Me encantan los tomates cherrys, y no sólo a nivel sabor, que también, me gustan esteticamente, son tan pequeñitos y tan redonditos que parecen canicas.
Para decorar ya son la bomba, cualquier plato, quiche, o ensalada gana enteros con un cherry que le de ese toque de color tan chulo.
Los cherrys son una novedad de los últimos años, antes yo no recuerdo que los hubiese, al menos aquí en Galicia.
Ahora los hay hasta en los mercados de las aldeas gallegas. Hay una feria quincenal a más o menos 20 km de A Coruña en una localidad llamada Payosaco que es la bomba, no imaginais lo que disfruto cuando voy. Hay verduras, huevos, patatas de aldeas próximas, llevados al mercado por los propios agricultores. También hay gallinas, conejos, corderos ¡¡vivos!!, a mayores hay lo que en todos los mercadillos del mundo, los puestos de ropa de los marroquíes y de los senegaleses.
Bueno, el tema principal (aunque no lo parezca por lo que me enrollo, hay tema principal) es que la semana pasada fui a la feria y además de traer (uffffff, ni se sabe) compré por ¡¡¡1 euro!!! una caja de cherrys en la que debía de haber cerca de 3 kilos.
La verdad es que inicialmente los compré con la certeza de que haría una cosa con ellos ¡¡¡fotos!!! y vaya si hice, de todas las maneras menos dentro de la lavadora. Pasada la fiebre y después de dos o tres días, pensé en darles utilidad y los hice en conserva.

Os cuento como los hice…

  • Ingredientes
  • – Tomates cherrys
  • – 3 o 4 cucharadas de azúcar (para espolvorear por encima)
  • – Pizca de sal
  • – Tomillo, orégano, albahaca, comino y todas aquellas hierbas aromáticas que tengas por casa. (yo las puse frescas porque las cultivo en la terraza)
  • – Aceite de oliva virgen extra
  • –  Sal y pimienta negra.
  • Elaboración
  • – Se lavan bien los tomates y se ponen a escurrir.
  • – Se parten a la mitad y se colocan en una asadera de hornear forrada con papel sulfurizado.
  • – Se espolvorea de azúcar, de sal y de pimienta.
  • – Se rompen las hierbas aromáticas groseramente con la mano  y se ponen por encima.
  • –  Se vierte un chorro de aceite de oliva virgen extra.
  • – Se hornea a 110º durante una hora y media y se comprueba, si te gustan más secos, los dejas media hora más.

Envasa con el líquido que sueltan los tomates durante la cocción, verte un chorrito de aceite por encima de todo y proceder al envasado de la forma explicada AQUÍ. Utilicé botes pequeños para envasar para no correr riesgos de que se quede la mitad del bote sin utilizar perdido por la nevera pero si sois muchos en casa, mejor sin duda es envasar en frascos más grandes.

¡¡Os deseo buen día!!

firma recortada

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Pero cuantos asas a la vez en kilos y otra cosa hechas las hierbas también en los frascos o se las quitas y hechas el liquido que suelta?

    • Espe, todas tus preguntas están contestadas en la publicación.
      3 kilos.
      las hierbas las puedes dejar o quitarlas, según prefieras.
      envaso con el líquido

  2. Connie Bohin

    Querida Frabrisa, siempre sigo tus recetas que son tan buenas , repetibles y confiables. Tego una duda referent de la temperature par aesta receta esta en Grados Celcius o Farenheit?. Gracias por tu respuesta. Abrazos desde USA.

    • Hola, Connie, para esta receta necesitas poner tu horno a 230º Farenheit. Muchas gracias por tus lindas palabras. Un beso grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *