Una de las opciones estupendas para las fiestas Navideñas o para cuando tenemos invitados es poner un pescado al horno y entre todos, la lubina es una elección maravillosa. La prepararemos entera con cabeza incluida y la hornearemos en una fuente llena de verduras, sin duda, la más fácil y exquisita de las recetas.

Una guarnición muy adecuada es una cama de patatas, calabacín o berenjena, tomate y cebolla. Solo hay un requisito a tener en cuenta en esta receta, los tiempos son diferentes para los ingredientes así que iremos por partes y pondremos antes lo que más tiempo de horneado necesitan.

Una receta deliciosa puede perder todo su encanto si pasamos de cocción las verduras que queremos que queden un poco al «dente» y sobre todo, bajo ningún concepto debemos cocinar demasiado la lubina o cualquier pescado,mejor quedarse escaso de horneado que pasarse. El tiempo de cocción total hay que ajustarlo al grosor de la lubina. Estaremos pendientes del horno para que este magnifico pescado nos quede exquisito

Lubina SALVAJE al horno con verduras
 
4 personas
Frabisa:
Cocina: marinera
Ingredientes
  • 1 lubina salvaje de 1kg y ½ aproximadamente
  • 2 tomates
  • 3 patatas
  • 1 calabacín mediano
  • ½ pimiento verde y ½ pimiento rojo.
  • 1 cebolla dulce mediana
  • Sal, pimienta negra de molinillo
  • 100 ml de vino blanco (o cerveza rubia)
  • Aceite de oliva virgen extra.
Instrucciones
  1. Corta las patatas en rodajas bien finitas y extiéndelas por la bandeja del horno forrada con papel de hornear. Espolvorea sal y pimienta negra
  2. Lava y pela el calabacín (puedes dejarle la piel si lo prefieres) y córtalo en rodajas finas.
  3. Cubre con papel de aluminio para que se genere vapor y ayude a cocinar sin resecar. Horneamos en horno precalentado con calor abajo y aire a 170º durante 20 minutos.
  4. Añadimos los pimientos cortados en tiras y la cebolla cortada en rodajas bien finitas, regamos con el vino, espolvoremos sal y pimienta y un hilo de aceite de oliva.
  5. Horneamos ahora sin cubrir durante 18 minutos a igual temperatura.
  6. Recuperamos la bandeja y ponemos encima la lubina limpia, con sal y a la que practicaremos unos cortes marcando raciones.
  7. Hornearemos durante 25 o 30 minutos dependiendo el grosor de la lubina.
  8. Cuando falten 5 o 7 minutos ponemos por encima del resto de la verdura el tomate cortado en rodajas. Lo ponemos sin sal y cuando lo saquemos espolvoreamos un poco de sal Maldon o sal fina . Si te gusta el tomate más hecho lo puedes poner al tiempo que pones la lubina.
  9. Finalizado el horneado, retira y sirve.
Frabiconsejos
¿tu horno no tiene aire? hornea con calor abajo y arriba a igual temperatura, aunque posiblemente tengas que emplear más minutos
Consejos para una lubina al horno perfecta:
Si quieres diferenciar una lubina salvaje de una procedente de acuicultura, fíjate en las escamas. Las primeras son más brillantes y están perfectamente alineadas. Las de criadero sufren más rozamientos. En la pescadería tienen que informar del origen y su precio también te orienta, ya que el de la salvaje suele ser mucho más elevado que la de acuicultura. Su sabor también es más intenso.

La lubina es uno de los pescados blancos más grasos, por lo que asada al horno entera queda muy jugosa. Tiene una carne compacta y un sabor delicado que no requiere elaboraciones muy complejas. El punto más crítico de esta receta es no pasarse de horneado.

Para limpiarla, no la laves, pásale mejor un paño mojado para no restarle sabor.

Si compras lubina de ración y vas a cocinar varias, pide que sean de un tamaño similar. Las pequeñas pueden pesar unos 300 g .

La textura de la carne de la lubina salvaje es sencillamente extraordinaria.

A disfrutar!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. NombreVictoria

    Hola bonita,me encanta la lubina y tengo la suerte de poder encontrarla salvaje en Punta,y siempre le pongo un fon de patatas y verduras ,me llevo tu truco de poner las verduras tapadas con papel de aluminio,la verdad es que ahorran un monton de tiempo
    Te ha quedado una lubina deliciosa¡¡¡
    Besitos¡¡

  2. Ayer sábado prepare dos robalizas, para mi pareja y para mi, de forma muy parecida, solo que sin calabacín y berenjena, a mayores añadí un diente de ajo y laurel, que para mi es imprescindible, me salieron riquisimas. O meu home felicitoume cen veces polo boas que estaban, que facía moito tempo que non comía unhas robalizas tan saborosas. Probarei a vindeira vez a facelas con cabaciño e berenxena. Grazas pola idea.

  3. José Manuel Gil Losada

    Muchas gracias por tus aportaciones diarias. Llevo metido en la cocina desde que me jubilé con 68 años ahora cumplo los 75 en enero y mi mujer fue mi primera maestra y la jubilé de esa tarea diaria en la que ya llevaba desde que nos casamos y tenía 22 años. Pienso que era justo liberarla. Me encontré con un mundo nuevo del que disfruto cada día así que no tengo mérito en la tarea que le quité a mi Carmen. Una vez dados los primeros pasos internet y gente tan generosa como tú habéis sido mis tutores día a día.
    Soy paisano tuyo, de Santiago, aunque vivo desde los 8 años en Sevilla. Toda mi familia paterna es gallega y la materna sevillana así como mi esposa.
    Muchas gracias Isabel por compartir tus amplísimos conocimientos culinarios. Cada día espero tu receta y muchas, como la de hoy, las preparo exactamente igual que tú lo que me produce mucha satisfacción.
    Unha forte aperta.

    • Querido, José Manuel. Me encanta lo que me cuentas y como se nota lo mucho que disfrutas cocinando. Me encanta Sevilla, pasé de fin de año a Reyes ahí con mi autocaravana hace 3 años y me encantó todo lo que vi y la amabilidad del pueblo sevillano. Sigue disfrutando mucho de la vida y de la cocina. Un abrazo

  4. Natividad de Pinto Torrejón

    Buenos días de Domingo.
    Efectivamente, no tienen nada q ver una lubina salvaje ,con la q no lo es.
    Le receta aunque clásica, es la .Mejor.
    Gracias por tus regalos de recetas.
    Buen día. Un besito.

  5. Fa risa, por qué le pones tomate a todo? El tomate tiene un sabor dominante, y al final todo sabe a tomate! Yo procuro no usarlo en los asados, y poco en los guisos.
    Leo tus recetas todos los días, y me gustan mucho tus fabriconsejos. Gracias.

    • Hola, Nicolás!! Noooo, a todo no, a los bizcochos no le pongo tomate. Pongo tomate a los asados, a las empanadas, a los guisos, a las salsas, casi a todo lo que también le pongo cebolla, ajo a veces y es que el tomate (si es bueno) es muy rico y aporta jugosidad, no me gustan los platos secos y en cualquier caso, es cuestión de gustos y yo cocino como me gusta comer, algo que pido a mis lectores que hagan, así que lo más adecuado, Nicolás, es que tú no se lo pongas si no te gusta. Un saludo y feliz domingo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *