Si hay conservas fáciles y que apenas llevan tiempo, ésta es una de ellas, os lo aseguro, la reina de las conservas rápidas,

Os cuento como la hago…

En primer lugar hacemos un almíbar con un litro de agua y medio kg. de azúcar y lo llevamos a punto de ebullición, bajamos el fuego y dejamos que hierba despacito durante unos 10 minutos .

Incorporamos la fruta que queramos envasar  y la dejamos hervir a fuego muy suave entre 3 y 5  minutos, dependiendo del grado de madurez de la misma. (La fruta la puedes cortar de la forma que mejor te parezca.)

A continuación rellenamos los frascos (bien limpios y esterilizados) con la fruta y terminamos de cubrir con almíbar.

Continuamos con el proceso de envasado al vacío que explico AQUÍ. Atención al envasado, sino lo hacemos correctamente perderemos la conserva.

En este caso hice dos frascos de cerezas-picotas maduras pero no pasadas y un kg de albaricoques que les faltaba una pizca para estar en su punto justo de maduración.

Maravilloso poder tener conservas caseras, no me cansaré de animaros a hacer algún frasco, es una tremenda satisfacción verlos adornar las estanterías de nuestra despensa.

¿No son maravillosas las conservas? ¡ánimo, lo casero cotiza al alza! –

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *