El salmonete es un pescado caro y que figura en la mayoría  de las cartas de los grandes restaurantes, es casi un fijo en los menú degustación, sin embargo yo nunca lo había hecho en casa, hasta el otro día. La verdad es que estaba a un precio más bajo del habitual y quise darme el capricho. ¿Os digo la verdad? bien pero sin dar saltitos, para mí tiene un sabor muy rico pero demasiadas espinas y lo segundo es un inconveniente importante.

Deliciosa resultó la salsa ragú de tomate.

Os cuento como lo hice..

  • Ingredientes (para 2 personas)
  • – 2 salmonetes
  • – Hojas de espinacas frescas
  • – Vinagre balsámico
  • Para el ragú de tomate
  • – 50 gr. de tomates secos (yo en aceite de oliva de Carrefour)
  • – 50 gr. de tomate triturado
  • – 25 gr. de chalota picada (o cebolla)
  • – 25 gr. de aceitunas picadas
  • – 1/4 de vaso de cerveza
  • – 1 cucharada de aceite de oliva
  • – Sal
  •  Para la salsa de perejil fresco
  • – 1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • – Perejil fresco (50 gr. aproximadamente)
  • Elaboración
  • Espinacas
  • – Lavamos bien las espinacas desechando los tallos.
  • – Cocerlas en una olla con un vaso de agua y tapada durante apenas 3 minutos desde que empiecen a hervir. No le echo sal al agua para que no pierda el color verde tan intenso de la espinaca. Se pasa a un colador y se deja hasta el momento de utilizar a fin de que vaya perdiendo el agua. En el momento de servir le pondremos una pizca de sal.
  • El ragú
  • – Dorar la chalota picada finamente,espolvorear una pizca de sal, agregar los tomates secos cortados, la cerveza (dejar evaporar durante unos segundos), añadir las aceitunas, dejar cocer durante un minuto y pasar al vaso de la batidora, triturar y reservar.
  • Salsa de perejil fresco
  • . Poner en el vaso de la batidora el aceite y el perejil cortado con la tijera, triturar hasta formar una cremita, pasar a un biberón de cocina. Lo que sobre se guarda (a temperatura ambiente o en frigorífico) para otras preparaciones. Reservar
  • – Freir en unas gotas de aceite  los filetes de los salmonetes (pediremos al pescadero/a que nos lo prepare al efecto). La sal se la pongo cuando ya están hechos, antes resecaría la carne del pescado.
  • Montaje del plato
  • Repartir el ragú en un lateral del fondo del plato, en otra parte del plato pondremos una cucharada de salsa de perejil. Colocamos encima las espinacas y los salmonetes por encima de éstas. Decoramos con un hilo de vinagre balsámico.

Frabiconsejo: La salsa de ragú, exquisita, fina y elegante es maravillosa para utilizar con pescados blancos, si nos sobra la guardaremos en un frasco de cristal en la nevera.

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *