrutar!!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Estoy recien casada y mi esposo es uruayo le voy hacer la torta de dulce de leche para su cumpleanos si puedes enviarme un consejo adicional me encantaria

    • Hola, Gaby!!Esta es una receta llena de consejos, estoy segura que triunfarás con ella y que a tu esposo le encantará, sé generosa con el dulce de leche. Suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *